www.madridiario.es
Tatuajes y perspectivas; enfoca tu vida tal y como la sientes
Ampliar
(Foto: BDI)

Tatuajes y perspectivas; enfoca tu vida tal y como la sientes

Por MDO
viernes 16 de febrero de 2018, 20:21h
Para poder ser felices es muy importante que aprendamos a enfocar la vida tal y como la sentimos, para lo cual tenemos la posibilidad de recurrir a numerosos recursos que nos apoyarán y ayudarán a alcanzar nuestros sueños.

Es muy importante que seamos conscientes de que cada persona es un mundo, y en nuestro interior tenemos unas sensaciones y los sentimientos que no tienen por qué estar relacionados con nuestro entorno ni con las doctrinas interpuestas por la sociedad actual. Por esa razón es importante que conozcamos todos aquellos recursos que tenemos a nuestra disposición que nos pueden ayudar a enfocar nuestra vida desde una perspectiva mucho más enriquecida y saludable para nosotros.

Los tatuajes, una expresión artística de nuestros pensamientos

Está claro que los tatuajes son una forma diferente de expresar nuestros sentimientos, ideas, pensamientos, etc. pero de un modo más artístico y diferente, y el hecho de hacerlo en nuestra propia piel de un modo permanente, hace que reafirme hemos esas creencias y consolidemos, tanto frente a nosotros como frente a los demás, nuestra forma de pensar.

Se trata de una perspectiva que ha sido utilizada durante siglos en numerosas culturas, aunque está claro que en la actualidad ha adquirido una profesionalización considerable de manera que podemos encontrar algunas auténticas maravillas que se escapan a lo que nunca hubiésemos podido imaginar, pudiendo partir desde tattoos con estrellas que pueden ser más o menos llamativos o más o menos extendidos sobre nuestro cuerpo, hasta otros tatuajes que pueden reflejar un suceso específico como puede ser un evento que haya resultado importante para nosotros, o incluso también puede ser la representación de alguien que ha formado o forma una parte esencial de nuestras vidas.

En este sentido, lo positivo de los tatuajes es precisamente el hecho de que no tiene límites, es decir, no están restringidos a determinadas creencias y opiniones políticas, religiosas, ideales específicos, etc., sino que se han extendido de tal manera que todo tipo de sociedades, independientemente de su forma de pensar y de sus perspectivas e ideas de futuro, han ido adoptando a lo largo de la historia de la humanidad.

Conoce la mastectomía bilateral y averigua si eres un buen candidato para su realización

Pero como decimos, es muy importante que aprendamos a sentirnos nosotros mismos, y en ese sentido es importante tener en cuenta que, en el caso de que tengamos una clara disforia de género persistente, tenemos la posibilidad de someternos a una mastectomía en Barcelona a través de la cual se extirpan las glándulas mamarias (mastectomía bilateral) intentando de esta forma conseguir una apariencia lo más masculina posible.

Evidentemente estamos hablando de una mastectomía que tiene como objetivo la reasignación de género de mujer a hombre, pero en cualquier caso es muy importante que tengamos en cuenta que debemos cumplir una serie de criterios a través de los cuales podamos someternos al proceso.

Para saber si somos buenos candidatos para una mastectomía bilateral, en primer lugar deberemos realizarnos una serie de pruebas a través de las cuales podamos comprobar que físicamente nos encontramos preparados para someternos a este proceso, lo cual evidentemente tiene como principal objetivo es garantizar nuestra seguridad.

Por otra parte, evidentemente también vamos a tener que cumplir con otro punto clave que es el hecho de ser mayores de edad en el país donde vayamos a realizar la cirugía, siendo 18 años la edad necesaria para poder llevarlo a cabo en España.

A su vez, también deberemos demostrar que estamos capacitados para tomar esta decisión por nosotros mismos, a la vez que deberemos otorgar el consentimiento para que se lleve a cabo el proceso con nuestra autorización.

También es importante que firmemos nuestro conocimiento acerca del proceso, es decir, que aseguremos que hemos ido debidamente informados y comprendemos a lo que nos vamos a someter, y finalmente deberemos documentar la existencia de una disforia de género persistente, tras lo cual podremos poner en marcha el proceso que nos ayudará a conseguir el cambio que tanto necesitamos.