www.madridiario.es
Cibeles iluminada con la bandera de Afganistán
Ampliar
Cibeles iluminada con la bandera de Afganistán (Foto: Europa Press)

Madrid se prepara para acoger a afganos huidos tras la victoria de los talibanes

Por Fernando Rodríguez
miércoles 18 de agosto de 2021, 07:30h

Tras la retirada de las tropas occidentales, el avance de los talibanes en Afganistán se ha vuelto imparable. Tanto es así que, en las últimas fechas, se han hecho con el control de las principales ciudades del país, incluida la capital, Kabul, y, por ende, del Gobierno. Los insurgentes han asaltado el palacio presidencial tras la huida del máximo mandatario afgano, Ashraf Gani.

Las reacciones por parte de la comunidad internacional no se han hecho esperar. Estados Unidos, quien hasta ahora lideraba la lucha frente a los talibanes, ha optado por evacuar ya a todo el personal de su embajada en Kabul.

El resto de los estados con representación diplomática en Afganistán ultiman ya los preparativos para hacer lo propio. Incluido el español, que ha puesto en marcha ya la repatriación del personal de su embajada en la capital afgana con el envío de dos aviones A400M que han partido desde la base aérea de Zaragoza con destino Dubái, donde harán escala.

A pesar de los intentos por parte de Madridiario de contactar con el actual embajador, Gabriel Ferrán, natural de Madrid, fuentes de la Oficina de Información Diplomática del Gobierno de España han trasladado la imposibilidad de llevar a cabo la entrevista en los próximos días dada la excepcionalidad de la situación. "Por razones de seguridad, aún no podemos facilitar información del operativo y sus plazos", explican.

Junto a la comitiva española pretenden ser evacuados también los colaboradores afganos que, durante las casi dos décadas de presencia de tropas europeas en el país, han servido de apoyo a lo militares en labores tales como guía y traducción. Estos llegarán en primera instancia a España para, a continuación, "ser diseminados por el resto de países de la Unión Europea". Así lo ha señalado el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrel. El mismo, además, apuesta por el diálogo y reconoce que "la guerra la han ganado los talibanes".

La prioridad en este sentido, según ha señalado la ministra de Defensa, Margarita Robles, es el traslado de las mujeres e hijas de los colaboradores, ya que, tras la toma de poder por parte de los talibanes, se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad.

Gestos del Ayuntamiento y predisposición de la Comunidad

El pasado lunes, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, anunció la intención del Consistorio de acoger a entre 25 y 100 refugiadas afganas que se encuentren en riesgo de persecución fruto del avance de los talibanes.

"Estamos mirando con mucha preocupación lo que está ocurriendo en Afganistán con el avance de los talibanes y el retroceso de los derechos. Las ciudades tenemos que ser sensibles a esta realidad y como mujer no me quiero imaginar el terror que está viviendo muchas mujeres que viven Afganistán. Pedimos al Gobierno que asuma su responsabilidad en esta crisis como país y nosotros nos ponemos a su disposición para asumir la acogida de mujeres afganas en situación de persecución", ha señalado.

Para ello, se pone a disposición el centro de acogida temporal de emergencia de Vallecas, conocido popularmente como ‘Las Caracolas’.

"Esta es nuestra propuesta, no podemos permitirnos dilatar más este tipo de acciones porque estamos viendo el terror que están sufriendo allí las mujeres. España es un buen país para nacer mujer. Madrid es una buena ciudad para ser mujer", ha zanjado Villacís.

Además, en la noche del lunes al martes, la icónica fuente y el Palacio de Cibeles fueron iluminados con los colores de la bandera del país asiático en un gesto de solidaridad con el pueblo afgano.

La Comunidad de Madrid, por su parte, prefiere mantener la prudencia y esperar instrucciones por parte del Gobierno Central con respecto a la estrategia conjunta de actuación ante el previsible incremento de personas afganas en busca de asilo y refugio en nuestro país.

Madrid ha sido siempre una comunidad solidaria y de acogida. Esta vez no será diferente. Mostramos desde ya nuestra total predisposición a ayudar en lo que sea necesario”, manifiestan fuentes del Gobierno regional. “Sin embargo, esta es una crisis de calado internacional y, por tanto, es al Gobierno central a quien le corresponde indicar la estrategia a seguir. Todavía no se han puesto en contacto con nosotros. Cuando lo hagan, aquí estaremos para ayudar”, concluyen.

La oposición responde

Mientras tanto, comienzan a darse las primeras reacciones por parte de la oposición. La primera en reclamar ayuda para la acogida de los refugiados ha sido líder de Más Madrid en el parlamento autonómico, Mónica García. A través de la red social Twitter, la portavoz de la plataforma madrileña ha exigido a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, que “ponga todos los recursos disponibles para acoger a los refugiados y refugiadas afganas que huyen de la miseria y el horror”.

