www.madridiario.es
Centro Trabensol, ubicado en Torremocha del Jarama
Ampliar
Centro Trabensol, ubicado en Torremocha del Jarama

Centros sociales de convivencia: el futuro de los mayores

sábado 02 de noviembre de 2019, 09:04h

Un nuevo concepto que busca dar respuestas a las necesidades de aquellos ancianos independientes que puedan valerse por sí mismos pero a la vez deseen vivir en comunidad con otras personas en un clima de convivencia, solidaridad y apoyo continuado los centros sociales de convivencia.

Cohousing senior es la denominación de estos centros que buscan dar soluciones habitacionales que no pasan por la compra ni por el alquiler, sino por el derecho de uso de las zonas habitables. Las bases de estos proyectos, cuyos engranajes se comenzaron a perfilar en algunos casos en el año 2000, se centran en crear interrelaciones entre los residentes, realizar actividades que ayuden a mantener en buena forma física e intelectual a sus habitantes y, además, vivir con independencia pero en compañía en zonas edificadas y adecuadas a las necesidades de los residentes.

Una de estas zonas residenciales es Trabensol, ubicada en Torremocha del Jarama, donde conviven 80 personas de entre 50 y 70 años en los diferentes apartamentos construidos para tal fin. Cada uno de estos centros exige ciertos requisitos para poder vivir en ello. Así, para residir en el de Torremocha hay que gozar de buena salud, no tener menos de 50 ni más de 70 años en el momento de alquilar los apartamentos y poder efectuar un pago de 145.000 euros de entrada.

En la actualidad conviven 54 socios en estos apartamentos y uno de ellos es Jaime Moreno, que además de uno de los fundadores de este proyecto, forma parte del grupo de comunicación dentro de este centro residencial. “La diferencia de Trabensol con una residencia de ancianos es que aquí nadie viene forzado”, señala. "Cuando alguien acude a un geriátrico suele hacerlo de manera obligada o impuesta por un familiar, por el contrario aquí decidimos venir por nuestro propio pie."

Atención personalizada e instalaciones adecuadas

Los apartamentos, cada uno de ellos para dos personas, cuenta con salón y comedor unido, un dormitorio y un aseo.

Las instalaciones externas poseen baño terapéutico, además de un gimnasio dotado de equipos con bicicletas estáticas para que quien lo desee pueda realizar ejercicio sin salir del recinto.

Incluso para los tiempos de ocio pueden disfrutar de una mesa de pin pon, suelo blando para realizar estiramientos, biblioteca, salón de yoga o un comedor, que también es un salón de actos.

Disponen además de un proyector dotado de tecnología 3D y un cineforum donde pueden ver películas en conjunto. Todo enfocado para vivir en compañía sin perder la independencia.

Moreno señala que las personas llegan mayores pero “jóvenes” y tienen capacidades para desarrollarse, establecer amistades y, sobre todo, “reciben apoyo para saber a dónde van y lo que quieren”. “Hacemos proyectos, nos ayudamos unos a otros y nos apoyamos”, insiste Moreno.

Otra parte muy importante es el trato humano. Para ello otro de los servicios que brinda este complejo es la atención y ayuda personalizada por parte profesionales homologados.

En el caso de Torremocha del Jarama, para poder vivir en estas viviendas además del pago inicial, hay que realizar pagos mensuales que cubrirían los gastos de todos los servicios de los que son beneficiarios. Moreno indica que una pareja pagaría 1.300 euros al mes y una persona sola serían 1.000 euros.

Financiación propia para la creación de este proyecto

En el caso de Torremocha del Jarama, la principal fuente de financiación proviene de los propios socios para llevar a cabo esta cooperativa y vivir sin preocupaciones y en comunidad.

“Hemos vendido, alquilado o hipotecado el piso dónde vivíamos para comprar el terreno, construir y equipar las zonas comunes; las instituciones pasaron de nosotros”, indica Moreno.

Si uno de los socios fallece, la vivienda pasaría a un nuevo socio o a un heredero si tuviera interés, siempre y cuando cumpliese con los requisitos que se necesitan para convivir allí. Moreno señala que los socios son usuarios y, por lo tanto, no podrían vender directamente el derecho a nadie.

El portavoz señala que, tras una reunión casual de un socio con el alcalde de Torremocha, le comentó que estaban buscando terrenos para poder llevar a cabo un proyecto de centro social de convivencia para mayores, y éste les puso en contacto con unos vecinos que querían vender un terreno; pero, a pesar de haber encontrado un lugar interesante, se encontraron con un problema: el terreno estaba en zona de uso agrícola y una norma impedía que fueran edificables, a pesar de estar dentro del proyecto de ampliación del casco urbano.

Este problema tardó dos años en solucionarse, tras la aprobación de un decreto de la Comunidad, que permitía el cambio de uso para edificar. Así, se construyó el terreno donde se ubican los 54 apartamentos y que además cuenta con jardín y huerta.

Cohabita Rivas: un proyecto futuro en otro municipio de la capital

Existen numerosos referentes en Europa, especialmente en los países nórdicos, pero también han sido varias las experiencias de este tipo emprendidas en nuestro país en los últimos años, este es el caso de Cohabita Rivas, un proyecto que aún no se ha edificado pero que cuenta con el apoyo de instituciones públicas y la ilusión de los socios que quieren poner en pie un centro social nuevo en Madrid.

Cohabita Rivas se ubicará en Rivas Vaciamadrid en los próximos años para el fomento y acompañamiento de iniciativas de vivienda colaborativa para personas mayores gestionado por la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMV) y respaldado en todo momento por las instituciones públicas.

Esta es una de las diferencias evidentes con otros centros, ya que el ayuntamiento ha apoyado la formalización de estas comunidades de socios que quieren levantar este tipo de 'colonias'.

Desde el Ayuntamiento del municipio y la EMV de Rivas indican que este proyecto ha superado la primera etapa, en la que se han realizado talleres para dar a conocer esta iniciativa y de los que salieron un número determinado de personas interesadas en su construcción.

Estos talleres han estado guiados por la EMV y han contado con el apoyo de Microurbania, Jubilares y la Asociación de Ingenieros Senior. La idea es que no se conviertan en residencias y que se favorezca la realización de actividades conjuntas.

En la primavera de 2020, se llevará a cabo un concurso de ideas donde se plasmará lo que los socios y profesionales han propuesto y se concretará cómo se irá construyendo.

Posteriormente a este concurso, se llevará a cabo el de licitación de suelo público para decidir la zona establecida para su construcción. Una vez conseguidas todas las aprobaciones, se materializará esta idea y se forjará un nuevo centro de mayores donde quien desee podrá vivir en comunidad de la manera más independiente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Centros sociales de convivencia: el futuro de los mayores

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    16407 | Paco - 04/11/2019 @ 11:09:14 (GMT+1)
    Muy bien, muy bien , lo de siempre la solución es lo privado, como quiere hacer la derecha, privatizar todo, Sanidad, Educación, Residencias , etc,etc, y mientras tanto tiran o roban el dinero publico que debería emplearse para esto. La pregunta es como quiere esta panda de políticos que paguemos todo esto, con salarios de 1.000 euros y jubilaciones de 800, de pena.
    16402 | Encarna - 03/11/2019 @ 22:59:34 (GMT+1)
    Me parece una idea súper interesante. La cuestión es que, con una pensión de 959€ y viviendo sola, ya me dirán a qué tipo de cohousing puedo acceder. Es sólo para pensiones muy altas. Gracias por la información.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.