www.madridiario.es

La primera vez

viernes 03 de abril de 2020, 23:33h

Un día más, un día menos... ¡Un nuevo día!

Y los días siguen pasando y aunque creíamos que iba a ser imposible, que no íbamos a poder, que a ver quien aguantaba en su casa sin salir si habitualmente no resistíamos ni un día seguido... Pues aquí estamos, aguantando, obedientes, en casa, sin salir y cada uno llevándolo como buenamente puede, conscientes de que no queda otra.

Y es que a veces no nos damos cuenta de nuestras posibilidades, somos nosotros mismos los que nos ponemos las zancadillas, las limitaciones, los peros, los impedimentos... Y realmente creo que lo que nos pasa, es que como creemos que ya lo sabemos todo nos da miedo enfrentarnos a una nueva primera vez. Y no me refiero a eso que habla todo el mundo de salir de la zona de confort, primero porque no me gusta nada la frase y en segundo lugar, porque se han empeñado en que todos seamos súper emprendedores, súper valientes y súper héroes sin darse cuenta de que con tanta actitud positiva y tanto salir de la zona de confort nos arriesgamos a generar más frustración qué éxito. En fin, esto es un paréntesis, seguimos con lo que estábamos.

Por primera vez en nuestra vida estamos viviendo la primera vez de muchas cosas: La primera vez de un estado de alarma, la primera vez de un confinamiento mundial, la primera vez de un virus devastador, la primera vez de un cierre de colegios, restaurantes, peluquerías, centros comerciales, tiendas, gimnasios, empresas, centros de trabajo, playas, iglesias, museos, cines, teatros... La primera vez que no podemos besar, ni abrazar, ni tocar, ni ver a los nuestros. La primera vez que nos enfrentamos a la soledad en su versión más cruel: la enfermedad y la muerte. La primera vez que nuestro destino más inmediato no está en nuestra mano. La primera vez que no tenemos respuestas... La primera vez que no hay Semana Santa, ni Fallas, ni Feria de Abril, ni Conciertos, ni Festival de Eurovision... ¡¡¡¡Ni Fútbol!!!!

Y sin lugar a dudas, todos tenemos muchas primeras veces, pero tenemos una imposible de olvidar, esa que nos ha marcado y seguro que si te paras a pensar tienes claro cual fue la tuya: de amor, de viajes, de trabajo, de fe, de felicidad, de experimentar, de sentir... La primera vez es inquietud, incertidumbre incluso miedo pero también es curiosidad, pasión, cosquilleo en el estómago, nervios, ilusión... Esa mezcla de emociones, que cuando lo tienes todo no te das cuenta. Y eso precisamente, es lo que creo que habíamos perdido: la capacidad de emocionarnos. Creíamos que ya lo habíamos hecho todo y aunque nos apeteciera experimentar, preferíamos el no, porque no lo hecho nuncaen lugar de arriesgarnos con esa primera vez. Y ha tenido que venir el COVID 19 ha traernos un catálogo de primeras veces, que nunca las hubiéramos imaginado ( ni aunque hubiéramos dado un triple salto mortal del nuestra zona de confort) y hacernos ver que aún nos quedan muchas cosas por sentir, por conocer y por vivir...

Por eso cuando esto pase, que pasará... no debemos olvidar que hubo un virus que nos puso la más difícil de las pruebas con un disfraz de primera vez lleno de miedo, de soledad y de incertidumbre, para hacernos creer que nos agotaría, que no lo superaríamos... Pero se equivocó, lo superamos y volvimos a recuperar las emociones de la primera vez y todo se convirtió en una Increíble Primera Vez: El primer beso, el primer abrazo, el primer reencuentro la primera salida, la primera quedada con amigos, el primer viaje, la primera comida familiar, el primer día de trabajo, el primer día de playa, el primer día de cine, la primera salida al teatro, el primer concierto... Ojalá y cuando acabe esto, el mundo entero se llene de la magia de la Primera Vez.

Esther Ruiz

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La primera vez

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    20311 | Elízabeth VargasPinilla - 04/04/2020 @ 19:01:51 (GMT+1)
    Un universo lleno casi por completo de personas que jamas acababan de estar contentas y plenas con quienes eran, con cómo se veían o les veían los demás, una muchedumbre alienada caminando en masa hacia él quiero más, y cuando lo tengo, en vez de disfrutarlo y bendecirlo, “salía corriendo de su zona de confort” animada a gritos por otros igualmente infelices e inconformes queriendo sólo una cosa más y siempre más! Así hemos llegado como tú bien dices Esther, a una sociedad que perdido la capacidad de emocionarse y a mi entender, una sociedad en general frustrada porque, nunca acaban las luchas por abarcar, por poseer. Olvidamos frecuentemente lo increíblemente afortunados que somos por ser únicos, por ser y estar, por sentir. Y aunque ese sitio hermoso en el que vivimos agradecidos y felices sea nuestro yo, nuestro alrededor, que ganamos trabajando con ahínco, basta el equilibrio y la gratitud, para vivir feliz y emocionado aunque sea en “nuestra cálida y querida zona de confort”. Es justo ese el lugar para vivir y reflexionar ahora.
    20299 | MCarmen Martín Abellán - 04/04/2020 @ 16:01:16 (GMT+1)
    Coincido contigo en muchas cosas, por ejemplo no me gusta lo de "zona de confort". Vamos a recuperar muchas "primera vez" en nuestras vidas, y ojalá no hubiera sido así. Siento que pasa el tiempo y me da miedo a no poder abrazar, besar....

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.