A las reivindicaciones de Mónica García se han sumado también las de Podemos y el PSOE en la Comunidad de Madrid. La plataforma morada tacha la crisis de “necesidad humanitaria” y recrimina a Ayuso que no siga “mirando para otro lado”. Los socialistas, en palabras de su portavoz, Hana Jalloul, reitera su “compromiso con los derechos de las mujeres afganas”.

Aunque la líder de VOX en Madrid, Rocío Monasterio, aún no se ha pronunciado directamente al respecto, sí ha compartido los mensajes de Santiago Abascal en Twitter, que reflejan la postura de la formación. "Los afganos que huyen del terror talibán deben ser acogidos en los países musulmanes limítrofes. Aunque el consenso de los políticos progres pretenderá ahora que sean los europeos los que sufran las consecuencias de sus errores y de sus traiciones", asegura.

Afganos en Madrid

Nasir huyó de Afganistán hace años después de que los talibanes trataran de reclutarle. Para salvar su vida se vio obligado a dejar atrás sus estudios universitarios y a sus seres queridos. Actualmente reside en Madrid, donde trabaja en el sector hostelero, sin embargo rehúye dar más datos sobre su vida privada por temor a posibles represalias contra su familia o sus amigos, los cuales aún residen en su país natal.

"Mis amigos y mi familia siguen en Afganistán. Hablo mucho con ellos porque me interesa saber si están bien y a salvo. Ahora estoy especialmente preocupado, pues la situación es horrible. Todos están muy asustados porque no saben qué va a suceder a partir de ahora. Quieren escapar, pero los aeropuertos están bloqueados por los talibanes. Nadie puede salir del país. Además, todas las embajadas están cerradas, por lo que es imposible conseguir un visado. Solo pueden esperar a ver qué ocurre", explica.

"No habrá derechos humanos, democracia ni futuro"

La toma de poder por parte de los talibanes supondrá el fin de la democracia y los derechos humanos en el país y todo en nombre de la religión, asegura Nasir. "Lo único que va a importar a partir de ahora es la religión en el mal sentido: no se respetarán los derechos humanos, no habrá democracia, no habrá futuro". Además, este joven insiste en que "van a abusar de todo y de todos en el nombre de Dios" y asegura que "la ley islámica que ellos quieren implementar no es la verdadera, el islam no dice que haya que hacer lo que ellos hacen, nuestra religión no dicta que haya que matar a este o a aquel, la gente lo sabe y por esto está desesperada y la prueba de ello son las imágenes de las personas que se suben a las alas de los aviones y acaban cayendo en su intento de escapar", lamenta.

Aunque la pérdida de derechos afectará a toda la población, en el caso de las mujeres la situación se torna aún más grave. "Nadie en Afganistán va a tener derechos, ni los niños, ni los ancianos, ni las mujeres, ni los hombres" y explica que "no se va a poder beber alcohol, ni siquiera se va a poder ir al cine y esto no es algo que vaya a afectar solo a las mujeres".

Asimismo, Naser también lamenta que "a partir de ahora la educación será segregada, los profesores educarán a los niños y las profesoras, a las niñas. Por supuesto, para ir a la escuela o a la universidad será necesario el burka y el hijab y han anunciado que si tienes hermanas que aún no se han casado debes marcar tu casa con una bandera blanca para casarlas" . Aunque el proyecto de los talibanes parezca algo más moderado que en 1996 y se permitan algunas cosas más, la gente sigue estando muy preocupada, según Nasir.

"Han entregado nuestro país a los talibanes"

Al preguntarle por el abandono de la comunidad internacional, Nasir afirma que Afganistán ha sido siempre el "campo de batalla" de otras potencias. "Cuando India y Pakistán tienen un conflicto, lo resuelven con atentados en sus embajadas en nuestro país. Lo mismo ocurre con Estados Unidos e Irán. Otro ejemplo sería Rusia. Además, también median intereses económicos y comerciales. Todos ellos son responsables de lo que está ocurriendo ahora. Abusan de nuestra tierra y usan a nuestra gente, pero no les importamos. Han entregado Afganistán a los talibanes y nuestras autoridades tampoco han hecho nada para evitarlo. Nuestro gobierno es el de Estados Unidos. Realmente, solo les importa el dinero", asegura.

La única "solución verdadera" al conflicto en Afganistán, concluye, "pasa por unas elecciones libres". Sin embargo, "estas solo serán posibles con el apoyo de los países europeos. No hay otra vía para la paz. Deben negociar con los talibanes para que comprendan que, si quieren gobernar el país, deben pasar por las urnas. Una nueva intervención militar solo traería más guerra y más muerte para nuestro pueblo".

Concentración solidaria

Al grito de "yo estaría muerta en Afganistán", una veintena de mujeres, entre las que figuraban las actrices Isabel Ordaz y Cristina Medina, se han concentrado este mediodía frente a la embajada del país asiático en Madrid para exigir a los gobiernos de las principales potencias mundiales "ayuda urgente al pueblo afgano".

Al término de la concentración, el segundo secretario de la embajada, Mohammad Reza, les ha agradecido su solidaridad, al tiempo que ha asegurado no haber recibido instrucción alguna de cesar su actividad diplomática.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios