www.madridiario.es
Fotos de la campaña Camino del Reciclaje.
Ampliar
Fotos de la campaña Camino del Reciclaje. (Foto: Ecoembes)

El Gobierno del Principado de Asturias, Cogersa y Ecoembes fomentan el reciclaje y la lucha contra la basuraleza en el Camino de Santiago

lunes 30 de julio de 2018, 19:37h
Con la campaña Camino del Reciclaje, ambas entidades buscan proteger el entorno natural por el que transcurre la ruta Jacobea. La iniciativa cuenta en el Principado con la colaboración de 35 albergues, que han sido especialmente equipados con puntos de reciclaje para potenciar la concienciación medioambiental y la economía circular entre los peregrinos. Se repartirán más de 27.000 bolsas reutilizables elaboradas con materiales reciclados para favorecer el reciclaje entre los peregrinos.

El Gobierno del Principado de Asturias, el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) y Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases, han puesto en marcha una nueva edición de Camino del Reciclaje. Se trata de un proyecto medioambiental que busca que los miles de peregrinos que anualmente recorren el Camino de Santiago puedan separar y reciclar los distintos residuos de envases que van generando durante cada etapa, evitando así la basuraleza (residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza). Una actitud que, si bien siempre es imprescindible, cobra aún más importancia a lo largo de esta ruta que transcurre por un marco natural incomparable.

En el Camino del Reciclaje, los albergues adquieren un papel fundamental: los caminantes hacen uso de ellos a lo largo del recorrido, convirtiéndose en el mejor lugar donde poder reciclar los envases que van generando. Así, en Asturias se cuenta con la colaboración de un total de 35 ecoalbergues, cifra que se sitúa en torno a los 400 si se tienen en cuenta los de La Rioja, Galicia y Castilla y León, donde también se desarrolla el proyecto. Además, como novedad este año, la campaña se ha extendido a hospedajes del Camino Portugués de Galicia y del Camino Francés en La Rioja, que se añaden a los del Camino Francés y del Norte que ya vienen participando en la campaña desde el 2015 y 2017 respectivamente.

Todos ellos han sido equipados con una media de 2 a 4 puntos de reciclaje amarillos –donde se depositan los envases de plástico, latas y briks- y azules –destinados a los envases de papel y cartón-. Asimismo, han recibido carteles explicativos para su correcto uso, así como una guía sobre cómo reciclar correctamente. Del mismo modo, se ha reconocido su implicación en el proyecto con la entrega de un sello que les identifica como ecoalbergue, distintivo para colocar a la entrada del establecimiento.

Uno de los objetivos del Camino del Reciclaje es ayudar a los hospitaleros a que conviertan sus hospedajes en albergues sostenibles. Para ello, se les ha entregado un kit que consta de un felpudo de bienvenida (“¡Bienvenido #ecoperegrino a un albergue sostenible!”), un distintivo de madera para que puedan identificarse como hospitaleros sostenibles, vinilos para colocar en diferentes espacios del albergue con consejos y recordatorios -como, por ejemplo, “Apaga la luz y enciende tu lado eco”, “Cierra el grifo ante el derroche de agua” o “Pasa tiempo en la naturaleza no en la ducha”- y un libro de registro con consejos y fechas claves para el cuidado del medio ambiente. Además, con la intención de animarles en su particular camino hacia la sostenibilidad, un “peregrino misterioso” visitará todos los albergues del proyecto para ser testigo de la implementación de estos materiales, y Ecoembes sorteará una mejora sostenible para el albergue entre aquellos que lo hayan hecho correctamente.

Por otro lado, son los propios hospitaleros los encargados de repartir entre los caminantes los ‘kits del peregrino’, diseñados para facilitar el reciclaje de envases. Dichos kits están compuestos por una bolsa plegable reutilizable elaborada con materiales reciclados como botellas de plástico (PET), que les son de gran utilidad a la hora de transportar los residuos entre albergues de una forma cómoda y sencilla. En el caso de Asturias, se están repartiendo más de 27.000 de los 165.000 kits totales.

En este sentido, el gerente del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa), Santiago Fernández, destaca la relevancia de esta campaña para sensibilizar y para transmitir a las personas que recorren Asturias a pie “la imagen de una sociedad y de una administración pública que están implicadas en el reciclaje y en el cuidado del entorno natural”. “Este tipo de acciones tienen un resultado positivo en sentido estético, ese paisaje que es uno de nuestros mayores activos y que queda muy deteriorado cuando arrojamos basura; pero también son esenciales para prevenir la contaminación de los vertidos ilegales”.

Para Cogersa la principal misión en esta campaña ha sido la de colocar, en colaboración con los Ayuntamientos, contenedores de reciclaje en las proximidades de los albergues, siempre que las condiciones de acceso rodado para los camiones así lo permiten. Además el Consorcio cuenta con una herramienta online, Recigap, que permite conocer la ubicación exacta de todos los contenedores de reciclaje que hay en Asturias, casi 14.000, y medir la distancia hasta el más cercano, con el fin de facilitar a los usuarios la colaboración en la recogida separada durante las vacaciones o durante el propio trayecto del Camino de Santiago. La colaboración de Cogersa en la campaña Camino del Reciclaje se enmarca dentro de las tareas que encomienda al Consorcio el Libro Blanco del Camino de Santiago, que aprobó y publicó el Gobierno del Principado en noviembre de 2016 para lograr una ruta ambientalmente sostenible.

Por su parte Ángel Hervella, director de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, señala que “si bien es cierto que ya estamos muy habituados a separar los residuos en nuestros hogares para después depositarlos en el contendor adecuado, no debemos olvidarnos de hacerlo cuando estemos fuera. Más si nos encontramos viviendo una experiencia como es el Camino de Santiago, donde la naturaleza adquiere un protagonismo absoluto y es imprescindible mantenerla libre de basuraleza. Por eso desde el proyecto el Camino del Reciclaje buscamos fomentar el ocio con conciencia entre los peregrinos al mismo tiempo que les facilitamos las herramientas para poder reciclar”.

Una campaña en continuo crecimiento

Camino del Reciclaje nació en 2015 con el objetivo de reforzar el compromiso de Ecoembes con la recogida selectiva fuera del hogar. Desde entonces, la campaña ha ido creciendo año tras año, hasta consolidarse como uno de los principales proyectos medioambientales vinculados al Camino de Santiago. Con esta nueva edición, el Principado y Cogersa refuerzan su implicación en la protección de un legado histórico, cultural y natural en una zona clave en el emblemático recorrido.

La actividad del reparto de bolsas se desarrolla principalmente durante la temporada alta (de junio a octubre). No obstante, los materiales permanecen en los albergues durante todo el año, ya que se trata de una iniciativa que continuará ampliándose en 2019. Además, se completa con la web www.caminodelreciclaje.com, donde los peregrinos pueden consultar toda la información relacionada con los albergues (como su dirección exacta, teléfono o las plazas disponibles), descubrir consejos para hacer un Camino más sostenible o conocer la experiencia de otros peregrinos o de alguno de los ecohospitaleros que participan en el proyecto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios