www.madridiario.es
Los docentes priorizarán los aprendizajes esenciales para avanzar durante el curso siguiente
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

Los docentes priorizarán los aprendizajes esenciales para avanzar durante el curso siguiente

martes 21 de abril de 2020, 20:31h

La Comunidad de Madrid ha anunciado este martes que ha remitido a los centros educativos de la región las instrucciones a seguir para el desarrollo del tercer trimestre y el final del curso escolar 2019-2020.

Según ha detallado el Gobierno regional a través de un comunicado, con el documento que han enviado a los centros se establecen unos criterios y unas pautas básicas de trabajo que ayuden a orientar la actividad educativa, reforzando la necesaria coordinación entre el profesorado, liderado por los equipos directivos “con el apoyo de los profesionales de atención a la diversidad, todos los cuales desde un primer momento han demostrado su compromiso con el alumnado madrileño mediante el impulso de la formación a distancia y por internet, y teniendo muy presente el importante papel desempeñado por las familias en este contexto”.

Las instrucciones señalan que una parte fundamental del trabajo educativo estará centrado en el repaso, profundización y afianzamiento de los contenidos y las competencias abordadas desde el comienzo del presente curso. Además, y dada la prolongación del periodo de suspensión, se avanzará en aspectos del currículo con las adaptaciones y la flexibilidad necesarias. Los profesores, por su parte, priorizarán aquellos aprendizajes esenciales para permitir el progreso académico en el curso siguiente o la obtención del título o certificado correspondiente.

Las instrucciones establecen que una vez se reanuden las clases presenciales, los profesores deberán priorizar “los contenidos y las competencias que no pudieron abordarse a distancia por requerir la utilización de material específico o la realización de actividades prácticas”.

El texto remitido a colegios e institutos hace especial hincapié en los alumnos en situación de desventaja o con problemas especiales del aprendizaje, para quien el Ejecutivo regional ya diseñó un una plan con medidas de refuerzo educativo.

Por tanto, para aquellos alumnos con necesidades educativas especiales, con dificultades específicas de aprendizaje o con necesidades de compensación educativa, se realizará la modificación, adaptación y seguimiento de las adaptaciones significativas o de los planes de apoyo y refuerzo, según corresponda, que se consideren necesarios. En caso de no superarse, se realizarán adaptaciones y planes específicos personalizados de apoyo y refuerzo educativo de cara al curso escolar 2020-2021.

Proceso de evaluación

Otro de los aspectos reflejados en las instrucciones es la parte referida al proceso de evaluación, que se centrará en los contenidos y las competencias abordadas en los dos primeros trimestres, de tal manera que los profesores valorarán que las actividades de aprendizaje y de evaluación realizadas a distancia suponen un ritmo diferente y, por eso, realizarán una evaluación individualizada, atendiendo a las circunstancias personales y educativas en cada caso.

Las actividades de evaluación no presenciales deberán buscar la variedad en los instrumentos de evaluación (videoconferencia, correo electrónico, plataformas educativas, telefonía, etc.).

Por lo tanto, en la evaluación se tendrá en cuenta la evolución del alumnado durante los dos primeros trimestres del curso escolar y el trabajo desarrollado durante el tercer trimestre, es decir, todos los trimestres tendrán valor académico. Sin embargo, los docentes deberán valorar las posibles carencias no achacables al propio alumnado para asegurarse de que ello no penalice su calificación, por lo que ningún alumno debe resultar perjudicado por la modificación de los criterios de calificación programados a principio de curso.

Las instrucciones señalan que es fundamental que los profesores informen conveniente y periódicamente a los alumnos y, en su caso, a las familias, de las actividades que van a realizar y de los contenidos de la programación que van a ser fundamentales para su progresión y aprovechamiento futuro.

En cuanto a las repeticiones de curso, el documento dicta que la promoción y la titulación deberá respetar la normativa vigente Estatal y de la Comunidad de Madrid para cada enseñanza. Hay que tener en cuenta, que la permanencia de un año más en la etapa tiene un carácter excepcional y se adopta tras haber agotado el resto de medidas ordinarias de refuerzo y apoyo para solventar las dificultades de aprendizaje del alumno.

Por último se fijan las fechas de las evaluaciones finales, que deberán estar concluidas antes del 16 de junio, las ordinarias, y del 26 de junio, las extraordinarias. En segundo de Bachillerato, los centros programarán la evaluación final ordinaria antes del 23 de junio, mientras que la prueba extraordinaria se realizarán por los centros los días 1 y 2 de septiembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios