www.madridiario.es
La muestra está comisariada por Amparo Martínez y José Ignacio Calvo.
Ampliar
La muestra está comisariada por Amparo Martínez y José Ignacio Calvo. (Foto: Kike Rincón)

El primer autorretrato de Goya, en el Lázaro Galdiano

viernes 02 de febrero de 2018, 18:34h
La exposición 'Goya y Buñuel. Los sueños de la razón', que se podrá visitar hasta el próximo 4 de marzo en el Museo Lázaro Galdiano, ha recibido este viernes el primer autorretrato del pintor aragonés.

El primer autorretrato conocido de Goya se exhibe desde este viernes en la exposición “Goya y Buñuel. Los sueños de la razón”, en el Museo Lázaro Galdiano. El lienzo, que es propiedad de la Fundación Ibercaja y que puede contemplarse habitualmente en el Museo Goya, muestra un Goya adulto rondando la treintena.

El cuadro, realizado en óleo sobre lienzo, mide 59,6 x 44,6 cm y conserva el marco original, del último cuarto del siglo XVIII. Es el primero conocido de los numerosos autorretratos realizados por Goya y ha sido fechado en torno a 1775, justo en el momento de llegar a Madrid a pintar para la corte.



La edad que aparenta es la de un adulto en torno a los 30 años, que presenta la cara redonda y llena, y con entradas en el cabello sobre su amplia frente. Sus patillas son largas, a la moda de mediados de la década de 1770. Viste una casaca de abrigo o de invierno, de paño de lana pardo, que evidencia que la pintura se hizo en invierno. Goya se retrató en actitud casi romántica, con una larga melena negra que cae sobre la espalda y hombros de manera intencional, en contraste con el fondo ocre oscuro de la pintura. La luz realza los rasgos faciales, con unos ojos muy expresivos, que trasmiten una fuerte personalidad y una gran carga emotiva. El cabello lo pintó con pincel de finísimas cerdas, que dejan su huella a fin de sugerir el cabello natura.

El cuadro estuvo durante el siglo XIX en Zaragoza. En 1955, la pintura fue vendida a la primera marquesa de Zurgena, María del Carmen Silvela y Castelló, residente en Madrid. Seis años más tarde, se mostró en la capital con motivo de la exposición “Francisco de Goya. IV Centenario de la capitalidad”, celebrada en el Casón del Buen Retiro.

Posteriormente pasó por herencia a Blanca Gómez-Acebo y Silvela, segunda marquesa de la villa de la Solana y, finalmente, el 2 de abril de 1997 los condes de Elda lo vendieron a Ibercaja.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios