www.madridiario.es

Generosidad china

lunes 10 de febrero de 2020, 17:18h
España sabe bien lo que son las epidemias y las intoxicaciones alimentarias. Hemos pasado por lamentables episodios que han dejado muertos y personas gravemente afectadas, desde el aceite de colza, hasta la listeria, pasando por el síndrome de las vacas locas y la neumonía atípica. Digamos que tenemos una amplia y maldita experiencia en este sentido.

Ahora, el mundo entero vive inquieto por el coronavirus procedente de China. En el distrito de Usera se asienta la principal colonia de ciudadanos chinos en Madrid. Muchos de ellos viajaron al país asiático para celebrar el Nuevo Año Chino, en esta ocasión dedicado a la Rata. A su vuelta a Madrid, muchos de estos ciudadanos han tomado la generosa y difícil decisión de imponerse voluntariamente un periodo de cuarentena, en prevención de que pudieran haber contraído el coronavirus en el viaje a su país de origen. No ha sido necesario someterse a pruebas médicas; han preferido ponerse la venda antes que la herida, y han optado por la medida preventiva más eficaz: el aislamiento voluntario.

Se han recluido en sus casas, han cerrado durante un tiempo sus comercios, entendiendo que el miedo es libre, y que la población se viera condicionada por la duda. Ha sido una decisión valiente, aunque resulte lesiva para sus intereses. La inactividad comercial puede tener grave repercusión económica para sus humildes comercios y para las familias que viven de ello. Han puesto por encima de sus intereses, la tranquilidad y la confianza de sus vecinos. Un gesto encomiable de generosidad y desprendimiento de esa estupenda colonia china que reside, mayoritariamente, en un distrito de Madrid, el de Usera. Gracias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios