www.madridiario.es
Intervención artística de Boa Mistura en el puente de San Cristobal
Ampliar
Intervención artística de Boa Mistura en el puente de San Cristobal (Foto: Boa Mistura)

Lienzos urbanos que embellecen Madrid

domingo 09 de septiembre de 2018, 09:00h

Transformar y cambiar el espacio respetando el entorno sin 'contaminar' el espacio. Así trabajan los componentes de Boa Mistura ('Buena mezcla' en portugués), un colectivo especializado en intervenciones artísticas en la calle con sede en Madrid. Pero a día de hoy no solo la capital española alberga sus obras, sus creaciones han cruzado el charco y han viajado a lugares olvidados pero llenos de belleza humana.

Hace cuatro años, cruzar un paso de peatones en Madrid resultaba más divertido e inspirador. Un proyecto que despertó la imaginación de la gente al leer, mientras esperaba a que el semáforo les diese el paso, mensajes como 'Todos tus pasos son mis alas' o 'Mi alma la tripula el viento de tu respiración'. Esta iniciativa, creación del colectivo artístico Boa Mistura, fue una experiencia más que enriquecedora. En ese momento, actuaron en la clandestinidad: "No contábamos con apoyo de ningún tipo, solo nos movía el amor hacia nuestra ciudad". 33 pasos de cebra se vieron inundados de poesía, aunque nadie entendiese el motivo de sus mensajes. Ahora, esos mismos versos, que sorprendieron a los madrileños mientras cruzaban apresurados los pasos de cebra, se multiplican por Madrid con el apoyo del Ayuntamiento.

Versos al paso es el título de la iniciativa que llenará de poesía miles de pasos repartidos por los 21 distritos de la ciudad. Y los habitantes tendrán mucho que ver porque de las creaciones poéticas enviadas por los madrileños, se seleccionarán las que se pinten en el asfalto y que verán la luz para a partir del mes de octubre.

Pero este proyecto poético es solo un pequeño apéndice de la extensa trayectoria artística de Boa Mistura. Un equipo multidisciplinar de jóvenes con influencia del graffitti que comenzó en el 2001. "Apostamos por hacer de su afición un medio de vida", cuentan. Todo comenzó en el barrio de Alameda de Osuna, muy cerca del aeropuerto de Madrid-Barajas, cuando sus integrantes se reunían cada día movidos por el arte callejero y reivindicativo. Y aunque cada uno de ellos tomaron rumbos diferentes, años más tarde se reencontraron para unirse en un proyecto basado en la creación artística con un lenguaje que implica, de manera indisoluble, cambios sociales en todo el mundo, aunque su sede descansa en Madrid.

'Ama lo que haces', ese es el lema que remueve por dentro a cada uno de los integrantes de Boa Mistura. Y lo llevan bien tatuado en el mapamundi que preside su día a día. Chile, México, Malasia, China, Kenia,...son solo algunos de los destinos poseedores de su arte. Cambiar y transformar la calle creando vínculos entre las personas es uno de los objetivos: "La experiencia nos ha demostrado que las personas necesitamos una chispa de inspiración para creernos capaces de lograr un gran cambio". Con mesajes y vivos colores consiguen esos cambios, especialmente en barrios más vulnerables. "Habitualmente trabajamos en barrios con carencias urgentes a nivel de equipamientos y con conflictos sociales y lo que proponemos es un cambio de mentalidad desde dentro, que los habitantes de la comunidad particen en la mejora de su espacio", explican. Y esa transformación, que consume tiempo, confirman, "termina llegando".

Estos lienzos urbanos, que huyen de galerías y espacios cerrados, quieren vivir la ciudad, con sus habitantes, y formar parte de su paisaje cultural: "El hecho de pintar juntos de hacerlo en un espacio público cambia la percepción creando un clima de pertenencia", aseguran. Y con este símbolo de convivencia y compromiso hacen frente incluso a las dificultades que en ocasiones sufren con las instituciones y autoridades que ven estas iniciativas como un acto vandálico: "Afortunadamente, esta situación ha cambiado y ahora es una herramienta que se considera constructiva para embellecer la ciudad".

Una inyección de vida en los barrios

El mercado de la Cebada, en La Latina, rejuveneció tras la intervención del colectivo. Seis cúpulas y dos fachadas principales consiguieron más luminosidad. Un proyecto que transformó un punto de encuentro a través de la palabra 'Color', escrita con una anamorfosis. Esta iniciativa consiguió hacer más vivo un edificio que había entrado en un proceso de deterioro importante hasta casi parecer abandonado.

Un profundo proceso de cambio que también alcanzó al centro CEA(R) (Comisión Española de Ayuda al Refugiado). La superficie de la fachada se llenó con dos palabras solapadas entre sí. La palabra 'Hogar' representa una mirada al pasado, con un hogar perdido al que pertenecen y que se convierte en su identidad. El término 'Futuro', la mayor preocupación de las personas que acuden a este centro, también forma parte de la fachada. La convergencia de los dos conceptos crean una energía de progreso sin olvidar las raíces.

El puente de San Cristobal de los Ángeles, en el barrio de Villaverde, transformó su imagen. De una simple y robusta infraestructura de hormigón pasó a convertirse en un elemento lleno de color y multiculturalidad. Los vecinos pudieron colaborar en el proyecto pintando y recuperando un espacio abandonado junto a Boa Mistura, a la Casa de San Cristobal -de la Fundación Montemadrid- y Basurama. La combinación de varios ingredientes consiguió inyectar vida a este barrio.

En la calle San Dimas esquina con Quiñones encontramos 'Firmeza'. Un dibujo que transmite la voluntad inquebrantable, consecuencia de la constancia y la decisión de realizar algo. Esta serigrafía, contundente y decisiva, se pintó sobre la fachada de una antigua cárcel de mujeres. Pertenece al tríptico formado junto a otras dos piezas, ‘Futuro’ en Barcelona y ‘Canvi’ en Valencia.

Una de las últimas actuaciones del colectivo se desarrollo en la Cañada Real. Boa Mistura quería dar visibilidad a este barrio que parece vivir a la sombra del resto en la región. A través de un recorrido cromático con los versos que componen la canción 'El alma no tiene color' del poeta Antonio Remache, abarcaron diferentes fachadas a lo largo de los 16 kilómetros que conforman esta zona. Palabras que hablan de identidad y de ideales y de un proyecto en el que los vecinos se implicaron para llevar el mensaje de los poemas a los muros de la Cañada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Lienzos urbanos que embellecen Madrid

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    11210 | Ippe - 16/09/2018 @ 15:24:53 (GMT+1)
    Han convertido el obsoleto mercado de La Cebada en un circo lleno de colorines que desdice. en un entorno medieval con la basílica de San Francisco al fondo Esperemos que no nos pinten la cúpula son capazes

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.