www.madridiario.es

Diario de una pesadilla 19 de junio

viernes 19 de junio de 2020, 12:28h

La Sociedad Española de Microbiología ha hecho una recomendación ante la nueva normalidad y el uso de las mascarillas. Aseguran que hay que evitar airear la mascarilla usada o meterla en el bolso o en un bolsillo de cualquier manera. Debemos evitar esparcir patógenos. Lo recomendable es guardar la mascarilla en un sobre de papel o en su defecto tela o una funda de gafas, siempre y cuando se desinfecte todos los días. También insisten en que no es bueno fumar, no solo porque sea malo para la salud, sino porque se exhalan gotitas que pueden contener partículas virales.

Hay miedo, sí. Sobre todo de que lo hagamos mal ahora que depende de nosotros. Miedo a que nos olvidemos de las normas básicas que nos han estado protegiendo durante el estado de alarma que se extingue a las 0 horas del domingo. Dice Fernando Simón que no nos lancemos a la carretera inmediatamente para cambiar de provincia o de comunidad autónoma al menos hasta que el riesgo de contagio sea cercano a cero. ¿Cómo paramos las ansias de movimiento de tantas personas que han estado confinadas? Yo conozco a más de uno que ya tiene hasta las maletas hechas. Ahora dependerá de la responsabilidad personal de cada cual y de las medidas especiales de protección que demos a las personas que tienen que coger transporte público. Pero es que con la llegada del verano y después de tantos días confinados estamos como los toros cuando abren los toriles. No ser los primeros en lanzarnos a la carretera sería un consejo a tener en cuenta. Yo me quedaré en casa viendo el cambio de estación a la vez que se produce uno de los fenómenos más impactantes que nos proporciona la naturaleza. Un eclipse anular solar, también conocido como anillo de fuego.

Este fenómeno sucede cuando la luna oculta al sol y proyecta una sombra. Será bonito observar un estrecho aro luminoso alrededor de la luna, al no cubrir al sol por completo. Este fenómeno se produce porque la luna está en el punto más alejado de la tierra y no puede tapar al sol completamente.

Si al fenómeno astronómico añadimos la lectura de cualquier verso de la canadiense Anne Carson, flamante premio princesa de Asturias, pues mejor que mejor. La luna y la poesía siempre han ido de la mano. Por cierto, dice Carson que después de una vida dedicada a la poesía todavía está pensando “qué es la poesía”. Igual de enigmática que la poesía es la sonrisa de la Mona Lisa que sigue siendo objeto de estudio. El último, señala que la grandeza de Leonardo da Vinci es que fue capaz de captar a alguien que estaba empezando a sonreír, en vez de una sonrisa perfecta. Esa es la gran dificultad y el gran mérito del cuadro. Ahora se están preguntando si la destreza del gran maestro Da Vinci estaba en una gran agudeza visual o si era fruto de su permanente esfuerzo por alcanzar a ver lo que los demás no veían a simple vista. Empezar a preocuparse por estos temas, creo que nos traerá beneficios a nuestra salud mental, muy mermada con esta pandemia. ¡Buen fin de semana!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios