www.madridiario.es
El acusado por el presunto asesinato de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, alias `el Chicle´ durante la sesión final del juicio, en Santiago de Compostela/Galicia (España), a 22 de noviembre de 2019
Ampliar
El acusado por el presunto asesinato de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, alias `el Chicle´ durante la sesión final del juicio, en Santiago de Compostela/Galicia (España), a 22 de noviembre de 2019 (Foto: Álvaro Ballesteros/EP)

'El Chicle', condenado a prisión permanente revisable por el crimen de Diana Quer

martes 17 de diciembre de 2019, 12:14h

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago de Compostela, ha condenado a José Enrique Abuín, alias 'El Chicle', a la pena de prisión permanente revisable por el crimen de la joven madrileña Diana Quer, así como a diez años de libertad vigilada desde que concluya esa medida.

Esta sentencia llega poco más de 15 días después de que el pasado 30 de noviembre el Tribunal del Jurado declarase por unanimidad culpable a Enrique Abuín de haber agredido sexualmente a Diana Quer y de matarla intencionadamente después de cometer la agresión, con la intención de ocultar su primer delito, unos hechos ocurridos en A Pobra (A Coruña) en agosto de 2016

Además de la condena a prisión, la sentencia también le impone a 'El Chicle' la prohibición de aproximarse a los padres y a la hermana de la víctima, a sus domicilios, lugar de trabajo o cualquier lugar en el que se encuentren, a una distancia inferior a mil metros, así como la prohibición de comunicarse con ellos por cualquier medio durante la duración de la pena y, en todo caso, desde el inicio de cumplimiento de la misma y hasta que transcurran diez años desde la conclusión.

Además, lo condena, como autor responsable de un delito de detención ilegal y de un delito de agresión sexual, en concurso medial, con la concurrencia de la circunstancia atenuante analógica de confesión, a la pena de cuatro años de prisión y a cinco años libertad vigilada. La Audiencia también le ha impuesto el abono de una indemnización de 130.000 euros a cada uno de los progenitores y de 40.000 a la hermana de la víctima, además de las costas de proceso judicial.

La agresión sexual, única tesis "mínimamente razonable"

La cuestión central del juicio contra 'El Chicle' por el asesinato de Diana, que se prolongó durante 11 jornadas, radica en la atribución al condenado de un delito de índole sexual que, junto con la perpetración del asesinato para ocultarlo, han avalado la aplicación de la prisión permanente revisable.

En su sentencia, de acuerdo con el razonamiento del jurado, el presidente del tribunal, Ángel Pantín, estima que dos elementos de los hechos, la "decisión de transportar a la víctima a la nave" y la "desnudez del cadáver", hacen del móvil sexual la única explicación "mínimamente razonable".

En concreto, determina que, según las pruebas practicadas en sala, Enrique Abuín "trasladó a la víctima, viva, en su coche, a la nave de Asados" y "la mató con una brida" tras desnudarla, algo que no se explica por la supuesta "sustracción de gasoil" --algo que el jurado y el juez también descartan que se produjese-- ni por un "aprovechamiento patrimonial", dado que tiró el bolso con las pertenencias de Diana al pozo y su móvil --"el objeto que ella portaba más valioso"-- por el puente de la autovía en Taragoña.

Aunque el jurado, en una decisión avalada por el juez, no tuvo en cuenta el informe grafopsicológico presentado por la acusación o la aplicación del algoritmo matemático, sí respalda el móvil sexual con la condena anterior de 'El Chicle' por intento de agresión, relacionada con los hechos ocurridos en Boiro en las Navidades de 2017 --que precipitaron la resolución de la desaparición de Diana--. "Encaja en la escala de valores y forma de actuar del acusado y dota de credibilidad la demostración de la tesis acusatoria, ya obtenida por otros medios probatorios", profundiza.

"Ha de apreciarse que el único posible atractivo o interés racional que para el acusado puede tener la nave como lugar a donde trasladar la víctima viva es el que deriva de su aislamiento y abandono, es decir, de ser un lugar donde sus actos no serían percibidos por terceros y donde podría continuar la sujeción de la víctima a sus propósitos iniciada en A Pobra", recoge el auto.

No se puede determinar si hubo violación

En cuanto a la agresión concreta, la sentencia admite, en consonancia con el jurado, que no se puede determinar si se produjo una violación con penetración, ante la falta de pruebas físicas, o que ella estuviese atada en la nave de Asados, aunque "considera probado" que el acusado "pretendía cometer un delito contra la libertad sexual" que "no se ha podido precisar".

