www.madridiario.es

Corrupción, toros y barbarie

viernes 11 de mayo de 2018, 10:12h

¿Podemos acabar con la tauromaquia en nuestro país? ¿Podemos conseguir que los espectáculos crueles con animales no reciban financiación pública?

Sin duda, estas son algunas de las preguntas claves que en este año que resta hasta las elecciones autonómicas de mayo de 2019 debemos hacernos, y, sobre todo, pensar cómo llevarlas a cabo.

Esta semana, desde Podemos Comunidad de Madrid, presentamos una propuesta de Ley que plantea la adecuación de las leyes madrileñas a las recomendaciones del Comité de derechos del niño de Naciones Unidas, donde claramente se pide a los países firmantes que “aparten a la infancia de la violencia física y mental de la tauromaquia”. No es algo revolucionario, ni algo que pretenda eliminar de golpe los espectáculos con animales, pero sí es un claro avance en la protección de una parte vulnerable de nuestra sociedad, la infancia.

El PP, después de su penúltima crisis por corrupción, ha encomendado la tarea de dirigir la comunidad y la presidencia de su partido a dos grandes defensores de la tauromaquia y de los oscuros negocios que tras ella se esconden. Ángel Garrido, anterior consejero de presidencia y ahora presidente de la Comunidad de Madrid, fue el responsable de no cumplir con la enmienda presentada por Podemos CM y aprobada en 2016, que pretendía destinar un tercio del presupuesto destinado a cuestiones taurinas a reforzar los juzgados de violencia machista con apoyo psicosocial. Además del incumplimiento de esta enmienda por parte del Partido Popular, el presupuesto destinado a la tauromaquia aumentó un 40% al año siguiente y el canon de la plaza de Las Ventas, ahora en manos de una UTE, se vio reducido.

Es difícil calcular lo que nos ha costado a los madrileños y a las madrileñas la tauromaquia en nuestra comunidad, debido a los miles de euros en partidas desviadas que se han destinado a promoción, reformas que nunca se ejecutaron, subvenciones para espectáculos taurinos en municipios, publicidad institucional y sueldos superiores a 50.000 euros para los miembros del “centro de asuntos taurinos”, por donde han pasado miembros tan honorables como Granados, Cospedal, Ignacio González, Esperanza Aguirre y algunos imputados menos gloriosos. Más de veinte años de gobierno del Partido Popular entrañan demasiados secretos, que solo conoceremos cuando los armarios de la Puerta del Sol, sean aireados.

Y es que la tauromaquia es uno de tantos negocios opacos del Partido Popular. La expresión acuñada por Jovellanos para mostrar su rechazo a este tipo de espectáculos “Pan y Toros” se ha convertido en una realidad, pero para el círculo mafioso que les rodea.

El Centro de Asuntos Taurinos, uno de los cortijos del Partido Popular, fue creado en 1995 por Alberto Ruiz-Gallardón, ahora imputado por el caso Lezo. Este centro funciona como cualquier otro entramado del Partido Popular, cargos puestos a dedo, cuentas opacas o asesores fantasma imputados, como Emilio Esteban, amigo del exalcalde del Partido Popular de San Sebastián de los Reyes, quien estuvo relacionado con la trama Púnica y fue colocado como asesor del consejo taurino (un cargo creado solo para él). Podemos Comunidad de Madrid ha solicitado presupuestos y documentación relativo al Centro de Asuntos Taurinos, sin embargo, recibimos la negativa por respuesta. Queda claro que, solo desalojando al Partido Popular de las instituciones, podremos conocer hasta dónde se ha extendido su corrupción.

Otro de los nombres destacados de esta mafia, es el recién elegido presidente del Partido Popular de Madrid, Pio García-Escudero, quien reconoció el cobro de sobresueldos y fue, paradójicamente, presidente de Fundescam, fundación creada por el propio PP para llevar a cabo su financiación ilegal. Su papel como presidente de la asociación de parlamentarios taurinos, así como su declaración sobre el pago en B de sobresueldos, plantea numerosas dudas sobre la regularidad de los negocios de la tauromaquia.

Pero ¿Cómo podemos conseguir que esto cambie? PP, Ciudadanos y PSOE, han respaldado este negocio porque las redes clientelares y altos excargos, dependen de la misma. Frente a esto, Podemos ha demostrado un firme compromiso para acabar con la financiación pública de la tauromaquia y, por consiguiente, con los mismos espectáculos. En nuestra mano está echar al PP en mayo de 2019.

Sergio García Torres

Responsable del Área de Ecología, Medio Ambiente y Derechos Animales de Podemos Comunidad de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Corrupción, toros y barbarie

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    10022 | Antonio - 11/05/2018 @ 12:47:54 (GMT+1)
    Creo,que se podria acabar con la Tauromaquia,si desde Podemos se promoviera la Constitución de una Confederación Estatal Antitaurina con la macima representación de federaciones,hoy dia ya se están creando federaciones en todas las provincias,pero siguen faltando muchas,la unión de tod@s l@s Antitaurin@s de España que somos millones es lo que haría acabar con está barbaridad y al mismo tiempo ayudaría al restó e seres vivos. Gracias por darme la ocasión de expresar mi opinión.
    10016 | Ippe - 11/05/2018 @ 11:08:20 (GMT+1)
    Esta claro que si detestaba la tauromaquia y maltrato animal no votes al PP.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.