www.madridiario.es
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid
Ampliar
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid (Foto: COMUNIDAD DE MADRID)

Díaz Ayuso rechaza el acuerdo entre ERC y Gobierno para avanzar en la armonización fiscal

viernes 27 de noviembre de 2020, 11:59h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha rechazado este viernes el acuerdo entre ERC y Gobierno para avanzar en la armonización fiscal, ya que cree que busca perjudicar la economía madrileña, y ha negado que Madrid sea un paraíso fiscal: "Rufián tiene razón. Madrid es un paraíso, pero de libertad y de respeto a los ciudadanos, y no de imposición política".

En una rueda de prensa en Barcelona, ha criticado que, a su juicio, este acuerdo es "insensato y falso", ya que cree que no busca mejorar la economía, sino perjudicar a Madrid, y ha acusado al PSOE de alimentar al independentismo en este asunto.

"Yo descarto ese mantra sobre la armonización fiscal, que, por cierto, no defiende una armonización del español, una armonización de derechos para todos los españoles y ni siquiera una armonización de la convivencia. Solo pretenden imponer ideológicamente una política fiscal, no para mejorar Cataluña, sino para seguir perjudicando a Madrid", ha recriminado.

Ayuso ha advertido de que va a "pelear con uñas y dientes" contra este pacto, y ha sostenido que al PSOE le costará explicar que subirá impuestos a los empresarios madrileños.

Armonizar a la baja

Para ella, la armonización fiscal "es un debate falso que significa subir impuestos en Madrid", y ha afirmado que, si quieren hacerlo, que sea para bajar la presión fiscal en toda España y no para subirla.

"Si hay que armonizar algo, que sea con el ejemplo de los que mejor les va" y los que crean empleo, ha dicho en referencia a Madrid, que asegura que han bajado impuestos y que ha funcionado bien.

En este sentido, ha recriminado al independentismo que busque "recaudar más para ellos, para su negocio, para imponer al resto de los catalanes cómo tienen que vivir, cómo tienen que sentir y en qué lengua tienen que hablar, para perpetuarse".

La presidenta de la Comunidad ha insistido en que este acuerdo es "una imposición directa y un ataque frontal contra Madrid" para intentar dividir a los españoles, según ella, y lo ha achacado tanto al independentismo como al Gobierno.

"El problema es cuando el Gobierno de España no hace nada para impedirlo, sino que lo alimenta y es cómplice de ello", y ha acusado al PSOE de llevar tiempo promoviendo críticas al modelo fiscal madrileño.

"Asfixiar" a los ciudadanos

Ayuso ha pedido al independentismo que "deje de asfixiar la vida de todos los ciudadanos, la libertad de las familias para elegir los colegios y la libertad de los comerciantes para prosperar, y que la asfixia económica que se somete a las clases medias por los impuestos y la burocracia no conducen a ningún camino, más que a la tiranía".

Considera que los últimos gobiernos de la Generalitat han empobrecido Cataluña y han provocado que muchas empresas y empresarios se hayan ido a Madrid "de manera forzosa porque no aguantan más".

"Estas personas y empresas se van de Cataluña y van a otras comunidades como Madrid, y se encuentran que los mismos ahora pretenden hacer política nacional y una nueva política fiscal. No se pueden librar de ellos en ningún sitio", ha lamentado.

Visita a Barcelona

Ayuso explicado que en su visita a Barcelona entre el jueves y este viernes se ha reunido con entidades como S'Ha Acabat, Societat Civil Catalana (SCC), la Asamblea por la Escuela Bilingüe y con empresarios de la restauración, la hostelería y con representantes de la escuela concertada para "hablar con la sociedad civil catalana".

En estos encuentros, se ha comprometido a "seguir potenciando un puente económico entre Madrid y Cataluña" de muchos empresarios de ambos sitios que quieren trabajar juntos, y también trabajará con SCC para que los empresarios catalanes instalados en la capital se organicen y tengan más diálogo entre ellos.

"Ataque directo al español"

Además, ha cargado contra la Ley Celaá, que ve como un "ataque directo al español", y contra el modelo lingüístico en la escuela catalana, ya que considera que las familias no pueden escoger cómo escolarizar a sus hijos.

Ayuso ha destacado que prevé visitar más Cataluña en los próximos meses, pero que priorizará reunirse con colectivos que defiendan la pluralidad y el respeto para todos los catalanes, y no con los cercanos al independentismo y los que busquen hacer política "a través de la tiranía y las imposiciones".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

6 comentarios