www.madridiario.es
Daniel Clark vuelve a disfrutar del baloncesto en la LEB Oro
Ampliar
(Foto: Julia Martínez)

Daniel Clark vuelve a disfrutar del baloncesto en la LEB Oro

domingo 20 de diciembre de 2020, 08:56h

“Me gustaría volver a la ACB”. Daniel Clark no tiene preferencia por ningún equipo en España, ni tampoco descarta jugar en otras de las principales ligas europeas. Mientras tanto, el pívot británico compite en la LEB Oro con el segundo club más antiguo de Madrid, el ZTE Real Canoe. El jugador se siente muy agradecido: “Me han dado una oportunidad muy bonita de seguir jugando al baloncesto que es algo que yo amo y estoy disfrutando mucho esta experiencia”.

Tras su breve paso de dos meses en el Básquet Club Andorra de la Liga ACB, Dani no renovó con el que ya fue su equipo en la temporada 2015/16, quedando libre en febrero. Fue entonces cuando llegó la pandemia de la Covid-19. El jugador, de 2´10 de altura, reconoce que el confinamiento le vino bien: "Para poder recuperarme y encontrar sensaciones. Necesitaba un poco de descanso y tranquilidad por las lesiones y empezar de cero”, después de un par de años complicados por lesiones de rodilla. En este momento, el canterano del Club Baloncesto Estudiantes empezó a recibir ofertas del extranjero. Sin embargo, el jugador no se atrevió a comprometerse con ninguna de estas propuestas. “Las ofertas que tenía cambiaban de condiciones de un día para otro. Esto hizo que no aceptara otros proyectos fuera de España. Mostraban poca seguridad en las propuestas porque había cláusulas de por medio que por la Covid podrían no cumplirse”.

Fue entonces cuando Clark, que vive en Madrid desde los 15 años -edad con a la que llegó al Club Baloncesto Estudiantes-, contactó con el Real Canoe. “Él estaba entrenando solo y nos pidió que si no nos importaba que entrenara con nosotros. Empezó la pretemporada y estuvo esperando mientras a ver si le salía algún equipo”, asegura el director técnico del club madrileño, Miguel Ángel Aranzábal. En un principio el baloncestista de 32 años llegó para entrenar pero “a falta de ofertas, me presentaron la opción de jugar y acepté”, afirma el jugador de Greenwich. En el Canoe están muy contentos con Dani ya que consideran que “desde el minuto uno se implicó al cien por cien y es uno más en el equipo para jugar los partidos”, reconoce Aranzábal.

El club madrileño, que tiene el presupuesto más bajo de la LEB Oro, es consciente de sus limitaciones, y en el caso de que llegue una oferta que satisfaga al pívot no pondrán ningún impedimento, porque tiene firmado con el club una cláusula de salida en el hipotético caso de que llegara algo interesante: “Yo no he escondido nunca con el Canoe que si me llega una oferta interesante y si es un paso más en mi carrera, no voy a dudar en aceptarla”. Sin embargo, ahora el pívot está plenamente centrado en el Real Canoe, al que quiere ayudar para ganar partidos y cumplir el objetivo de la permanencia en la categoría.

Su entrenador, José Rey, que estuvo de segundo de Aranzábal durante siete u ocho años, asegura que “cuando vino Dani él dijo que era para entrenar. Nosotros estábamos encantados porque nos daba calidad en nuestros entrenamientos. Cuando se planteó la posibilidad de que jugara con nosotros pues fue un lujo por la calidad y las características de Clark. Es un jugador que te abre la pista con dos metros 10, buen lanzamiento y que pasa muy bien el balón”. Además de su experiencia, Rey lo considera un jugador muy respetado por todos sus compañeros.

Para el director técnico “el hecho de estar en la LEB es ya un logro”, sin embargo el Real Canoe ha comenzado la competición doméstica con una dinámica negativa. Hasta el momento han disputado seis encuentros y acumulan cinco derrotas consecutivas. No ganan desde la primera jornada frente al CB Bahía San Agustín de Mallorca. Rey reconoce que está siendo “una temporada complicada”. En pretemporada las sensaciones del entrenador fueron buenas, sin embargo durante este periodo el equipo tuvo problemas para “traer jugadores del extranjero por el tema de la Covid”. Esto les condicionó la preparación del presente curso y planificaron dos amistosos en Burgos y uno en Huesca que no pudieron disputaron por casos positivos.

“Para todos los equipos es muy complicado porque no puedes hacer ninguna planificación fiable y te tienes que ir adaptando a los acontecimientos. Sabemos que durante toda la temporada se van a suspender partidos por positivos en Covid”, recuerda el entrenador. Sin ir más lejos, el equipo de la capital -que disputa sus partidos como local en su polideportivo Pez Volador- lleva casi un mes sin poder competir. Sus dos últimos encuentros aplazados han sido frente al ICG Forzça LLeida por un positivo del Real Canoe, al igual que el partido de esta semana frente al Básquet Girona por otro caso del equipo catalán.

No es la primera vez que Daniel Clark compite en la LEB Oro, ya que en la temporada 2007/08 -cuando pertenecía al Club Baloncesto Estudiantes- fue cedido durante un año al Leche Río Breogán de Lugo. Éste fue su primer reto fuera de Madrid: “Me sirvió para coger experiencia, dinámica de juego y fue una gran oportunidad para crecer como jugador porque en esa época era muy joven y tenía sobre todo mucha proyección”. Sin duda, se convirtió en un gran desafío para el jugador porque “en ese momento el Lugo era uno de los equipos punteros de la LEB y estuvimos peleando para subir a la ACB”. El Canoe significa su segunda experiencia en esta categoría, en la que Dani es consciente del mal momento del equipo pero a la vez se muestra optimista por conseguir la permanencia, a la vez que Aranzábal sueña a largo plazo ascender a la Liga Endesa: “Soñar es una capacidad que no hay que perder nunca“.

Clark ha disputado un total de cuatro Eurobasket y los Juegos Olímpico de Londres 2012 e imagina clasificarse para el europeo de este año, aunque insiste que “hoy en día hay que vivir el presente y el día a día”. Satisfecho y orgulloso por su trayectoria profesional hasta el momento, recuerda muchos momentos y vivencias, aunque ninguna como la del Estudiantes: “Siempre me ha marcado y me marcará para toda la vida porque no solamente me cambió la carrera baloncestistica sino que me dieron la oportunidad de vivir algo único y especial”. Para finalizar, Clark pide salud al 2021 y desea que pase la pandemia cuanto antes. A nivel deportivo y profesional: "Deseo los mayores éxitos posibles tanto para el equipo donde esté como para mí personalmente”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios