www.madridiario.es
La actual decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Belén Hermida.
Ampliar
La actual decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Belén Hermida. (Foto: COAM)

Crisis en el COAM: dimiten varios miembros y uno de sus exdecanos, denunciado por presunta gestión "irregular"

viernes 28 de febrero de 2020, 21:15h

El Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) pierde a tres de los integrantes de su Junta de Gobierno tras la dimisión este viernes del secretario y de dos vocales. A esta renuncia múltiple se una la de varios suplentes, por lo el organismo ha emitido un comunicado en el que han intentado enviar "un mensaje de tranquilidad a los colegiados y trabajadores", así como agradecer el trabajo realizado a los miembros salientes.

Esto se produce apenas dos días después de que el propio organismo ratificara el archivo de la queja presentada por Más Madrid sobre las presuntas irregularidades en una serie de proyectos realizados entre los años 2000 y 2007 por Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, aunque desde el COAM no plantean relación alguna entre ambas cuestiones.

Sobre esta situación ha hablado este viernes Belén Hermida, decana del Colegio, en una rueda de prensa en la sede del organismo. Durante su intervención, ha señalado que defiende a sus colegiados del "intrusismo" y ha reconocido que firmar planos sin ser arquitecto es una "irregularidad".

Sin embargo, en el caso de los polémicos proyectos de Monasterio, Hermida ha relatado que para ella Monasterio es "una colegiada más" y que por ello ha tratado el caso "como el de un colegiado más". Esto, tras las críticas recibidas por la manera de atajar esta cuestión desde su posición.

"Este colegio hace todo lo que tiene que hacer para proteger a sus colegiados del intrusismo", ha definido, al tiempo que ha indicado que la actitud de una persona que firma planos sin ser arquitecto es igual a que un médico o un abogado ejerza sin serlo: "una irregularidad".

En lo referido a las dimisiones sucedidas este viernes, la decana ha detallado que los estatutos indican que la junta puede funcionar hasta con un mínimo de cinco personas, aseverando que en este momento se compone de seis. Para elegir al secretario, eso sí, ha añadido que habría que convocar elecciones para ese cargo; mientras que los vocales se sustituyen.

Denuncia a uno de sus exdecanos por irregularidades

Las dimisiones en el organismo se han producido al mismo tiempo que se ha conocido la demanda que han presentado contra uno de sus exdecanos. Concretamente, ha sido dirigida contra José Antonio Granero y cuatro miembros más, patronos de la fundación y de la junta de Gobierno. La razón no ha sido otra que la venta "irregular" de la sede de la Fundación Arquitectura de la calle Piamonte, 23 entre los años 2013 y 2014.

En este aspecto, Belén Hermida ha señalado en la rueda de prensa celebrada que "la venta de la sede de la fundación no se realizó de conformidad con la autorización del protectorado de fundaciones del Ministerio de Educación ni tampoco del acuerdo del patronato de la fundación arquitectura, que establecía la venta en un mínimo de 4 millones de euros". De hecho, la autorización de la venta fue autorizada por los cinco miembros del patronato por un importe de 3.400.000 euros, sin trasladar estos acuerdos a los que estaban llegando con la compradora al resto de miembros del patronato.

Según ha explicado la decana, en un primer momento el conjunto del patronato acordó que se vendiera dicho inmueble por la cifra establecida como límite. Sin embargo, tras haberse realizado la operación por medio millón de euros menos, "falsificaron las cuentas porque, entre otras cosas regalaron a estos compradores la plaza del aparcamiento del Colegio".

Asimismo, la decana ha expuesto que en mayo de 2019 tras ganar las elecciones del COAM entró "con el único objetivo de modernizar la institución y traerla al siglo XXI". No obstante, ha reconocido que se han encontrado estas "graves irregularidades relativas a la gestión de la junta de Gobierno encabezada por Granero durante los años 2011 al 2015", poniendo "en riesgo la credibilidad y la imagen del futuro del colegio y su decano".

Es por esta razón que el COAM ha decidido emprender esta demanda, que ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Primera Instancia número 34 de Madrid, a consecuencia según la actual decana de la "gestión irregular producida entre los años 2013 y 2014 que ha provocado un perjuicio a la fundación del entorno de medio millón de euros".

No obstante, la decana se ha dirigido a los 10.000 colegiados porque este se trata de un tema "muy acotado" que afecta a un número limitado de personas" que "no puede empañar el potencial enorme del colegio".

"Esta decana y la junta de Gobierno no van a dar ni un paso atrás en el objetivo de devolver al colegio de Arquitectos en el lugar se merece garantizando su imagen y solvencia", ha aseverado. Además, ha lamentado la campaña de "desprestigio" y "acoso y derribo" que ha sufrido por levantar las "irregularidades" que se están produciendo en el Colegio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios