www.madridiario.es
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, presenta el plan de cubrición de la M-30.
Ampliar
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, presenta el plan de cubrición de la M-30. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

La estructura que cubrirá la M-30 en el tramo del Calderón se construirá después del verano

miércoles 17 de febrero de 2021, 14:37h

El proyecto de cubrición de la M-30 a su paso por el antiguo estadio Vicente Calderón comenzará a ejecutarse en la segunda mitad del año, ha anunciado este miércoles el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. El Ayuntamiento de Madrid construirá una estructura de 620 metros de longitud y 40 metros de ancho que 'entierre' la vía de circunvalación y ejerza en el exterior como base de un parque.

La Confederación Hidrográfica del Tajo ya ha emitido la autorización pertinente y la Junta de Gobierno aprobará este jueves el plan para levantar la cubierta. La obra se licitará en un plazo de seis meses, por lo que el inicio de los trabajos sobre terreno se prevé para después del verano. La operación urbanística se prolongará durante 20 meses y su finalización se espera para principios de 2023.

El diseño proyectado por el área de Obras y Equipamientos, dirigido por la delegada Paloma García Romero, no altera el trazado actual de la M-30, con cinco o seis carriles. Por ello, seguirá conectando ambas bocas del túnel existente y permitirá la entrada desde la calle San Epifanio.

Esta actuación, cuyo coste asciende a 69 millones de euros, permitirá rematar el hasta ahora inconcluso Madrid Río incrementando su superficie en 51.500 metros cuadrados. La infraestructura posibilitará completar la continuidad ambiental y peatonal del parque urbano y "mejorar la calidad de vida de los vecinos", ha destacado el regidor madrileño.

Mínima afección en la circulación

El Consistorio ha asegurado que la afección a la movilidad de las obrás será mínima. Así, durante todo el proceso se mantendrá habilitado el desvío provisional que se abrió en paralelo al derribo del antiguo campo del Atlético de Madrid. No obstante, Almeida ha precisado que "se puede producir algún corte puntual por la noche en la M-30 durante ese tramo".

Respecto a otras molestias que puedan derivarse de las obras, el director general del Espacio Público, Obras e Infraestructuras, José Luis Infanzón, ha precisado que las viviendas más cercanas al ámbito de intervención se encuentran a un mínimo de 80 metros de distancia, por lo que no recibirán un impacto directo. Además, ha recordado que los trabajos "están monitorizados permanentemente" por los medidores de contaminación y ruido instalados durante la demolición del viejo estadio colchonero.

En esta misma línea se ha pronunciado el alcalde, quien ha aclarado que "se han tomado todas las medidas preventivas". "Asumimos el compromiso de poner todos los medios para minimizar los perjuicios derivados de las obras", ha apuntado.

Cubierta integrada con el paisaje

La estructura de la cubierta se levantará a partir de muros de hormigón armado en los laterales. Sobre estos se apoyarán vigas prefabricadas de hormigón pretensado cuya cimentación se realizará por medio de pilotes perforados del mismo material. Su disposición se ha calculado de forma que se salven las antiguas estructuras de cimentación del Vicente Calderón y el túnel de Cercanías que por allí discurre.

Según ha apuntado Infanzón, este modelo es similar al empleado en el soterramiento del resto de tramos de la M-30 en el parque urbano de Madrid Río. Asimismo, también se asemejaría a la intervención que se está llevando a cabo en las obras de la Plaza de España.

La fachada del túnel hacia el río se recubrirá con un paño de granito dando continuidad a la imagen que presenta la parte ya ejecutada. Además, se crearán tres miradores que 'volarán' sobre el cauce generando nuevas perspectivas del parque. A fin de "hacer más amable la nueva fachada", esta se integrará con el Manzanares mediante un talud verde en el que se plantará vegetación.

Al término de esta actuación, la Junta de Compensación del desarrollo Mahou-Calderón desplegará un parque sobre la cubierta que sepulte la M-30. Esta intervención tendrá una duración inferior a un año. Cuando concluyan todas las actuaciones, el entorno de la Ribera del Calderón contará con unos 3.000 nuevos árboles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

9 comentarios