www.madridiario.es

El hábito sí hace al monje

lunes 29 de enero de 2018, 20:06h
Los jugadores españoles, sin importar a la disciplina a la que pertenezcan, suelen tener una serie de hábitos y costumbres que, en mayor o menor medida, suelen cumplir. Algunos pueden parecer increíbles, pero tienen su razón de ser. Aquí vamos a hablar de los más significativos.

Hábitos y estereotipos de los deportistas españoles

  1. Los futbolistas españoles se casan antes de los 30 años
    Si te pones a pensar, seguro que se te ocurren pocos futbolistas que no se casen jóvenes. De hecho, la mayoría de ellos lo hacen antes de los 30 años, lo que puede deberse al hecho de que, a partir de los 17 o 18 años, empiezan a cobrar grandes sumas de dinero y, en pos de su rendimiento deportivo, apenas pueden permitirse caprichos y juergas. Además, la estabilidad emocional suele ser clave para ver su mejor versión. Gerard Piqué con Shakira, Iker Casillas con Sara Carbonero o Sergio Ramos con Pilar Rubio son buenos ejemplos.
  2. La selección española de baloncesto siempre ha preferido jugar con bajitos
    Hasta la llegada de los hermanos Gasol, con los 2,16 m de Pau y los 2,13 m de Marc, la respuesta era que sí. De hecho, si miramos las Ventanas FIBA recientemente disputadas, solo un jugador convocado superaba los 2,10 m (Víctor Arteaga) y otro los 2,05 m (Fran Vázquez). En cambio, hasta siete jugadores medían menos de 2 metros, estando tres de ellos por debajo del 1,90 m dentro de la convocatoria. La falta de altura en el país o la versatilidad que estos ofrecen son algunas de las respuestas.
  3. Los jugadores de fútbol españoles gastan mucho dinero
    Ganan mucho y gastan, en muchos casos, todavía más. De hecho, según un estudio de Schips Finanz, el 30% de los jugadores se arruinan antes de dejar de jugar y el 50% lo hacen poco después de hacerlo. En el caso de los futbolistas españoles, se nos viene a la cabeza el de Álvaro Domínguez, ex canterano del Atlético de Madrid que ahora se gana la vida dando charlas a jóvenes talentos sobre cómo gestionar su dinero.

Hábitos de los jugadores de casino y juegos de azar

Work out y descanso para una buena preparación

Los hábitos de jugadores de juegos de casino online abarcan tanto el ámbito psicológico, como el físico. Es por eso que grandes jugadores de la talla de Chris Moorman y Bruno Foster coinciden en que para tener una buena preparación ante un torneo hay que entrenar: saliendo a correr, montando en bici, o realizando cualquier tipo de actividad física.

Tras un work out adecuado, un buen descanso es la clave para poder estar centrado en el juego. Ante una competición, la preparación de los jugadores de póker y casino debe ser física y mental, incluso gran parte de ellos tienen un “mental coach” que les ayuda en el proceso preparatorio.

Antes de jugar, un buen desayuno

Aunque cabe esperar que un juego de azar esté lleno de supersticiones, lo cierto es que los jugadores profesionales no lo ven así, por norma general no cuentan con amuletos, rituales ni nada similar.

En lugar de esto, se preocupan más por tomar un buen desayuno previo al juego. La propia Kara Scott ha confesado que para los torneos necesita estar bien alimentada, por eso, muchos se llevan sus propios snacks. Esto se debe a que tras distintos torneos jugados, han visto mermadas sus habilidades si no contaban con suficiente azúcar en sangre.

Y su Smartphone para despejar la mente

Muchos jugadores profesionales de póker y casino no sólo se llevan sus propios snacks, sino que también llevan un imprescindible: ¡su teléfono! La intención es mantener la mente despejada para lo que se aproxima, por eso, unos lo utilizan para visitar sus redes sociales, leer y hablar con sus amigos, mientras otros prefieren escuchar música.

Lo más importante es mantener su mente preparada para descifrar la cara de sus contrincantes. Una mente clara y sin pensamientos negativos antes del juego es la clave para conseguir una buena mano.