www.madridiario.es
Las almazaras como símbolo del campo andaluz: San Isidro SCA

Las almazaras como símbolo del campo andaluz: San Isidro SCA

Por MDO
jueves 02 de septiembre de 2021, 19:52h

Sin duda, hablamos de uno de los elementos más importantes e históricos de la agricultura andaluza, a través del cual se extrae el aceite de las aceitunas.

Recorrido histórico de la explotación del olivar en Andalucía

La explotación del olivar en Andalucía se remonta a muchos siglos atrás, ya en tiempos romanos se exportaba aceite de la Bética a la capital del imperio, debido a las condiciones climatológicas de esta tierra, así como a los suelos y la fisonomía de la misma. Pero el olivar no es solo un cultivo más de Andalucía, es el cultivo por excelencia, y su papel como dinamizador de la cultura, la economía y la gastronomía, sin duda, es extraordinario.

En tiempos romanos, el cultivo y la producción del aceite de oliva era uno de los pilares básicos de la economía del sur de España. Posteriormente, en tiempos de Al-Ándalus, grandes extensiones de la comunidad destacaron por su gran riqueza olivarera, como es el caso de los campos de la provincia de Jaén, donde destacaba la localidad de Jódar, conocida como la “poza del Aceite”.

Desde entonces y hasta nuestros días, el cultivo y la explotación del olivar y de los frutos del mismo, como son las aceitunas, son uno de los motores económicos de Andalucía. Los campos de olivos salpican toda la orografía andaluza, pero si hay un lugar donde el mar es verde, es la provincia de Jaén.

El campo de Jaén, monocultivo del olivar, orgullo y cruz a la vez: el caso de la cooperativa San Isidro SCA

La provincia de Jaén es la principal productora de aceite de oliva de España, prácticamente toda la provincia vive del cultivo del olivar y de las empresas subsidiarias del mismo.

Por una parte, la riqueza de la zona se basa en el oro verde, como así se conoce al aceite de oliva virgen extra, pero por otra parte, existe una seria dependencia de este monocultivo, lo que hace que esta tierra dependa enormemente de los resultados de las cosechas o de las políticas que establezca cada gobierno.

En cualquier caso, poco a poco se conocen otras alternativas, como la reconversión de terrenos ocupados por el olivar para otros cultivos o la creación de industrias agrícolas en la provincia que ayuden a equilibrar los problemas de desempleo de la zona, así como aumentar la renta de los agricultores. El caso de la cooperativa San Isidro SCA es muy interesante en ese sentido, ya que su origen es la unión de un pequeño grupo de agricultores que se juntaron para crear su almazara propia y poder defender así su producto.

La cooperativa tiene ya casi 70 años y hoy en día está formada por más de 1.200 socios procedentes de las zonas de Alcalá la Real y Castillo de Locubín. Los aceites de San Isidro SCA son el resultado de la molturación de unas aceitunas de cualidades organolépticas increíbles, de la variedad picual. Se tratan de aceites de categoría Virgen Extra de intenso frutado a verde y con un cierto regusto amargo y picante, un aceite perfecto para acompañar los mejores platos de cocina, ensaladas o desayunos. Se trata de uno de los motores económicos del sur de la provincia de Jaén y cuenta con una planta de envasado equipada con las máximas condiciones higiénicas.

La candidatura al Patrimonio Mundial del paisaje del olivar andaluz para 2022

El cultivo del olivar no es solo un modo de vida para miles de familias andaluzas, además de ser el sustento económico de muchas personas, el cultivo del olivar también forma parte de la idiosincrasia y la cultura de la tierra andaluza. Los paisajes, la gastronomía e incluso en cierto modo parte de la arquitectura (cortijos, haciendas, villas, puertos, etc.) están influenciadas por el olivar y su fruto, es por ello que las distintas instituciones andaluzas, como la Junta de Andalucía o las diputaciones provinciales, así como organizaciones agrarias y fundaciones, han solicitado a la UNESCO que el olivar sea declarado Patrimonio Mundial. La candidatura será presentada en enero de 2022.