www.madridiario.es
Los adolescentes son uno de los principales objetivos del Plan de Adicciones del Ayuntamiento.
Ampliar
Los adolescentes son uno de los principales objetivos del Plan de Adicciones del Ayuntamiento. (Foto: Juan Luis Jaén)

El chemsex, las nuevas tecnologías y una perspectiva de género, novedades en el Plan de Adicciones el Ayuntamiento

viernes 20 de octubre de 2017, 13:26h
La Junta de Gobierno aprobó este jueves el Plan de Adicciones que sustituye al de 2011-2016 y que presenta algunas novedades como la inclusión del chemsex o la adicción a las nuevas tecnologías, además de un enfoque de género transversal.

La Junta de Gobierno aprobó este jueves el Plan de Adicciones de la Ciudad de Madrid 2017-2021, entre cuyas principales novedades destaca la inclusión del 'chemsex' o de las nuevas tecnologías como conductas que generan adicción, especialmente entre los más jóvenes. El nuevo plan, que sustituirá al del periodo anterior (2011-2016), será implementado por Madrid Salud y tiene por objetivo "evitar o reducir los problemas de adicción de la población madrileña, así como los daños y consecuencias relacionados con la conducta adictiva; daños y consecuencias que pueden afectar a la persona adicta, a su entorno familiar y social próximo y a la comunidad en su conjunto", según explicó el Consistorio.

CIFRAS

El Instituto de Adicciones integró en su programa durante 2016 a casi 8.500 personas en su red de centros.

Un 36% de las personas atentidas (más de 3.000) eran consumidores de alcochol como droga principal.

El Servicio de Orientación Laboral atendió a 849 personas, de las cuales un 39% encontró empleo.

Del total de las personas en tratamiento, 764 eran adolescentes y jóvenes, de los cuales el 88 % presentaba conductas de riesgo, incipientes o adictivas.

Se intervino en 294 centros educativos, llegando a un total de 10.583 alumnos y 1.365 profesores.

La prevención, la atención integral e integradora tanto a adolescentes y jóvenes como a personas adultas, con especial atención a las mujeres, a colectivos vulnerables, a drogodependientes sin hogar, a la patología dual, a la reducción de daños y riesgos, a los nuevos fenómenos como las adicciones comportamentales y las drogas emergentes y al trabajo en red y comunitario son las líneas estratégicas del Plan, que tiene un presupuesto estimado de 117 millones de euros en los cuatro años, supeditados a la aprobación presupuestaria anual.

Entre los cuatro objetivos generales, destaca la línea de atención a adolescentes y jóvenes con adicciones o en riesgo de presentarlas, dentro de la que, como novedad, se diseñará e implementará un programa de intervención dirigido al uso problemático de nuevas tecnologías de la información, comunicación y del ocio.

Los otros tres son promover acciones para evitar y/o retrasar la edad de inicio de las conductas adictivas, ofertar a las personas adultas con adicciones la atención y los recursos necesarios para abordar su problema de adicción y las consecuencias derivados de la misma; garantizar la calidad y la mejora continua de todos los servicios prestados por el Instituto de Adicciones de la Ciudad de Madrid.

Otra de las novedades importantes es que los Centros de Atención a las Drogodependencias pasan a denominarse Centros de Atención a las Adicciones (CAD), y que en ellos se ofrecerá una especial atención a las mujeres, con planes de tratamiento con enfoque de género y un protocolo para el abordaje de la violencia de género.

Además, en estos centros se implementarán planes de intervención específica dirigidos a las adicciones comportamentales, a drogas emergentes (sustancias de nueva síntesis, novedad en los contextos de uso, las formas de consumo y las vías de distribución, donde Internet desempeña un papel importante) y a las personas usuarias de chemsex (uso de drogas psicoactivas para mantener relaciones sexuales).

Destaca también la potenciación del trabajo comunitario, de forma que se perciban como centros cercanos a las necesidades de la ciudadanía y en colaboración con la Juntas de Distrito.

En el ámbito preventivo y en relación a adolescentes y jóvenes, se ofrecerá un programa de atención integral y se reforzarán y mejorarán los programas de intervención directa en áreas de consumo (botellón), así como las actuaciones de prevención llevadas a cabo en los centros educativos.

Por último, en el ámbito de la reinserción se impulsarán intervenciones dirigidas a mejorar especialmente la formación y la empleabilidad de pacientes mayores y jóvenes en situación de riesgo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios