www.madridiario.es

¿Afecta el cambio de hora a nuestra salud?

domingo 29 de octubre de 2017, 13:52h

Como cada año desde 1981, y en cumplimiento de la 7ª Directiva del Consejo de Europa, acabamos de retrasar una hora el reloj del tiempo, mientras que nuestro reloj orgánico tardará como máximo un par de semanas en ajustarse a este nuevo horario, que tiene como objetivo según sus defensores, un ahorro importante de energía que cifra el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), en un máximo de 300 millones de euros, algo que ponen en duda otros muchos investigadores del área.

La otra cuestión es si afecta o no este cambio de horario a nuestra salud. Las funciones de nuestros órganos centinelas más importantes, se regulan en base a los denominados ritmos circadianos (alrededor del día), estableciendo dos ciclos bien diferenciados como el día y la noche, la vigilia y el sueño. Así las funciones cerebrales, vasculares y cardíacas, dependen de la secreción de cortisol y otras muchas hormonas importantes de nuestro organismo, responsables en definitiva de la regulación de la temperatura, la tensión arterial, la sudoración, la eliminación de orina, la respiración y la fuerza y la frecuencia cardíaca.

Si bien es cierto que el retraso del reloj que practicamos cada mes de Octubre es más llevadero que el adelanto de Primavera, cuando incluso podemos tener más tiempo para realizar ejercicio físico al atardecer una hora más tarde, no es menos cierto que cualquier alteración en el reloj del tiempo, se traduce por pequeñas alteraciones en el reloj orgánico que regula nuestras principales funciones vitales, llegando a producir sobre todo leves alteraciones del sueño, aceptadas por la mayoría de los especialistas de las muchas Unidades del Sueño que existen en los hospitales españoles. Y como es lógico, las alteraciones del sueño, por pequeñas que éstas sean, pueden llegar a contribuir de algún modo en el rendimiento laboral y escolar, pudiendo en alguna ocasión ser el factor desencadenante de un accidente laboral, o incluso un accidente de tráfico.

A partir de ahora nos acostaremos una hora más tarde de luz y lógicamente con un poco más de sueño, lo que se convertirá en un claro beneficio para aquellos que se duermen a las dos o a las tres de la madrugada, mientras que nos levantaremos una hora más pronto de luz y con algo más de sueño. El día se acabará antes, porque se hace de noche una hora más temprano, lo que psicológicamente contribuye a aumentar los sentimientos de tristeza, y a que nos recojamos un poco antes sin ganas de realizar ejercicio físico al aire libre.

Pero a pesar de todo ello, no debemos preocuparnos demasiado, porque nuestro organismo se ajusta perfectamente a estos cambios en un par de semanas, gracias a la regulación circadiana de la secreción de nuestras hormonas centinelas como el cortisol, la adrenalina y la noradrenalina, entre otras. En éste, como en otros muchos casos no es recomendable la práctica de la automedicación.

Jesús Sánchez Martos
Catedrático de Educación para la Salud
Universidad Complutense de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.