www.madridiario.es
Obras en los antiguos terrenos del Vicente Calderón.
Ampliar
Obras en los antiguos terrenos del Vicente Calderón. (Foto: Chema Barroso)

El desigual desarrollo del Mahou-Calderón: las viviendas crecen sin servicios públicos

jueves 14 de julio de 2022, 07:31h

En el skyline de Madrid que se dibuja a orillas del Manzanares sobresalen las grúas. Bajo el proyecto Ribera del Calderón se están levantando más de 1.300 viviendas en los terrenos liberados tras la demolición del antiguo estadio del Atlético de Madrid y la fábrica cervecera Mahou. Los primeros inquilinos se esperan para 2023, pero los nuevos equipamientos públicos del ámbito continúan sin fecha. Ante el crecimiento del barrio, los vecinos reclaman sacar "del olvido" las dotaciones comprometidas: un centro para mayores, un espacio deportivo y la ampliación de un colegio e instituto ya "masificados".

"La zona residencial va a muy buen ritmo, pero en la parcelas dotacionales prometidas no se ha hecho nada", denuncia el concejal del PSOE Pedro Barrero, que elevó las peticiones vecinales a la comisión de Desarrollo Urbano, Obras y Equipamientos de este miércoles. Según expuso el edil, el Ayuntamiento dispone de 17.000 metros cuadrados para desarrollar equipamientos municipales que "siguen en el limbo por su falta de previsión". Temen los socialistas que en el Calderón se repliquen los problemas de otros grandes desarrollos urbanísticos como El Cañaveral, Las Tablas o Montecarmelo, donde los servicios públicos llegaron años después que los primeros habitantes.

Paloma García Romero, delegada de Obras y Equipamientos, reconoció la titularidad consistorial de cinco terrenos: dos para uso residencial y otros tres para servicios municipales. "Su destino se decidirá en función de las necesidades del entorno y siempre en base a las propuestas remitidas desde el distrito como conocedor de las demandas de los ciudadanos", apuntó. Desde la Junta Municipal de Arganzuela trasladan a Madridiario que han pedido un centro de mayores "en los bajos de un edificio de viviendas que construirá la EMVS". Además, indican que la Junta de Compensación ha cedido suelo al Gobierno regional para un colegio, sin entrar en más detalles.

Respecto al centro de mayores, la Asociación de Vecinos Pasillo Verde-Imperial propuso al Consistorio apostar por "un modelo innovador intergeneracional de tipo cohousing". El mismo cubriría la demanda ya existente y debería instalarse en la planta a pie de calle de un edificio de viviendas que construirá el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida, expone Susana de la Higuera, portavoz de la asociación. La concejala de Obras ha confirmado que el área de Vivienda ha contactado con ellos "con la idea de hacer un coliving que sea residencial y centro de mayores". "Estamos de acuerdo en iniciarlo cuando se nos diga", aseguró. No obstante, desde su área precisan que todavía no barajan plazos porque primero debe edificarse el inmueble que albergará esta dotación social.

Por el momento, este es el único equipamiento que alguna administración habría solicitado. No así los vecinos, que marcan como prioritario la ampliación del CEIP Tomás Bretón y el IES Gran Capitán, ambos ubicados junto a las nuevas promociones. "Arganzuela está creciendo con familias con niños y además estos centros dan servicio al otro lado del río", cuenta Susana de la Higuera. El instituto, afirma, requiere "mejorar sus condiciones" con nuevas aulas de desdobles, laboratorios y salón de actos.

Desde la Consejería de Educación informan que "está previsto pedir ambas parcelas" al Ayuntamiento, pero puntualizan que la expansión de las instalaciones "se hará cuando sea preciso en función de las necesidades de escolarización". Aunque desde la AV Pasillo Verde-Imperial reconocen que las familias que se asentarán en las nuevas viviendas presentarán un alto poder adquisitivo y podrían optar por educación privada, advierten de que los citados centros "ya están masificados". "Ya sabemos que para el Gobierno de Ayuso la prioridad no es la pública", lamenta.

Asimismo, la AV sostiene que en la memoria del proyecto se incluye una infraestructura deportiva -ellos plantean una pista de atletismo- que se ubicaría en la zona que antes ocupaba el césped del estadio Vicente Calderón. "En periodo escolar sería para el Gran Capitán y el resto del tiempo, para los vecinos". Sobre este plan, declara la representante vecinal, "no se ha avanzado nada", aunque admite que deberá ser el último en construirse, pues primero debe completarse la cubrición de la M-30.

El fin de la participación ciudadana

El derribo del estadio rojiblanco entre 2019 y 2020 provocó molestias en la zona. Residentes y ampas de los centros educativos aledaños consiguieron entonces conformar una mesas de seguimiento de los trabajos junto al Ejecutivo local. Sin embargo, tras la pandemia esta interlocución directa "se perdió". Desde entonces, "ni siquiera nos contestan en los Plenos del distrito". "No es de recibo", se queja De la Higuera. El concejal socialista Pedro Barrero también reclama que los vecinos puedan involucrarse en el proceso. "Este desarrollo se diferenciaba de otros en que su seña de identidad era la participación ciudadana y ahora no tienen noticias del Ayuntamiento", reprueba.

Tras comprobar que en los Presupuestos de 2022 "no aparece ninguna mención" a los equipamientos previstos en el ámbito Mahou-Calderón, la asociación organizó en mayo y junio una ronda de visitas a las que invitó a todos los grupos municipales. Recorrieron la zona con ellos, atendiendo a sus propuestas y reclamaciones, Más Madrid, Ciudadanos, PSOE, Recupera Madrid y Podemos -con representación en la Asamblea-. PP y Vox no contestaron al ofrecimiento, dicen. "Nos preocupa porque el Ayuntamiento y la Comunidad nos van a dejar desatendidos", concluye Susana de la Higuera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios