www.madridiario.es
El plató de Telemadrid, esperando a que llegasen los candidatos.
Ampliar
El plató de Telemadrid, esperando a que llegasen los candidatos. (Foto: Efe)

Fallecidos por Covid, vacunas, MENAS e impuestos... Todas las propuestas del debate

jueves 22 de abril de 2021, 04:00h

Los seis candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en los comicios del próximo 4 de mayo arrancaban el debate de este miércoles con 30 segundos cada uno, momento en el que aprovechaban para presentarse a los electores y en los que las palabras clave fueron: Covid, libertad, MENAS y futuro.

Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos, era el primero en tomar la palabra y se dirigía a los trabajadores para recordarles que el día 4 de mayo, jornada de los comicios, es laborable y que "tienen derecho a un permiso retribuido de hasta cuatro horas para poder votar". En este sentido, ha señalado que "si alguno de los jefes no quiere, podría ser delito electoral". Además, anunciaba que su formación ha creado un buzón de consultas en el que poder asesorar a todo el que así lo precise. "Costó mucho el voto, que nadie piense que se puede robar", agregó.

A continuación, la candidata de Vox, Rocío Monasterio, arrancaba su intervención criticando las medidas adoptadas contra la pandemia, que a su juicio se han basado en "restringir las libertades, un toque de queda arbitrario". Hacía así mención a la polémica del anuncio sobre menores extranjeros en Sol y afeaba que "todos se indignan cuando se dice que un mena cuesta 4.700 euros al mes", al tiempo que añadía que "mientras los madrileños estaban encerrados sin poder trabajar, sin poder ver a sus seres queridos y sin poder enterrar a sus muertos".

La tercera candidata en intervenir era Mónica García, de Más Madrid, cuyas primeras palabras eran para “los familiares y amigos de víctimas del Covid", así como "a todos los que luchan" contra esta pandemia. "Soy Mónica García, médica del Hospital 12 de Octubre, madre", se presentaba García, que en sus últimas palabras pedía a la candidata a la reelección del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, que "retire los insultos a la gente que pasa hambre en la Comunidad".

Por su parte, Ayuso hacía alusión a los momentos "muy difíciles" que han tenido que padecer los madrileños por la pandemia. "Hemos perdido a seres queridos, y ahora está en juego el futuro la Comunidad y que nos cambien el modelo por la puerta de atrás", advertía. Asimismo, explicaba que convocó elecciones regionales para que "sean los madrileños quienes decidan cómo quieren vivir". "Yo he decidido tratarlos como adultos", subrayaba, al mismo tiempo que apelaba a la "fuerza" necesaria "para gobernar en libertad y que la Asamblea no frene las medidas que necesitaremos para salir adelante después de este año de tanto dolor".

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, criticaba que al Partido Popular, que gobierna en la región desde hace 26 años "debilitando los servicios públicos", y recordaba además la tragedia vivida en las residencias de personas mayores en la pandemia, algo que, ha señalado, "no es gestión, es ideología". "El 4 de mayo no elegimos con quién tomamos algo, sino quién está preparado para liderar la recuperación", defendía Gabilondo que, al mismo tiempo, llamaba a la necesidad de un gobierno "serio y progresista".

Por último, el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, tiraba de encuestas y señalaba que "el 'pack' de Gabilondo e Iglesias no va a gobernar" y, por tanto, "no va a haber fotocopia en Madrid del Gobierno central". Así, apuntaba que serán los madrileños quienes decidirán si está Ciudadanos o Vox en este Ejecutivo regional, al tiempo que ponía en valor la "experiencia" de Ciudadanos frente al "experimento" que supone la formación de Santiago Abascal.

Primer bloque: Madrid en pandemia

Mónica García y Pablo Iglesias se lanzaban en el primer bloque del debate electoral de Telemadrid contra Isabel Díaz Ayuso por las cifras de fallecidos por coronavirus en la autonomía, mientras que ella defendía que no inventó el virus. Los dos candidatos afeaban a la 'popular' que la Comunidad de Madrid lidere "los peores datos" de todo el país mientras que Ángel Gabilondo la acusaba de tener una actitud ideológica frente a la pandemia.

El turno de intervención lo abría Monasterio, quien incidía en que se está viviendo la peor crisis económica sanitaria y social en décadas. Asimismo, la de Vox señalaba: "Tenían la desfachatez, además, de decir que estaban en su chalé de Galapagar dedicados a ver películas o series de Netflix al ritmo de 30 muertos por capítulo. Esto es el señor Pablo Iglesias que está aquí y que pretende venir a arruinar Madrid y este es el partido del señor Gabilondo. Estos eran los que venían a ser los de los cuidados, los que abandonaron a los mayores en las residencias; los del escudo social; los que no se atreven a pasearse por las colas porque se darán cuenta que tenían trabajo y ahora ya nadie les cogía el teléfono", decía, al tiempo que reclamaba que es partidaria de "quitar todas las restricciones".

Mientras, Iglesias recalcaba que, "más allá" de los insultos de Ayuso o Monasterio, los datos oficiales arrojan 600.000 afectados, 90.000 hospitalizados, un total de 6.500 ingresos en UCI y 15.000 fallecidos. También aludía a que la región lidera el porcentaje de camas ocupadas en hospitales por el Covid y ha confrontado que Madrid tiene más datos de muertes que Londres, París o Berlín. Y es que para Iglesias, la pandemia ha sido utilizada por Ayuso como una "oportunidad para hacer caer" el Gobierno estatal que tildan de socioalcomunista.

Por su parte, Edmundo Bal rechazaba "la política de enfrentamiento, de bandos, de la guerra civil", que representan, a su parecer, Monasterio e Iglesias. Así, apuntaba a que hay una "falta de utilidad absoluta en relación a la pandemia" y, en este sentido, hacía constar que Vox no participó en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado o en los proyectos de reconstrucción nacional. "Me niego a pensar que la única posibilidad para luchar contra el señor Iglesias o el señor Sanchez sea Vox. Hay una opción sin bandos, hay una opción central, de libertad para todos. A mí, que con el drama que estamos viviendo se dediquen a politizar el dolor, a utilizar los datos como hace el señor Iglesias, únicamente para arrojárselo a la cara a la otra persona, me da muchísima pena", defendía.

Su homóloga en Más Madrid también aludía a que la realidad es que Madrid presenta los peores datos de ocupación de UCIs y fallecidos en residencias y cuestionaba a Ayuso por qué siente "orgullo" por su gestión. A continuación, recriminaba que cuando Madrid necesitaba sanitarios, se contrataron a "curas" y que cuando los ciudadanos necesitaban a una presidenta que les cuidara, Ayuso fue la dirigente 'ni-ni' que se dedicó a confrontar con el Gobierno central. "El único milagro que tenemos son cifras dramáticas", decía.

Por su parte, Ayuso defendía que ella no inventó el virus y recalcaba que la Comunidad ha sido "fuertemente golpeada por un virus que empezó asolando China, que pasó después por Italia y que entró por el Aeropuerto de Barajas sobre el que no ha habido ningún tipo de control". La presidenta madrileña ponía el foco en que en la primera ola el número de muertes y de contagios fue "catastrófico", pero fue "de todos" porque las muertes son de "todos". "A mí me importa lo mismo una persona que fallece en Galicia o que fallece en Andalucía. Lo que hizo este Gobierno fue echarse a las espaldas la responsabilidad de salir a por el virus", manifestaba, al tiempo que defendía la puesta en marcha del Hospital Isabel Zendal.

Asimismo, Ayuso ponía en valor que compraron cinco millones de test de antígenos y estudiaron en zonas básicas de salud las aguas residuales del Canal de Isabel II. "Si se compara de manera mezquina con otras comunidades autónomas, con otras densidades u otras situaciones que pueden dar esas cifras, pero es absolutamente falso. Reto a mis contrincantes que a lo largo de estos días me demuestren que es verdad lo que dicen sobre la mortalidad en Madrid. Ni siquiera en la primera ola fue superior a las demás comunidades autónomas, fuimos la cuarta", decía.

Al tomar la palabra, el candidato socialista hacía hincapié en que en Madrid hay unas cifras de fallecidos del 19,2 por ciento, que no celebran, pero sobre las que advierten. "Lo que me llama la atención es la actitud de gestión. Es una actitud de su ideología", manifestaba, para a continuación sacar el protocolo de la Consejería de Sanidad que impedía el traslado de mayores de residencias a hospitales.

Segundo bloque: reto sanitario

Los candidatos del PSOE, Más Madrid, Ciudadanos y Vox coincidían en la necesidad de dignificar los centros de salud y aportar más recursos a la Atención Primaria, aunque con distintos modelos para conseguirlo, mientras que Unidas Podemos planteaba dentistas y gafas gratis antes de cuestionar el plan de reducción de las listas de espera sanitarias enunciado por el Partido Popular.

La primera palabra la tenía Mónica García, también anestesista en el Hospital 12 de Octubre, que planteaba un nuevo modelo para las residencias de mayores alejado del "low cost al peor postor", así como un plan público de atención a la salud mental denominado 'Vete al médico', como el insulto que espetó un diputado del Partido Popular al líder de Más País, Íñigo Errejón. García, que remarcaba que siempre ha sido "muy crítica" con el Zendal, aseguraba que lo aprovecharía, "pero como hospital", y sin tener que seguir "mermando" la plantilla sanitaria instando a "hacer atractivo para los profesionales el trabajar en la Comunidad".

Por su parte, Ayuso replicaba que en ningún caso se dejó morir a los mayores en las residencias porque en su partido han liderado una "lucha por la vida". A los partidos de izquierda les reclamaba "que dejen de utilizar la Sanidad pública como si fuera suya" y "que dejen de meter miedo" a la ciudadanía. Además, acusaba a García de "utilizar el 12 de Octubre para hacer sus carteles" y defendía que todos forman parte de la Sanidad pública. "En Madrid no hemos dejado morir a nadie", lanzaba a la de Más Madrid después de asegurar que "tres de los mejores hospitales del mundo están en Madrid" y de agradecer la labor de los profesionales sanitarios.

Iglesias ponía sobre la mesa un plan de inversión en la Sanidad de más de 1.000 millones de euros "para lo que se necesita que la Comunidad cumpla la Constitución en materia fiscal". En este punto, Monasterio defendía más recursos para la Atención Primaria, recursos que se obtendrían "reduciendo gobierno, reduciendo el número de diputados y los chiringuitos". También cifraba la necesidad de vacunar a 200.000 personas al día, después de acusar a los partidos de izquierda de votar sistemáticamente 'no' a sus propuestas sanitarias, como catalogar la Covid como enfermedad profesional.

Bal reiteraba la necesidad de un plan de vacunación 24/7, así como pedía consolidar 11.000 plazas de sanitarios, la modernización de la Atención Primaria y blindar las ofertas de empleo para "no esperar 11 años a una oposición". Ciudadanos plantea destinar el 2 por ciento del PIB a ciencia e innovación, modernizar la Atención Primaria, garantizar que los interinos no vean que sus plazas sean sacadas en ofertas de empleo público con el fin de darles estabilidad.

Por último, Gabilondo hacía un alegato en favor de los centros de salud como modelo sanitario de proximidad, cuando 70 de estos equipamientos han estado "inactivos". El candidato del PSOE llamaba a "dignificar los centros de salud" con la construcción de una treintena de centros nuevos y que las citas médicas se den en 48/72 horas, y pedía "vacunar todos los días de la semana" y no como ha ocurrido en Semana Santa, "cuando algunos días no se vacunó a mayores de 80 años y dependientes". "No me da miedo la palabra pacto (en referencia a Bal y su propuesta de vacunación), pero hay que empezar por un plan estratégico", indicaba.

Tercer bloque: reto social

Los seis candidatos centraban este punto del debate en la vivienda para los jóvenes, el aumento de las 'colas del hambre' por la pandemia, los menores extranjeros no acompañados y la libertad educativa. Así, Ayuso señalaba que lo más importante en este momento es que los madrileños "recuperen su vida y el empleo" y defendía que se continúe con proyectos como el Plan Vive para facilitar el acceso a la vivienda para los jóvenes. También ponía el foco en la importancia de seguir fomentando el bilingüismo, la digitalización y la libertad educativa, a la vez que criticaba la "intromisión de la izquierda en la decisión de las familias" de decidir si quieren ir a la Educación pública, privada o concertada.

Por su parte, Gabilondo expresaba que el alquiler en Madrid es un asunto "tremendo" e incidía en que se deben construir nuevas viviendas a precios asequibles para facilitar el acceso a las mismas, además de aludir al aumento de las 'colas del hambre' y criticar a Ayuso por referirse a las personas que están en ellas como "mantenidos".

Monasterio insistía en la importancia de garantizar la seguridad en las calles frente a los menores extranjeros no acompañados. "Si son niños tienen que volver con sus familias, es injusto. Si no son niños y delinquen, deben estar en la cárcel. Los mayores quieren caminar seguros por las calles", resaltaba, a la vez que insistía en que "sin seguridad no hay libertad".

Bal destacaba la función de Ciudadanos al frente de las carteras de Políticas Sociales en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y pedía a los madrileños que "elijan" si quieren que las políticas sociales "las lleve Vox, que dicen que las personas LGTBI tienen que pasar por terapias de conversión". Además, criticaba a Vox por querer "adoctrinar" a los niños en las escuelas también sobre los menores extranjeros no acompañados.

Bal reprochaba también a los candidatos que hablen de los menores extranjeros no acompañados y de la inmigración cuando es "competencia del estado" y se trata de unas elecciones autonómicas. El de Ciudadanos también subrayaba la protección a las mujeres. "Se llama estado de bienestar. Son ustedes un poquito antiguos", espetaba a Monasterio. Entre sus propuestas, el candidato 'naranja' destacaba la puesta en marcha de 1.700 plazas en centros de atención temprana, ayudas a la dependencia, consolidar el empleo de funcionarios interinos y ayudas a la hostelería.

A la vivienda también aludía Pablo Iglesias, resaltando el número de pisos vacíos en la región que asciende a 263.000, según sus datos. "Los jóvenes en Madrid deberían gastar el 105 por ciento de su sueldo en un alquiler medio", apostillaba, al tiempo que criticaba que la Comunidad es la tercera región con más desalojos por impago de alquiler.

García destacaba que existe un problema de desigualdad en Madrid y con los niños en riesgo de exclusión, y hablaba de la situación que viven los niños de la Cañada Real, sin electricidad durante meses. García ha propuesto una renta complementaria de cuidados por reducción de jornada de 543 euros por progenitor, el doble, hasta 1.086 euros, en caso de familias monomarentales o monoparentales.

Cuatro bloque: reactivar Madrid

Unidas Podemos y Más Madrid insisten en subir los impuestos "a los que más tienen", algo que el PSOE rechaza para estos dos años de gobierno excepcionales, mientras que PP se ha vuelto a comprometer a bajar el IRPF, Vox, también partidario de bajar impuestos, y Ciudadanos no confía en los socialistas. El encargado de abrir este bloque era Gabilondo, que consideraba que para que se produzca una recuperación en Madrid deben llevarse a cabo unos presupuestos, y de ahí es de donde considera que se conseguirá la cuantía para destinarla a Sanidad, Educación y la recuperación social sin necesidad de "subir impuestos" sin subir "ni un euro a los ciudadanos".

El líder socialista sí está de acuerdo con el planteamiento global de hacer una reforma fiscal, pero cree que, por lo "excepcional" de la situación, ahora "no es el momento", sino que deben centrarse plenamente en resolver los problemas de la pandemia. También, Gabilondo apostaba por encontrar caminos para la "recomposición y reconstrucción de Madrid", con un 'hub' de ciencia y salud, ayudas directas de 1.300 millones a empresas, pymes, autónomos y familias.

En materia fiscal, el líder de Podemos recalcaba que de "algún lado tendrá que salir el dinero" si se está de acuerdo en no tener una Sanidad "infrafinanciada" o una Educación en la que se necesita bajar "las ratios profesor-alumno". "Habrá que aplicar la Constitución, bajar los impuestos, por ejemplo, a los autónomos que están en situación más vulnerable o tipos del IRPF a los trabajadores en una situación más modesta", apuntaba posteriormente. Iglesias cree que esta pandemia "ha dado una lección" porque cuando las cosas "se ponen difíciles", lo público "no se puede poner de perfil". Así, resaltaba que desde el Gobierno de España han gestionado el mecanismo para que medio millón de empresas sigan abiertas y 3,4 millones de trabajadores no perdieran el empleo, además de un escudo social que ha impedido desahucios.

Ante esto, Edmundo Bal cuestionaba que Gabilondo se comprometa a no subir impuestos, algo que cree que acabará haciendo por la "familiaridad" con la que trata a Iglesias. Esto, decía, le hace pensar que el candidato de Unidas Podemos acabará siendo "el vicepresidente" del socialista. En este punto, sacaba pecho de las medidas que llevó a cabo la Consejería de Economía liderada por su formación, "superando en PIB a Cataluña", y con ayudas directas a la hostelería con el 'Plan Impulsa' o ayudas de 3.200 euros por negocios a pymes y autónomos. Con lo que pedía al candidato socialista "que se informe mejor".

A continuación, la líder de Vox tomaba la palabra para exigir que "no se siga arruinando a los madrileños" y, para ello, "hace falta bajar impuestos, cuando las familias y las pymes lo están pasando mal y no llegan a fin de mes". Monasterio insistía en su idea de bajar impuestos reduciendo el "despilfarro político", algo que iría destinado también a reforzar la Sanidad, la Educación y la Emergencia Social. Además, apuesta por acabar con el "infierno burocrático" y por "levantar el toque de queda, que los madrileños tienen que salir corriendo a las 11 de la noche como delincuentes".

Por su parte, Ayuso resaltaba que "si la economía en Madrid ha resistido mejor que el conjunto de España, no es gracias ni al Partido Popular ni a Ciudadanos, sino a las políticas liberales que se llevan aplicando desde hace de más 16 años que han conseguido bajar impuestos consecutivamente y estas recetas ya venían de antes". "A partir de ahora vamos a hacer una rebaja histórica del IRPF porque quiero gobernar con libertad, con las manos libres para poder ejecutar mi programa y sí poder tener pronto unos presupuestos. Agradezco el trabajo de los consejeros de Ciudadanos en esta legislatura y además los ha habido muy buenos y me gustaría contar con ellos", lanzaba.

Tras la presidenta, la candidata de Más Madrid criticaba que la receta del Partido Popular haya sido siempre el "pelotazo urbanístico, la degradación de los servicios públicos y el programa que todo el mundo conoce: apadrina a un millonario". En materia fiscal, Mónica García se mostraba también partidaria de que "pongan los que más tienen". "Estos últimos 15 años la Comunidad de Madrid ha dejado de ingresar 48.000 millones en servicios públicos. Vamos a seguir afrontando la crisis con la casa de paja en vez de con la casa de piedra. No nos engañe con que van a bajar los impuestos. Solo un 0'8% son los beneficiarios de sus bajadas de impuestos", decía. Además, García ponía el foco en reformar la ley de cambio climático, así como elaborar un pacto por la ciencia, combatir la "precariedad" y ofrecer a los jóvenes "algo más que una vivienda por las nubes y salarios por los suelos".

Quinto bloque: el 5 de mayo, ¿qué?

Gabilondo reconocía que estaría dispuesto a “contar con el apoyo” de Unidas Podemos si eso consigue "frenar, cerrar al paso al Gobierno de Colón" en la región madrileña. "Pablo, tenemos 12 días para ganar las elecciones", decía el líder socialista a Pablo Iglesias. Se ha tratado de la primera vez en campaña que Gabilondo pide al líder de Unidas Podemos su apoyo directo si la izquierda consigue los escaños suficientes para poder gobernar. Hasta ahora había apostado por "huir de extremismos" al haber manifestado que "con este Pablo no".

También es favorable a conformar Gobierno con Más Madrid. A su candidata, Mónica García, le ha indicado que él cree en un "Gobierno progresista" y cree que podrían "gobernar". Por contra, ha aseverado que "ni con Vox, ni con Partido Popular" el pacto sería posible.

Por su parte, el candidato de Ciudadanos volvía a echar mano de las encuestas, que "dicen que Gabilondo e Iglesias no van a sumar" y que por ende "no se va a reeditar en Madrid la fotocopia del Gobierno de España, que es un desastre". Así, planteaba la disyuntiva entre Ciudadanos y Vox para conformar gobierno con el Partido Popular. "El dilema es si los madrileños quieren que la imagen de Madrid sea con la señora Monasterio, que es antieuropea, o con la sensatez de Ciudadanos. Que elijan entre un partido que promueve la ciencia u otro que no cree en vacunas", lanzaba.

Pablo Iglesias, por su parte, decía a Bal que "el hecho de que no haya dimitido en el Congreso revela que es consciente de que su partido no va a tener representación". "A mí me dijeron que jamás habría un Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, y que jamás sería vicepresidente. Si firmamos un programa de gobierno de izquierdas, aportamos firmeza. Eso se cumple", expresaba a renglón seguido.

García pedía a Bal que "deje de dar oxígeno a la ultraderecha" y manifestaba que su formación apuesta por "un modelo como el pacto del botánico", que hay en la Comunidad Valenciana, porque la región necesita "oxígeno" en las instituciones. "Estamos abiertos a hablar con todo aquel que quiera un gobierno decente", ha subrayado.

Al tomar la palabra, Rocío Monasterio, dejaba claro que los votos de su formación "serán clave para frenar la izquierda en Madrid". "Si ganamos aceptaremos los votos de aquellos que frenen a la izquierda", añadía.

Como viene siendo habitual en sus intervenciones de campaña, Ayuso reiteraba que su voluntad es gobernar en solitario, y destacaba que ha decidido "que sean los ciudadanos los que elijan en las urnas". Indicaba que ella cuenta con "las recetas para la recuperación económica, con gestores", y apuesta por "un gobierno austero, reducido" y que luchará contra aquellos que quieren "romper España".

Último bloque: conclusión en un minuto

Rocío Monasterio pedía el voto a su formación frente a otros partidos que "aseguran la miseria" o que aspiran a que "todo siga igual": "Ellos protegidos y ustedes abandonados". "Necesitamos tener la seguridad de poder trabajar sin restricciones, sin toques de queda, la seguridad de que nuestros hijos y mayores pueden caminar solos sin ser atacados", lanzaba Monasterio, que aludía también a la seguridad de los barrios para que las viviendas no sean 'okupadas'. También, pedía el voto a Vox para asegurar que los impuestos no vayan a ser destinados a "más chiringuitos, diputados y consejerías", además de para asegurar que a los niños "no se les adoctrina en las escuelas por parte de activistas".

Mónica García concurre a los comicios como "creyente del bien común y practicante de la política de lo importante". La también anestesista en el 12 de Octubre se dirigía a sus dos hijos, Nico y Pablo, y a su hija, Rosita, que aunque espera que estuvieran en la cama, les quería explicar los motivos por los que da el salto y se presenta a la Presidencia regional, centrando su confianza en "el poder transformador de la política", algo no muy alejado de la medicina, su profesión. Ambas dedicaciones comparten puntos en común, como "la responsabilidad, la vocación, la empatía". "Os quiero dejar de herencia una sociedad justa, equitativa, en la que nos respetemos todos. Os quiero dejar una Comunidad donde viváis en libertad, que empaticéis con los más frágiles y donde todos seamos donantes y receptores de cuidados", ha enumerado. A la ciudadanía le quiere brindar un futuro "con ilusión, con empatía" y lo hace como "creyente del bien común y practicante de la política de lo importante". "Soy Mónica García, soy médica, sanitaria de la Sanidad pública y quiero ser presidenta de la Comunidad", terminaba.

Isabel Díaz Ayuso pedía el voto de los que quieren conservar la "libertad" frente a "todos aquellos que quieren controlarlo todo sin solucionar nada". La dirigente madrileña hacía hincapié en que hacía "muchísimo" que no se iba a unas elecciones con "tanto interés" y esto es, a su parecer, "porque ahora mismo se está jugando el modelo para Madrid y para España", que pretenden cambiar "por la puerta de atrás desde La Moncloa". "Siempre he defendido que a Madrid se viene a vivir en paz y que los madrileños estamos muy orgullosos de vivir a nuestra manera: peleando, luchando, pagando muchos impuestos, pero alcanzando esa libertad que pretenden quitarnos todos aquellos que quieren controlarlo todo, pero no solucionar nada", manifestaba. Para Ayuso, de aquí en adelante tienen "un reto apasionante" que se basa en "luchar por la libertad" y por todo aquello que se han dado todos en la Comunidad. La 'popular' incidía en que en estas elecciones, "por amor y por respeto tanto tanto a Madrid como a España", pide que se unan "a la inmensa mayoría de todos los ciudadanos" que han elegido "comunismo o libertad". "Yo sin duda ese apasionante reto de la libertad es el que pienso seguir defendiendo y por eso pido el voto para el PP".

Edmundo Bal aprovechaba su minuto de oro para remarcar su intención de "evitar bandos" y ser el "presidente de todos", "de Vallecas y de Salamanca". "Quiero que me conozcas y sepas por qué me presento a presidente de todos los madrileños. Soy servidor público llevo casi 30 años siendo abogado del Estado y dedicando mi vida a luchar contra la corrupción", decía. Así, recordaba que se ha enfrentado a "enemigos muy poderosos" y ha intentado "con humildad" gestionarlos y ha citado como ejemplos a los independentistas de Cataluña y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que quería que "omitiera en el escrito de acusación los hechos violentos del 1-O en Cataluña". "Yo elegí decir la verdad, por eso estoy tan cómodo en Ciudadanos, porque defendemos los intereses generales", proseguía Bal, que dedicaba los últimos segundos a presentarse como un candidato transversal que pueda aglutinar a los "empresarios, los autónomos, trabajadores y funcionarios", a jóvenes y mayores, los sanitarios y los que "no piensan" como él. "Un presidente de todos, de todos los madrileños", finalizaba.

Ángel Gabilondo planteaba a los madrileños elegir el próximo 4 de mayo entre "recortes, corrupción y privatización" o por un "gobierno serio y honesto" como el que él propone. "Este es un momento crucial; hemos aprendido que las políticas sociales y los servicios sociales están muy resentidos y cuando eso ocurre llega la pandemia. Tenemos que elegir si continúan los mismos, privatizando, recortando y la corrupción o un gobierno progresista, serio y honesto", lanzaba. Así, instaba a elegir entre "el extremismo que ha supuesto el hacer humillación a los necesitados y atacar a los desprotegidos" o los que quieren hacer propuestas con los fondos europeos para la recuperación de las empresas y los empleos. "Ustedes nos conocen. Me conocen, soy un profesor que se ha dedicado a enseñar y a defender el bien común con la honestidad y la seriedad que he sido capaz. Necesito tu fuerza, tu apoyo y tu voto para poder cambiar el gobierno de Madrid", finalizaba.

Pablo Iglesias se dirigía a los indecisos al cierre del debate para que recuerden a los que cumplieron las normas sanitarias y garantizaron los servicios esenciales, y tampoco olviden a los que utilizaron la pandemia para intentar "hacer caer al Gobierno". "Recuerda a la gente en los balcones (...) Recuerda esa clase obrera que hizo que todo funcionara cuando era necesaria que funcionara", apuntaba a los madrileños que rememoren, también, a aquellos que salieron "a las calles con palos de golf" cuando el resto guardaban las restricciones. También instaba a a no olvidar a los que "insultaron, mintieron y trataron de hacer caer al Gobierno para recuperar el poder". "Si recuerdas y no olvidas, volveremos a ganar", zanjaba.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios