www.madridiario.es

Plan de alimentación saludable para tu día a día

Por MDO
lunes 02 de agosto de 2021, 11:25h

No hay duda de que la alimentación saludable es fundamental para nuestro bienestar físico y mental, pues es una manera perfecta de prevenir enfermedades como ciertos tipos de cáncer, obesidad, hipertensión o diabetes, entre otras.

Es cierto que a veces cuesta, pero esto, aunado a otras prácticas tan recomendables como el ejercicio, puede mejorar mucho nuestra calidad de vida.

Plan de alimentación saludable para tu día a día
Ampliar

Realmente merece la pena ponerse manos a la obra.

Para ayudarte durante ese proceso, en los próximos párrafos vamos a darte algunos consejos tanto para potenciar la alimentación sana como para incorporarla sin dificultad a nuestra vida.

Consejos para incorporar fácilmente alimentos y hábitos saludables a tu vida

Para empezar a incorporar una alimentación y hábitos saludables a nuestra vida es vital que empecemos por verlo como un placer en lugar de como un sacrificio. Y es que en realidad es algo muy agradable que además te aportará grandes beneficios.

Simplemente se trata de seguir ciertas pautas y rutinas muy fáciles de llevar a cabo.

Frutos secos: una excelente fuente de grasas cardiosaludables

Empezaremos diciéndote que unos de los infaltables de una dieta saludable son los frutos secos naturales, que además resultan tan agradables y sencillos de consumir. Uno de los principales motivos es su aporte energético, repleto de nutrientes esenciales que son vitales para nuestro organismo.

Si quieres comprar este y otro tipo de deliciosos alimentos saludables te recomendamos entrar en una web como nut&me, donde podrás adquirirlos muy fácilmente.

El agua, no solo cuando tengas sed

Son muchos los que esperan a tener sed para consumir agua, pero lo cierto es que esto no es lo más recomendable, ya que es preciso beber al menos 8 vasos de agua al día.

Por otro lado, evita excederte en el consumo de bebidas que deshidratan como las azucaradas o las alcohólicas.

Hay una gran cantidad de alternativas como la limonada, las infusiones afrutadas, los tés, las infusiones o los granizados de frutas que además de deliciosas son mucho más saludables e hidratantes.

Frutas: ideales a la hora del postre

A la hora de elegir postre lo mejor es una fruta. Si además son frutas de temporada o con un elevado contenido en agua como el melón y la sandía, mejor que mejor. Lo más recomendable son cinco piezas diarias (entre frutas y verduras).

También tenemos la opción de las frutas deshidratadas, de caducidad más larga y que en verano son muy socorridas, son fáciles de llevar y nos dan un extra de energía dado que tienen una mayor concentración de azúcar natural, aunque continúan manteniendo la fibra de la fruta

Intenta seguir un mismo horario

A veces no es fácil cumplir un horario, pero intenta hacerlo al menos entre semana o siempre que puedas. A la hora de cenar, lo mejor es hacerlo pronto y siempre al menos dos horas antes de ir a dormir.

Lo más recomendable son cinco comidas al día siguiendo un horario lo más regular posible. Con esto mantendrás tu metabolismo activo y además tendrás el hambre justa cuando llegues a las tres comidas principales del día.

La verdura: muy importante en el plato

Una de las normas de la comida saludable dicta que en un plato la mitad debe ser verdura. Cumplirla no es nada complicado, pues hay montones de sabores y colores para elegir dentro de las verduras cocinadas y crudas (lo ideal son las de temporada).

Otros consejos

  • Reduce la sal y el consumo de alimentos con un elevado nivel de sodio todo lo que puedas.
  • Practica al menos media hora de deporte diaria siempre que te sea posible. Eso sí, evita los tramos más calurosos del día.
  • Incluye en tu dieta diaria lácteos, como queso, yogur o leche (mejor si son descremados).
  • Cuando comas carne, quítale la grasa visible.
  • No olvides meter el pescado dentro de tu dieta habitual.
  • Incluye cereales (preferiblemente integrales) y legumbres en tu dieta.
  • Procura consumir alimentos pertenecientes a todos los grupos (los cinco básicos son productos lácteos, proteínas, verduras, grano y fruta).
  • Recurre siempre a snacks no procesados, sin azúcar ni edulcorantes

Como habrás visto, no es nada difícil seguir ciertos hábitos que además pueden ser realmente beneficiosos para nuestra salud. Desde aquí te animamos a hacerlo: no hay duda de que merece la pena.