www.madridiario.es

Cómo preparar la casa para soportar altas temperaturas

miércoles 24 de enero de 2018, 21:04h
El verano siempre trae consigo altas temperaturas difíciles de soportar si no se está preparado, por lo tanto, lo ideal es adelantarse y hacer las refacciones necesarias a fin de acondicionar el hogar de manera adecuada.

Las altas temperaturas siempre suelen ser insoportables y más aún si no se tiene en cuenta las medidas que aminoran el calor dentro del hogar. Existen varias medidas que se pueden llevar a cabo y es preciso que se realicen antes que llegue el verano, no solamente para ahorrar dinero sino para efectuar las refacciones con tiempo y sin ninguna clase de apuros.

Una manera de resguardarse del calor es colocar una gran variedad de toldos en las diferentes aberturas de la casa, para mermar la entrada de los rayos UV y su consecuente calor en los ambientes. Justamente, en toldos Madrid se puede acceder a una gran variedad de diseños para resguardarse de la luz solar. No importa qué medida tengan los ventanales, ya que los mismos pueden llevarse a cabo de manera personalizada, por tamaño, color y diseño, por lo tanto, cada cliente podrá elegir el tipo de toldo que necesita para su hogar, compañía o local comercial.

Otra medida es instalar aires acondicionados a fin de regular la temperatura en esos días en que se vuelve insoportable. De este modo, no solamente se tendrá un lugar fresco para pasar el verano, sino que además se estará más confortable y la calidad de vida será mucho más elevada. Precisamente, la mayoría de las personas instalan sus equipos de aires en las habitaciones a fin de poder descansar de manera adecuada y tener un sueño reparador.

En este sentido, se debe revisar las ventanas para evitar la fuga de aire acondicionado y su consecuente gasto energético. Precisamente, las ventanas de aluminio con doble cristal son las más adecuadas para evitar la fuga mencionada. Asimismo, se puede colocar láminas solares que reducirán de manera notable la temperatura que ingresa por los ventanales.

Revisar si el sistema de aislación en techos y paredes es la adecuada, ya que podría reducir hasta un 30% de consumo de energía. Asimismo, es de vital importancia mantener las puertas de la vivienda cerradas, para evitar que el calor se apodere de toda la casa.

Cambiar las bombillas de luz por unas de bajo consumo no solamente enfriará los ambientes sino que además se disminuirá notablemente el consumo de energía eléctrica, por lo tanto, lo ideal es tenerlo presente.

Por último, es válido destacar que para los presupuestos más elevados instalar una piscina en la parte trasera de la casa es lo más conveniente, ya que se puede disfrutar de los días más calurosos en el confort del patio trasero sin tener que estar siempre pendiente del consumo de la energía eléctrica. En caso de tener niños pequeños, cuidar de hacer cercos de seguridad como así también estar presentes durante su uso, a fin de evitar cualquier clase de accidentes indeseados.