www.madridiario.es

OBRAS EN LA 'NUEVA' CIUDAD DE LA JUSTICIA

Edificio que albergará el Instituto de Medicina Legal.
Ampliar
Edificio que albergará el Instituto de Medicina Legal. (Foto: Comunidad de Madrid)

El Instituto de Medicina Legal, operativo en otoño con una sala de bioseguridad para ‘autopsias Covid-19’

miércoles 15 de julio de 2020, 07:00h

La Comunidad de Madrid desempolva el proyecto para concentrar las sedes judiciales regionales en la malograda 'Ciudad de la Justicia'. Si bien rediseñará el plan inicial, que se remonta al primer mandato de Esperanza Aguirre, prevé inaugurar el primero de los edificios el próximo mes de octubre. En la única construcción que se ejecutó de las 15 previstas se instalará el Instituto de Medicina Legal (IML), que acogerá una sala de bioseguridad para realizar autopsias a fallecidos por coronavirus, entre otras patologías víricas.

El Consejo de Gobierno aprueba este miércoles el inicio de los trabajos de finalización de este inmueble, cuyas obras se paralizaron en 2009 y permanece en desuso desde entonces. No obstante, el consejero de Justicia e Interior, Enrique López, ha precisado que el edificio se ha conservado este tiempo en condiciones de seguridad. "Ha tenido un mantenimiento excelente que permitió su utilización como depósito provisional de cadáveres", ha señalado en relación con su habilitación como morgue durante el pico más dramático de la pandemia.

Los trabajos de adecuación se han adjudicado a la empresa Dragados por la vía de contrato de emergencia y con un presupuesto de 4,3 millones de euros. Este modelo de tramitación permitirá el comienzo inmediato de las obras. "Esperamos que la semana que viene", ha avanzado López. Se estima que la duración de las mismas se prolongue "unos tres meses y medio".

Al término de esta rehabilitación, los profesionales que trabajan en el Instituto Anatómico Forense se trasladarán de su ubicación actual en la Universidad Complutense a estas nuevas dependecias. Este edificio singular, conocido como el 'dónut' por su base circular, se compone de 13.500 metros cuadrados divididos en ocho plantas. Con su entrada en funcionamiento, el consejero de Justicia considera que se posicionará como "referente en el estudio forense en Europa, sin dudas, y me atrevería a decir que mundial".

El diputado 'popular' también ha puesto en valor que este nuevo servicio "va a contribuir a salvar vidas" al encontrarnos en un escenario en el que se ha evidenciado “la necesidad de que Madrid tenga un Instituto de Medicina Legal a pleno rendimiento”. Este órgano establecerá sinergias con el nuevo Hospital público de Emergencias, especializado en pandemias, que ya se levanta en una parcela contigua en Valdebebas.

Interior de la Ciudad de la Justicia.

Capacidad para 225 cadáveres y sala de bioseguridad

La infraestructura dispone de cámaras de conservación para 125 cuerpos, a las que se suman otras dos cámaras frigoríficas colectivas con capacidad para recoger 100 cadáveres más. Asimismo, el Insituto de Medicial Legal estará equipado con 19 mesas de autopsias, con posibilidad de habilitar otras 34 adicionales.

En las instalaciones, repartidas en dos sótanos y cinco alturas, también se han dispuesto salas para servicios generales, patología, antropología y odontología forense, además de laboratorios y departamentos de toxicología y bioquímica, forense, hemogenética forense y aulas magnas de formación e histopatología.

Completará las dotaciones una sala de bioseguridad en la que se podrá practicar autopsias a cuerpos cuya causa de fallecimiento esté vinculada a virus o pandemias como el Covid-19. Este entorno específico permitirá a los médicos foreneses, los auxiliares de estos, técnicos de laboratorio y fotógrafos que intervienen en el proceso trabajen bajo un marco estricto de seguridad y "bajo criterios de la autoridad sanitaria".

Por otro lado, el Consejo de Gobierno madrileño acordará también un contrato de suministro de material de protección especializado para uso del personal que integrará el IML una vez concluya la obra. La cuantía de este asciende a 250.000 euros y se destinará a la compra de 55.000 mascarillas higiénicas de tipo TNT de tres capas, FPP, FFP2 y FPP1, así como 2.760 cajas de 100 guantes de nitrilo; 8.250 buzos de protección; 8.777 botas desechables; 2.025 batas impermeables; 500 gorros, 50 protectores faciales; 1.000 unidades de gel hidroalcohólico y 25 alfombras quirúrgicas. Estos equipos se requerirán en la realización de autopsias clínicas con riesgo biológico de contagio, entre otras actuaciones.

Impulso a la zona de Valdebebas

Enrique López ha definido el estreno del Instituto de Medicina Legal como "un hito" y se ha referido al edificio que lo cobijará como un "símbolo de lo que va a ser la infraestructura inmobiliaria del Partido Judicial de Madrid". Su emplazamiento se determinó en el año 2005, en un área de incipiente crecimiento urbanístico. Hoy, Valdebebas se ha posicionado como uno de los desarrollos con mayor proyección de la ciudad no solo a nivel residencial, sino de negocios y servicios.

En este barrio ubicado entre Barajas y Hortaleza ya ha dado comienzo la construcción del hospital de epidemias de la Comunidad de Madrid, surgido para dar respuesta a posibles crisis sanitarias futuras similares a la actual. Además, en el mismo término se han previsto la nueva terminal del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas y la ampliación de Ifema. A fin de mejorar la movilidad en la zona, el Gobierno autonómico anunció la semana pasada sus planes para la ampliación de la Línea 8 de Metro de forma que conecte Valdebebas con Feria de Madrid y el propio aeropuerto.

Retomar la Ciudad de la Justicia

El solitario 'dónut' que ejercerá como sede del Instituto de Medicina Legal representa el fracaso del primer macroproyecto para concentrar las sedes judiciales madrileñas. La iniciativa se gestó durante la primera legislatura presidida por Esperanza Aguirre e incluía la edificación de hasta 15 instalaciones de estilo vanguardista. Sin embargo, más de tres lustros después la parcela permanece vacía pese a una inversión de más de 100 millones de euros procedentes de las arcas públicas.

El plan orquestado por la 'lideresa' se topó con la crisis económica de 2009, año en que las obras se paralizaron. Con Cristina Cifuentes en Sol, el Gobierno regional optó por desentenderse del proyecto y abandonarlo después de denunciar ante la Fiscalía "irregularidades" en la planificación original. Para entonces, Acciona y OHL ya habían concurrido al proceso de licitación para retomar en 2015 las obras. Ante la imposibilidad de hacerlo, presentaron un recurso de casación sobre el que el Tribunal Supremo no se ha pronunciado hasta este mismo mes de marzo de 2020.

La sentencia emitida favorece a la Comunidad de Madrid al avalar el desestimiento del Ejecutivo autonómico sobre el proyecto anterior de Ciudad de la Justicia. Por tanto, da vía libre para “repensar, rediseñar y poner en marcha" el nuevo proyecto de concentración de sedes que ahora plantea el equipo que lidera Isabel Díaz Ayuso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios