www.madridiario.es
La dalieda convertida en rosaleda
Ampliar
(Foto: Antonio Castro)

La dalieda convertida en rosaleda

lunes 25 de mayo de 2020, 15:56h

Siendo alcalde Ruiz Gallardón, su concejal Pilar Martínez se empeñó en convertir la escombrera que había junto a la basílica de San Francisco el Grande, en un nuevo parque para Madrid. Sobre este terreno se supone que se había levantado el convento de San Francisco. Llevaba décadas abandonado y siendo un foco de suciedad e inseguridad para el barrio. Los vecinos sostuvieron una lucha para conseguir que el conocido como parque de la Cornisa, se mantuviera ante la pretensión del arzobispado de levantar allí grandes edificios. Aquel proyecto no salió adelante.

El 7 de mayo de 2007 se pudo por fin inaugurar el parque que se había poblado casi exclusivamente con dalias. De ahí que sea conocido como la dalieda de San Francisco el Grande. No es muy extenso, poco más de 4.000 metros cuadrados, y está presidido por un conjunto monumental que representa a San Isidro y al ángel que le hacía los trabajos mientras oraba. La escultura, realizada por Santiago Costa, perteneció al grupo monumental que componía la fuente de homenaje a Juan de Villanueva, erigida en 1943 en la Cuesta de San Vicente. Al reconstruirse la puerta de San Vicente, dicha fuente fue trasladada al paseo de Camoens sin las esculturas. Esta obra, conocida como El sueño de San Isidro, acabó en el nuevo parque.

La dalia es una flor estacional de corta vida. Tal vez por eso ha acabado siendo sustituida por rosales, de manera que el parque, en estas semanas, es una espléndida rosaleda. Aunque permaneció cerrada, como todos los parques, durante las primeras semanas de confinamiento, fue de los primeros espacios en reabrirse dada su reducida superficie. Como no hemos podido disfrutar en todo su esplendor de las bellísimas rosaledas del Retiro y del Parque del Oeste, la de San Francisco ha sido un oasis en estos últimos días. Y, sobre todo al atardecer, la balconada que cierra el parque ofrece una extraordinaria panorámica de la Casa de Campo y del oeste de la ciudad. Las altas temperaturas ya parece que se han asentado y la floración está terminando en la mayoría de las especies que se han plantado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios