www.madridiario.es

LA TERRAZA DE GRAN VÍA

Javier García, jefe de servicio de Anestesiología, Cuidados Críticos, Quirúrgicos y Dolor del Hospital Universitario Puerta de Hierro, en la Terraza de Gran Vía
Ampliar
Javier García, jefe de servicio de Anestesiología, Cuidados Críticos, Quirúrgicos y Dolor del Hospital Universitario Puerta de Hierro, en la Terraza de Gran Vía (Foto: Chema Barroso)

Javier García, anestesiólogo: "En la primera ola de la Covid, fuimos los que gestionamos el 60 por ciento de las UCI"

"Los anestesiólogos, como el resto de sanitarios, lo hemos dado todo"

viernes 20 de noviembre de 2020, 07:45h

El jefe de servicio de Anestesiología, Cuidados Críticos, Quirúrgicos y Dolor del Hospital Universitario Puerta de Hierro, Javier García, ha presentado su candidatura a la presidencia de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR). Unas elecciones que se celebran este sábado y que pretenden dar un "giro generacional" que además suponga una mejora en la comunicación interna entre los socios y externa a través de los medios de comunicación para que se conozca realmente la profesión: "La anestesiología cubre tres áreas muy importante: los cuidados intensivos para pacientes quirúrgicos, las anestesias y sedaciones y la medicina del dolor". De la labor tan importante que desarrolla este colectivo médico habló García en la Terraza de Gran Vía con la directora de Madridiario, María Cano.

Una oportunidad para conocer de cerca la candidatura del anestesiólogo que surge después de que el colectivo se haya sentido "invisible" durante décadas, algo que cambió en la primera ola de la Covid-19: "En el peor momento de la primera ola, gestionamos el 60 por ciento de las Unidades de Cuidados Intensivos de enfermos de coronavirus", eso explica, según afirma García, cómo fue posible multiplicar las camas de UCI con el mismo personal o incluso con menos, si tenemos en cuenta las bajas. Muchos de ellos cayeron enfermos, en concreto el 33 por ciento de su servicio, incluido él mismo. "No tenía entre manos presentarme a las elecciones pero la Covid me tocó mucho. Enfermé de ello, estuve muy mal y a punto de ser intubado, conocí el lado oscuro de la enfermedad. Cuando pasó todo, vi que desde la Sociedad Científica no se hizo todo lo que se podía haber hecho para visualizar nuestra situación", explica García sobre el motivo que le impulsó a presentarse a las elecciones. "Los anestesiólogos, como el resto de sanitarios, lo hemos dado todo pero te queda una sensación de casi no existir para el resto, ni siquiera para los propios colegas de profesión".

El deseo del experto es que los anestesiólogos recuperen el "orgullo" de permanencia a este área, que debe convertirse en "referente" en el mundo. "Solo el 15 por ciento de los profesionales está afiliado", concreta, cuando en otras especialidades la minoría es la que no se afilia. Además, considera fundamental impulsar la comunicación, tanto interna como externa, y estar presente en las redes sociales. Pero sobre todo le interesa despertar el interés por afiliarse entre los más jóvenes, que lleguen a identificarse con la Sociedad y que se sientan representados por ella, para lo que queda un largo camino por recorrer que puede comenzar este mismo sábado. Fruto de ese desinterés actual es la baja participación en este tipo de elecciones, algo que espera revolucionar aprovechando la visibilidad que les ha dado el momento actual.

García es, además, uno de los mayores expertos en ventilación mecánica, de la que tanto oímos hablar desde el mes de marzo, y destaca lo importante que es la especialización, la profesionalidad y el rigor en este ámbito porque "lo que hay que hacer es no incrementar el daño pulmonar asociado a conectarte a un respirador que puede salvarte la vida, pero con medidas de protección pulmonar, porque la forma de ventilar influye en su pronóstico vital".

La medicina del dolor también apasiona al candidato a la presidencia de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR). "Cuando no se alivia el dolor a un enfermo es ahí donde entramos". Las unidades de dolor crónico cuentan con especialistas que pueden conseguir "un milagro": "Imagina una persona que todos los días de su vida se levanta con dolor y a la que los médicos ya han desahuciado. Con nuestra actuación, pueden mejorar su calidad de vida". El objetivo pasa por lograr formar a más 'superespecialistas' en el tratamiento del dolor crónico aunque también se lamenta de que muchos hospitales ni siquiera cuentan con una unidad de este tipo. Con las cosas claras, experiencia sobrada, muchos planes e ilusión espera revolucionar la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR) a partir de este sábado si sale investido presidente.





¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios