www.madridiario.es

Conoce todos los pasos a seguir para realizar un aumento de pechos con éxito

Por MDO
miércoles 19 de enero de 2022, 10:45h

Son varios los aspectos a tener en cuenta, pero sin duda, uno de los más importantes es elegir un cirujano de trayectoria y experiencia, además de seleccionar un centro médico con instalaciones acordes, equipos de última tecnología y todo lo necesario para garantizar el mejor resultado.

Conoce todos los pasos a seguir para realizar un aumento de pechos con éxito

Una de las cirugías estéticas más solicitadas en España, y posiblemente en todo el mundo, es el aumento de pechos. Y es que cada vez son más las mujeres de todas las edades, las que se interesan por esta intervención, ya que buscan tener esa figura que unos senos redondeados y voluminosos ayudan a lograr.

También conocida como mamoplastia, la cirugía para el aumento de pechos es básicamente una operación para mejorar el aspecto de los senos, al introducir implantes para aumentar su tamaño y optimizar su forma.

Son diversas las situaciones que llevan a las mujeres a decidirse por un aumento de pecho en Granada, pero la causa más común es que consideran que tienen los senos muy pequeños y desean darles mayor volumen. Otra de las razones frecuentes son las mujeres que pierden una o dos mamas a causa del cáncer y quieren darle el aspecto similar respecto a como eran antes, lo cual se logra con una cirugía de reconstrucción.

Sea cual sea la motivación, hay importantes aspectos que se deben tener presentes, siendo el principal, tener sumo cuidado en la selección del cirujano que estará encargado de la intervención y de la clínica en la cual se realizará.

Pasos a seguir al plantear un aumento de pechos

Como ya se mencionó, el primer paso y uno de los más fundamentales es seleccionar una clínica reconocida y de trayectoria para realizar la cirugía, que cuente con instalaciones cómodas y equipadas con lo último en tecnología, y en la que además, esté el personal más cualificado y con experiencia para no correr ningún riesgo.

El segundo es concertar una primera cita con el médico seleccionado. En este encuentro el especialista explorará en cuanto a la forma y el tamaño de los senos, su firmeza y elasticidad, así como sobre las condiciones de salud en general de la paciente. El médico indagará sobre el historial de la paciente, siendo un aspecto muy importante si ha tenido embarazos, o si piensa tenerlos en el futuro y amamantar.

En la consulta, el cirujano explicará a la solicitante las diferentes técnicas que existen para realizar el procedimiento, así como le mostrará los tamaños de las prótesis, aportando sugerencias de lo que mejor se puede adaptar a sus condiciones particulares y a sus deseos, así como le hablará sobre los diferentes tipos de implantes que existen.

El médico solicitará exámenes mamográficos generales a la candidata a la cirugía, más aún si supera los 40 años, para determinar si existe algún bulto que necesite revisión o cualquier otra circunstancia que deba ser revisada. A la par, ahondará en su historial médico, para así conocer los hábitos de vida, patologías de base, consumo habitual de medicamentos y demás.

A continuación se programará otra consulta para hablar sobre lo que son los detalles propios de la intervención, el tipo de anestesia que se va a usar y si será una cirugía ambulatoria o requerirá hospitalización.

El siguiente paso será realizar los exámenes preoperatorios: electrocardiograma y análisis de sangre en las mujeres más jóvenes. En el caso de las pacientes mayores de 40 años, los estudios deben ser mucho más profundos, ya que además deben incluir mamografía, rayos X de tórax, entre otros.

Cuando todo lo anterior se haya cumplido, estará todo listo para planificar el día de la cirugía. Lo más común es que la paciente ingrese al centro clínico la noche anterior y, por lo general, se utilizará anestesia general. La hospitalización culminará al día siguiente, para continuar con un reposo mínimo de 48 horas, siguiendo estrictamente las recomendaciones del médico, y así tener un postoperatorio cómodo y sin complicaciones.