www.madridiario.es
Instalaciones del Hospital Infanta Elena en Valdemoro
Ampliar
Instalaciones del Hospital Infanta Elena en Valdemoro (Foto: Hospital Infanta Elena de Valdemoro)

Denuncian “precariedad laboral” en el Hospital Infanta Elena de Valdemoro, gestionado por Quirón Salud

Por Fernando Rodríguez
martes 27 de julio de 2021, 07:34h

La Federación de Sanidad de Comisiones Obreras en Madrid denuncia que la plantilla del Hospital Infanta Elena de Valdemoro lleva 12 años ganando exactamente la misma cantidad, es decir, un salario hasta un 25 por ciento más bajo en comparación con el resto de los trabajadores de la red de hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

El origen de la desigualdad, apuntan desde CCOO, se sitúa en la adjudicación de su gestión a la empresa privada Quirón Salud en 2006 por parte del Gobierno del Partido Popular, que por aquel entonces se encontraba presidido por Esperanza Aguirre.

"El convenio de la Sanidad Privada está completamente obsoleto"

“Por ejemplo, en el Hospital Reina Sofía, que es del mismo segmento que el Infanta Elena, el personal es del Sermas y se rige por el Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud. Sin embargo, en nuestro caso, aunque el Infanta Elena reciba fondos públicos, está concesionado a la empresa privada Quirón Salud, de forma que los trabajadores se rigen por el Convenio de Sanidad Privada. Esto supone que sus condiciones laborales y económicas sean mucho peores que para los estatutarios. Se trata de un convenio totalmente obsoleto”, exponen fuentes del sindicato.

Los motivos que explican el desfase salarial tienen que ver con la antigüedad y los pluses de productividad. “Cuando contratan a los profesionales en el Infanta Elena lo hacen con un salario base y un complemento que te coloca por encima del salario de convenio. Cuando cumples el primer trienio te bajan ese complemento y lo vuelven a bajar cuando cumples el primer quinquenio de antigüedad. Lo pueden hacer porque los salarios están, de inicio, por encima de convenio”, aclaran.

“En cuanto al plus de productividad, siempre ponen la excusa de que no se llega a los objetivos fijados, por lo tanto, no lo pagan. En realidad, los objetivos están muy por encima de lo que razonablemente se puede alcanzar y, además, sobrecargan de trabajo a los profesionales que no logran alcanzarlos”, añaden.

Precariedad más allá del salario

En un estudio realizado por el propio sindicato en el Hospital Infanta Elena de Valdemoro, un 74 por ciento del personal de enfermería reconoce una habitual sobrecarga de trabajo, lo que impide alcanzar una conciliación familiar adecuada en un 26 por ciento de los casos.

"El 90 por ciento de las enfermeras piensan que es necesario aumentar la plantilla"

Nueve de cada diez enfermeras y auxiliares consideran también que las plantillas son demasiado cortas, lo que deriva en un 91 por ciento de los casos en situaciones de estrés vinculadas al trabajo. En este contexto, un 17 por ciento de los profesionales ha llegado a causar baja por problemas de salud, ya sea física o psicológica.

Además, cuatro de cada diez trabajadores del centro consideran que no disponen del material adecuado para realizar su labor en condiciones óptimas.

La falta de personal de enfermería, sumada a la precariedad laboral, manifiestan desde CCOO, está provocando una sangría en la plantilla, que busca mejores condiciones en otros hospitales. “Las condiciones, los turnos y las nóminas son infinitamente mejores en otros centros. Esto, unido a la gran demanda de personal en hospitales públicos como consecuencia de la pandemia, empuja a los trabajadores a irse a la pública, aunque sea para ocupar un puesto de interino hasta que salga una oposición. Incluso les empuja a buscarse la vida en otros sectores que no tienen nada que ver con la enfermería. La fuga es muy numerosa”, afirman.

Todas estas cuestiones llevan a la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras en Madrid a exigir “mejoras sustanciales a la plantilla. Así como un necesario y urgente nuevo acuerdo marco que dote al sector privado de dignidad profesional, si quiere ser puntero en el futuro inmediato y ganarse la confianza de sus trabajadores”.

Fuentes de Quirón Salud consultadas por Madridiario han señalado que no tienen nada que comentar a este respecto.

Sobrecostes

En este clima de crispación laboral, cae la gota que colma el vaso: la Comunidad autoriza una factura de 597 millones de euros al grupo Quirón. Esto, dicen desde CCOO, “supone un sobrecoste en cuanto a lo acordado inicialmente en la concesión, que ha hecho que el presupuesto pactado se haya incrementado ya en un 63 por ciento desde 2006”.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, por el contrario, justifican el incremento del presupuesto inicial en base al aumento del número de personas a las que atiende el centro y la variación del índice de precios al consumo. "Se ha actualizado el pago que se realiza a la concesionaria del Hospital Infanta Elena de Valdemoro en función del incremento de la población a la que atiende y a los cambios en el IPC, en los términos establecidos en el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares del contrato", aseguran.

"Con esta actualización, se adecúan el resto de las anualidades futuras del contrato al importe consolidado del mismo en 2021 y hasta el año 2036 con el fin de establecer un escenario presupuestario estable que refleje con la máxima precisión el coste actualizado del contrato de cara a presupuestos futuros", concluyen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios