www.madridiario.es

¿Comprar coche nuevo o de km 0?

Por MDO
viernes 14 de enero de 2022, 09:31h

Son dos opciones que, a menudo, suelen confundirse, o bien generan controversia, ya que es habitual que los usuarios no sepan decantarse por uno u otro formato. Por supuesto, la decisión final dependerá de las necesidades, gustos y presupuesto que tenga el cliente, no obstante, no estará de más conocer cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada una de estas opciones.

¿Comprar coche nuevo o de km 0?

En el momento que una persona decide comprar un coche, suelen presentarse ciertos problemas, teniendo en cuenta que en la actualidad, existen diferentes formatos a través de los cuales se puede adquirir un vehículo.

Normalmente, la eterna controversia procede de la pregunta de si comprar un coche nuevo, o bien, hacer lo propio con uno de kilómetro 0. La respuesta no es sencilla, ya que la mayoría de las personas responderá que esto depende de muchos factores, tanto de las necesidades de los usuarios, como de las prestaciones que se quieran tener, o incluso los gustos de cada uno, a lo que habrá que sumar la economía.

Precisamente, es en el tema del dinero donde los coches nuevos se diferencian bastante de los vehículos de kilómetro 0, si bien, también aquí podrían meterse los vehículos de segunda mano como una tercera opción.

En cualquier caso, si se está decidido a comprar un coche y no se tiene claro por qué opción decantarse, a continuación se detallan las ventajas e inconvenientes que tiene cada uno de estos formatos.

Coches nuevos

Para muchos, comprar un coche nuevo puede ser una de las opciones más descartables, sabiendo que habitualmente estos vehículos sufren una gran depreciación, sobre todo, en los primeros años de vida. Si bien, aportan ventajas tales como que se puede elegir el vehículo totalmente al gusto del consumidor, desde el diseño, al color, la versión o el equipamiento. De igual modo, suelen contar con la garantía de dos años del fabricante.

Con respecto a los inconvenientes, los principales tienen que ver con que tienen una gran depreciación, a la par que cuando se elige un modelo, no siempre está el mismo disponible en el concesionario para poder probarlo.

Habitualmente, la elección de los coches nuevos se recomienda cuando hay campañas y demás ofertas especiales que permiten abaratar el precio, así como para aquellas personas que utilizan el vehículo con bastante asiduidad.

Coches de km 0

La opción de los coches de km 0 es diferente, ya que los expertos siempre recomiendan estudiar bien la oferta, que suele reportar un gran número de ventajas. En este sentido, una de las principales es que la compra de este tipo de vehículos suele ser más económica, dado que las garantías son prácticamente iguales o incluso mejores en ocasiones, que las que ofrece un coche nuevo.

Los coches de km 0 suelen venir en perfectas condiciones, con el añadido de que se pueden probar siempre antes de tomar la decisión final.

Entre sus inconvenientes, hay que decir que la oferta es limitada, y que además, no se puede elegir la versión, el color, el modelo o las prestaciones.

¿Qué ocurre con los coches usados?

Además de los coches nuevos y los de kilómetro 0, en el mercado existe una tercera opción, que es la de los coches usados, también conocidos como de segunda mano. Hay quienes prefieren esta opción, por ser más económica en la mayoría de ocasiones. No obstante, al igual que las anteriores, también presenta sus ventajas e inconvenientes.

En este sentido, entre sus principales ventajas hay que decir que es la opción en la que los vehículos se deprecian menos, y por supuesto, se pueden probar antes de la compra. Asimismo, a la hora de decantarse por uno de estos coches, Internet es una buena herramienta, puesto que se pueden realizar comparaciones, tanto de precios como de alternativas, cómodamente.

Claro está, los vehículos de segunda mano también presentan sus desventajas, entre otras, suelen estar más desgastados y, por tanto, pueden tener problemas ocultos que no se suelen ver con facilidad en el momento de la compra. Además, las garantías son menores en comparación con las otras dos alternativas. Tampoco se puede elegir el modelo y la oferta es bastante más limitada.