"Teniendo sometida a la víctima mediante el uso de la fuerza física, la desnudó y realizó con ella actos de contenido sexual que no se han podido determinar", apunta el auto, que ve el comportamiento del condenado "inequívocamente doloso".

Más allá, el jurado, y el presidente del tribunal, han avalado también que, posteriormente, El Chicle mató a Diana Quer "para impedir que ésta lo delatase por el delito de agresión sexual".

ASESINATO CON ALEVOSÍA

Por otra parte, la sentencia avala que Enrique Abuín asesinó a Diana Quer "con alevosía", dado que "la víctima no tenía ninguna posibilidad de defensa, al encontrarse en un lugar desconocido para ella, donde nadie podía prestarle ayuda al encontrarse abandonado y separado de otras viviendas".

Del mismo modo, subraya que el condenado tenía "mucha más fuerza física" que la víctima y que la sujetó "al menos con una brida", colocada en el cuello y que, posteriormente, "fue el instrumento letal" según los "datos concurrentes", entre los que figuran el pelo hallado en el interior del cierre o su localización en el cadáver.

También en cuanto a la forma de la muerte, la sentencia determina que "ha de ser rechazada, por imposibilidad lógica, la tesis defensiva" de que el estrangulamiento pudo ser accidental, teniendo en cuenta cuestiones como el tiempo transcurrido, la fuerza necesaria para producir las lesiones --rotura del hueso hioides-- o la posición de las manos que argumentó El Chicle durante su declaración, incompatible con las pruebas forenses.

"Son datos que apuntan todos en el mismo sentido, que aparecen como plenamente interrelacionados entre sí y que refuerzan su capacidad de convicción", establece el juez, que considera descartado que la brida pudiese haber estado ya en el fondo del pozo y haberse enredado casualmente en el pelo de la víctima.

Diana estaba "indiscutiblemente" viva en A Pobra

En cuanto al lugar de la muerte, considera que pruebas como los posicionamientos del móvil determina que Diana viajó viva a Asados y que fue asesinada allí. En concreto, hace mención al tiempo transcurrido entre el último mensaje que envió la joven a un amigo y el momento en el que ya viajaba dentro del vehículo, según lo rápido que se movía su señal.

"La víctima estaba viva indiscutiblemente a las 2.42.55 horas, cuando envió a un amigo el 'whatsapp' 'morena, ven aquí', siendo inverosímil que, en poco más de cuatro minutos, se hubiese producido el contacto entre víctima y acusado, el estrangulamiento de la víctima, su traslado en brazos al vehículo del acusado y su depósito en él", explica la sentencia, que recuerda que a las 2.47.13 el móvil de la víctima estaba localizado "en un punto distante", lo que implica que ya viajaba en el coche de Enrique Abuín.

También alude la sentencia al posicionamiento del móvil de la víctima para llegar a la "conclusión inequívoca" de que Diana "no se introdujo en el callejón" hasta la calle Venecia, donde el condenado aseguró que se había encontrado con ella, si no que caminaba por el Paseo del Arenal, mejor iluminado.

Finalmente, y en referencia al delito de detención ilegal, la sentencia acredita que Enrique Abuín "privó intencionadamente a la víctima de su libertad ambulatoria contra la voluntad de ésta, aprehendiéndola a la fuerza para introducirla en el vehículo, transportándola encerrada en el mismo y reteniéndola en la nave hasta poner fin a su vida", un delito por el que le impone una pena adicional a la prisión permanente revisable.

Su padre celebra la condena: "Diana hoy sonríe desde el cielo"

El padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, ha celebrado hoy la condena impuesta por la Audiencia Provincial de A Coruña a José Enrique Abuín, alias 'El Chicle' por el asesinato de su hija, cuyo cadáver se encontró en diciembre de 2017.

"Diana hoy sonríe desde el cielo. Su violador y asesino ha sido condenado a Prisión Permanente Revisable, una ley que salvará vidas porque este sujeto jamás atentará contra la vida de otra niña inocente", ha escrito el empresario en su cuenta de Twitter.

Además, el padre de la fallecida subraya en su mensaje que la condena es "el legado de Diana". "Gracias hija por tu lucha y por tu ejemplo, d.e.p.", escribe.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios