www.madridiario.es
Visita al centro de día y al centro ocupacional de la fundación Juan XXIII Roncalli junto a los representantes de una de las empresas patrono, Sacyr.
Ampliar
Visita al centro de día y al centro ocupacional de la fundación Juan XXIII Roncalli junto a los representantes de una de las empresas patrono, Sacyr. (Foto: Kike Rincón)

Fundación Juan XXIII Roncalli, donde la discapacidad intelectual se hace latente

jueves 01 de febrero de 2018, 08:12h

Desde hace más de medio siglo, la Fundación Juan XXIII Roncalli trabaja bajo la meta de la inclusión de personas con discapacidad intelectual desde el punto social, formativo y laboral. Esta prolongada trayectoria está impulsada por empresas como Sacyr, que colaboran para que esta organización sin ánimo de lucro continúe con su necesaria labor al servicio de quienes presentan mayor riesgo de exclusión.

La Fundación Juan XXIII Roncalli es una gran familia compuesta por más de 750 miembros, entre usuarios y trabajadores. Fundada en 1966 por la psicopedagoga Amparo Martínez y su esposo, el psicólogo Luis Arroyo, ofrece una solución integral a las problemáticas con las que se topa la discapacidad a diario.

Iniciaron su actividad con un colegio de educación especial y en la actualidad gestionan un total de cuatro centros: de día, ocupacional, de formación y de empleo. Su imparable crecimiento ha estado siempre amparado por empresas que caminan junto a ellos facilitándoles cumplir con su objetivo: la inclusión socio-laboral de personas con discapacidad intelectual.

La Administración pública les subvenciona el 14 por ciento de su presupuesto. El resto, lo recaudan a través de las donaciones y colaboraciones de entidades como Sacyr, que forma parte de su Patronato desde hace 15 años. La relación entre ambas se ha estrechado con los años. Así, el grupo ha confiado recientemente la custodia y digitalización de los archivos de sus 16 empresas al servicio documental del Centro Especial de Empleo (CEE) de la Fundación. “Sacyr es una empresa estratégica y clave para nosotros y este encargo ha creado muchísimo empleo”, comenta Mar Muñoz, la directora comercial.

Más de 350 personas en su Centro Especial de Empleo

El CEE abrió sus puertas en el año 1989 y da trabajo a alrededor de 300 personas. Un 83 por ciento de la plantilla tiene discapacidad, de los cuales en torno al 70 por ciento es intelectual. Funciona como un negocio al uso, prestando distintos servicios a otras empresas con una relación calidad-precio competitiva en el mercado.

Impresión y embolsado de publicaciones, logística, marketing, ‘outsourcing’ o catering son solo algunas de las áreas en las que se desempeñan. Fue precisamente Sacyr quien financió las cocinas para esta última actividad, en las que se elaboran más de 600 raciones diarias. “Gracias a esta primera ayuda que nos brindaron comenzamos a confiar en la Responsabilidad Social Corporativa”, apunta Muñoz.

Vanguardia en sus tratamientos

No obstante, solo es una de las tres ramas a las que da cobertura la Fundación. En los 12.000 metros cuadrados de instalaciones que poseen en Vicálvaro, la Fundación Juan XXIII Roncalli alberga su vertiente asistencial. Allí coordina una Centro de Día en el que atienden a personas afectadas de gravedad por su discapacidad. La estimulación multisensorial es una de las terapias que más les benefician y en esta institución cuentan con las técnicas más vanguardistas.

Una cama de agua que vibra al ritmo de la música es una de sus últimas adquisiciones. Con ella, los usuarios toman conciencia de su propio cuerpo, “al que es difícil sentir en la silla de ruedas”, explica una de las terapeutas. En estas sesiones individualizadas “personas que no tienen contacto ni comunicación con el mundo real han presentado avances muy significativos”, añade.

Por otro lado, en el Centro Ocupacional se encuentran alumnos con un nivel de afectación moderada. Dotarles de la mayor autonomía posible es el propósito prioritario. A tal efecto, han habilitado el ‘Piso formativo’, un espacio que presenta la disposición de una casa donde los miembros del centro aprenden a hacer las tareas domésticas, cocinar incluido. También ofertan un taller de manualidades por el que pasan más de 150 usuarios a la semana.

En las aulas, pintan sobre madera o cristal y confeccionan piezas de bisutería, dos actividades que mejoran su capacidad de concentración. Venden sus creaciones en mercadillos e incluso se encargan de realizar regalos de empresa para sus patrocinadores. Es el caso de Sacyr, que les encomienda fabricar los premios que reparten internamente en el grupo cada año.

Además, hace ya nueve años iniciaron su proyecto de radiofónico. Los alumnos han recibido en su cabina a profesionales del medio como Luis del Olmo y a políticos como Begoña Villacís. Emiten diferentes contenidos en cuatro emisoras, entre ellos un espacio de tertulia en el programa de Nieves Herrero, en Onda Madrid. “En la radio se trasforman. Dejan de tener discapacidad intelectual”, indica Mar Muñoz.

67 por ciento de empleabilidad al término de la formación

El Centro de Formación para el empleo completa la oferta de la Fundación Juan XXIII Roncalli. Desde el año 2009 más de un centenar de alumnos participan en sus programas anualmente. Reciben una formación eminentemente práctica, adquiriendo conocimientos que les acercarán al mercado laboral, al que se aproximan primero a través de prácticas en la Administración Pública en determinados cursos y en algunos casos de forma profesional en la Universidad Rey Juan Carlos.

Se trata del único centro gratuito en España especializado en impartir Certificados de Profesionalidad (Nivel 1) adaptados a este colectivo y el grado de empleabilidad al terminar las clases es del 67 por ciento. La informática y la consultoría de accesibilidad intelectual (detección de entornos no entendibles tanto física como digitalmente en las empresas o instituciones) son algunos de los cursos que enseñan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.