www.madridiario.es

TopClinic, expertos en microinjerto capilar en Madrid

Por MDO
martes 28 de junio de 2022, 11:05h

Se trata de una de las empresas más punteras del sector en la capital, con más de 10 años de experiencia, entre los muchos servicios que ofrecen estos profesionales, sin duda, uno de los mejores y más demandados es el de injerto capilar.

TopClinic, expertos en microinjerto capilar en Madrid
Ampliar

A día de hoy son muchas las personas que se preocupan por tener una buena imagen y cuidar su estética, a la par que mejoran su bienestar y salud. Dentro de este contexto, la pérdida de cabello es un problema que cada vez afecta a un mayor número de personas, especialmente a los hombres.

Ante esta situación que puede desembocar en afecciones más graves como la alopecia, actualmente existe el tratamiento del microinjerto capilar. Una intervención que permite volver a lucir una buena cabellera, fortalecida y sana. Aunque en España hoy en día existen muchos centros especializados que ofrecen este servicio, sin duda, uno de los más recomendables es TopClinic Madrid. Se trata de una empresa dedicada a la medicina y cirugía estética, con más de una década de experiencia en este terreno, contando con excelentes profesionales y dos clínicas, una en la misma capital y otra en Alcorcón. Aunque ofrecen un amplio catálogo de servicios, sin duda, uno de los más populares y demandados es el de injerto capilar.

¿Qué es un microinjerto capilar?

La alopecia es una enfermedad que puede afectar tanto a hombres como mujeres, si bien, es en el sexo masculino donde se da con más frecuencia. En cualquier caso, para acabar con este problema, hoy en día existen soluciones que ofrecen excelentes resultados, como es el caso de someterse a un injerto capilar.

En este sentido, en TopClinic Madrid cuentan con todas las herramientas y materiales necesarios para poder llevar a cabo esta intervención, ayudando a recuperar la juventud del cabello, teniendo en cuenta que las causas que provocan la alopecia pueden ser muy diversas, desde cambios hormonales, cuadros de estrés o problemas autoinmunes, entre otras cosas.

Hay que decir que el microinjerto capilar es un procedimiento quirúrgico, a través del cual, se autotrasplantan las unidades foliculares en la zona afectada con el fin de que se desarrolle su crecimiento y no se vuelvan a caer. Lo que hacen los expertos es extraer, pelo a pelo, el cabello de alguna de las zonas del cuerpo que estén sanas y, posteriormente, implantarlo en la zona afectada.

Para poder llevar a cabo esta intervención se pueden utilizar diferentes técnicas, todas ellas disponibles en este centro, como es el FUE Advance Restore, el FUE dhi o la técnica de Zafiro.

¿Cómo realizan este proceso?

Antes de iniciar el procedimiento, lo primero que hay que hacer al paciente es un análisis de sangre para comprobar que está en perfecto estado para someterse a esta intervención.

Tras esta prueba, se podrá iniciar la cirugía, sabiendo que este proceso no requiere de hospitalización. Así, el primer paso es seleccionar los folículos que se van a trasplantar, para luego, realizar un análisis de la estructura anatómica de la cabeza, así como de la cantidad de folículos que se necesitan y la edad del paciente para poder establecer la línea frontal en la que se empezará a trabajar.

Después, en TopClinic realizan un tratamiento de bioestimulación capilar, con el fin de nutrir las unidades foliculares y mejorar los resultados.

Una vez finalizada la intervención, habrá que acudir periódicamente a consulta para revisiones y el médico aplicará los medicamentos necesarios en función de cada caso.

Se ha demostrado que, en la mayoría de los casos, los pacientes pueden ver los resultados después del primer mes, aunque no será hasta el segundo cuando se note mejor el crecimiento del cabello. A partir del quinto mes se ve mucho más el cambio y, una vez que pasa el octavo mes, se tendrá el resultado final.

Requisitos para someterse a un microinjerto capilar

Para poder someterse a esta intervención, los pacientes deberán ser mayores de edad, independientemente de si se es hombre o mujer. Además, deben presentar un cierto grado de alopecia o bien, una gran pérdida de cabello. Asimismo, el paciente debe contar con una buena zona donante, teniendo, como mínimo, alrededor de 70 folículos de pelo sano por centímetro cuadrado.