www.madridiario.es

La subida de la luz y el invierno

Por MDO
martes 21 de septiembre de 2021, 13:39h
Con la subida de la luz hay que tener mucho cuidado con nuestro gasto, sobre todo durante los meses que van a llegar en los que el frío hará acto de presencia más pronto que tarde.
La subida de la luz y el invierno
Ampliar

Todos tenemos aparatos de calefacción en casas y muchos usamos radiadores eléctricos, que habrá que empezar a utilizar de otra manera para que la factura sea asumible.

¿Qué podemos hacer para que los radiadores gasten menos?

Muchas viviendas tienen radiadores como los que instala Hogar del Gas, pero en otras la calefacción es eléctrica, bien sea con radiadores de los llamados “de bajo consumo” o con cualquier otro tipo de los que hay en el mercado.

No subir demasiado la temperatura

Dentro de casa no debemos pasar frío, pero tiene poco sentido tener los radiadores configurados a 24 grados para poder ir en manga corta mientras en la calle hay cinco grados.

En un radiador, sea del tipo que sea, lo que hace que el consumo energético se dispare es el aumento de la temperatura.

Para que nuestro consumo no sea excesivo la mejor temperatura está entre los 19 y los 20 grados, la cual nos permite estar cómodos con ropa de invierno sin abrigarnos de forma excesiva.

Usar el termostato y el programador

Los radiadores eléctricos son programables y tienen un termostato, que debemos usar para consumir la menor cantidad de electricidad posible.

Si no estamos en casa durante horas, por ejemplo porque vamos a trabajar, no tiene sentido mantener todas las estancias a 20 grados y lo mismo ocurre por la noche, cuando es posible bajar bastante la temperatura y programar el radiador para que suba una hora antes de levantarnos.

Nos podemos ayudar de las cortinas y las persianas

Las cortinas de invierno, podemos comprar unas cortinas bastante gruesas, y las persianas son nuestras aliadas para no pagar tanto en el recibo de la luz

Sirven como aislante para la vivienda y para evitar que entren corrientes de aire, de manera que siempre podemos usarlas para que el frío no entre dentro, en especial en esos días ventosos en los que el aire parece colarse por todas partes.

Hay que intentar calentar la vivienda en las horas más económicas

Es cierto que las horas económicas ya no existen, pues estamos pagando el kWh a un precio muy alto incluso de madrugada.

De todas maneras, y si nuestra casa está bien aislada, hay que tratar de calentar la vivienda en el horario llano, evitando lo máximo posible el horario punta a no ser que sea imprescindible.

El horario ideal sería el valle, pero tiene poco sentido calentar al máximo la casa de madrugada, salvo algunos casos muy especiales que son poco representativos.

La factura de la luz siempre ha sido un problema, pero este invierno lo va a ser aún más, pues vamos a ver importes que nunca llegamos a imaginar debido a los incrementos de la luz, por lo que no nos queda más remedio que hacer lo posible para ahorrar.