www.madridiario.es

Empresa de capital privado se ofrece para reunificar deudas con vivienda

Por MDO
jueves 16 de septiembre de 2021, 07:00h

La reunificación de deudas es una operación financiera que consiste, de manera resumida, en unificar todas las deudas acumuladas de distintos préstamos para hacer frente a ellos mediante el pago de una cuota única.

Empresa de capital privado se ofrece para reunificar deudas con vivienda
Ampliar

El objetivo con ello es reducir la cuantía de las cuotas mensuales y buscar mejoras condiciones en el pago de esos préstamos, para ganar en liquidez. Algunos compromisos de pago que suelen incluirse en estos procesos de unificación de deudas son la hipoteca, los préstamos personales y deudas con tarjetas de crédito.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

El formato más frecuente en estos procesos es la reunificacion de deudas con vivienda, opción que explica con detalle Pradillo Consultores. En esos casos, el préstamo con garantía hipotecario utiliza la vivienda como aval y la entidad tiene esa garantía ante un posible impago del nuevo préstamo.

Cuando un cliente quiere reunificar deudas con vivienda, lo que va buscando es obtener un tipo de interés que sea más bajo que el que paga cuando hace frente a varias cuotas mensuales.

De este modo, el consumidor renegocia los términos de sus préstamos actuales en plazo, cuota, tipo de interés o todas ellas de manera conjunta. A su vez, el propio proceso le permite estar más al tanto de su situación financiera, pues es más fácil conocer con detalle cuánto queda por pagar cuando solo se paga una cuota.

Las ventajas de la reunificación de deudas son varias, pero las más destacadas es que solo existe una entidad con la que negociar y el cliente gana en comodidad, pues ya no queda pendiente de pagar varias deudas al mismo tiempo.

¿En qué circunstancias es buena idea interesarse por una fórmula de este tipo?

Los procesos de reunificación de deudas pueden ser con un préstamo hipotecario o sin este, es decir, es posible reunificar deudas sin hipoteca. La clave no es que exista un contrato de este tipo, sino que haya varias obligaciones de pago pendiente y el cliente opte por hacer frente a ellas de manera unitaria.

Como comentamos, tener que pagar solo una cuota al mes es mucho más cómodo para tener un mejor control sobre los gastos y saber de manera inmediata cuánto se paga al mes. Si además se trata de un proceso para reunificar deudas sin hipoteca, el peso de esas obligaciones de pago suele ser menor, más reducido, es más asumible.

Por lo general, existen situaciones en las que una operación de este tipo es aconsejable. Una de ellas es que exista un préstamo hipotecario que aún no se ha cubierto por completo pero sí se ha abonado buena parte del mismo.

A su vez, si se accede a una reunificación de deudas sin hipoteca o bien los préstamos no hipotecarios son caros y generan tensión en la situación económica familiar, a pesar de que existan suficientes ingresos regulares, llevar todas las deudas a un único pago sí parece una solución interesante.

¿Es siempre buena idea reunificar deudas?

Del mismo modo que en ciertas ocasiones una decisión de este tipo ayuda a ganar músculo financiero y tranquilidad en la economía doméstica, en otras ocasiones no es posible acogerse a la fórmula descrita.

Algunas entidades que ofrecen esta posibilidad lo limitan a que exista un préstamo hipotecario, aunque no es el caso de Pradillo Consultores. Igualmente, si el nivel de ingresos regulares es bajo, tampoco es buena idea un proceso de este tipo.

Las entidades e intermediarios que trabajan con estas opciones insisten en que la reunificación tiene sus aspectos positivos, pero el requisito indispensable es contar con suficiente solvencia a nivel de pagos. En muchas operaciones financieras es casi más importante la capacidad de generar confianza que contar con los medios económicos.

Por otra parte, es muy importante evitar en la medida de lo posible el imago de una cuota en los procesos de este tipo, pues los embargos son casi inmediatos. En este sentido, ir haciendo frente a todas las deudas asumidas mediante una única cuota mensual implica poner todos los huevos en la misma cesta, una expresión coloquial pero también muy clarificadora.

¿Qué entidades ofrecen los procesos de reunificación de deudas?

Son muchos los agentes con los que contactar para operaciones de este tipo, desde empresas de capital privado hasta bancos, pasando también por intermediarios financieros. Todos ellos insisten en que algunos compromisos de pago asumidos, como los préstamos personales o las tarjetas de crédito, suelen tener intereses muy altos y se pueden reducir con la reunificación.

En muchos casos, las hipotecas de reunificación suelen alargar el plazo de amortización, es decir, se paga por más tiempo una única cuota mensual, pero con menos intereses y a un precio también inferior.

Pradillo Consultores, expertos en reunificación de deudas, ofrecen estos procesos mediante capital privado, pero siempre con apoyo y asesoría profesional, para solventar todo tipo de dudas y garantizar que los acuerdos se ajustan a la legalidad.