www.madridiario.es
Hotel de insectos en el  Real Jardín Botánico.
Ampliar
Hotel de insectos en el Real Jardín Botánico. (Foto: Kike Rincón)

Suites y habitaciones para los insectos del Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico de Madrid ha inaugurado un 'hotel de insectos' en el que abejas silvestres, avispas, crisopas o tijeretas entre otras, tendrán a su disposición una estructura que les facilitará su nidificación así como su supervivencia invernal. El estanque de agua dulce y el huerto son las vistas que disfrutan estas especies polinizadoras.

Los insectos que viven en el Real Jardín Botánico ya puede reservar una de las habitaciones que ofrece el hotel que desde hace un mes se ha instalado en este pulmón verde de Madrid. Aunque seguro que descansarán y tomarán fuerzas este invierno, el objetivo real de esta iniciativa es favorecer su polinización y fomentar el interés por el estudio y observación de los insectos polinizadores y su relación con las plantas. "Tenemos que ayudar a las poblaciones de insectos a que nidifiquen en el Jardín", explica Clara Vignolo, responsable del proyecto.

Esta infraestructura forma parte de 'SOS Polinizadores', un proyecto del RJB-CSIC con financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). El hotel de insectos es una estructura ideada para facilitar esa nidificación y su supervivencia invernal. Acoge diferentes compartimentos adecuados a las distintas especies. "Maderas, piñas, ramas pequeñas, troncos grandes, pajas, son algunos de los elementos naturales" detalla la experta. Por ejemplo, las hembras de la abeja solitaria del género Osmia, usan cavidades horizontales, preferentemente en forma de tubos; en cambio, Xylocopa violacea (abeja carpintera), construye sus galerías en troncos de un diámetro superior a 15 centímetros para hacer sus nidos e invernar.

El hotel está ubicado entre el huerto y el estanque de agua dulce

Precisamente, este tipo de abeja, la carpintera, además de poder disfrutar de este curioso alojamiento, en ocasiones busca otras 'habitaciones' en el Jardín botánico, como en un viejo olmo que tuvo que ser cortado, posiblemente por grafiosis, una enfermedad fúngica que afecta a este tipo de árbol. No hay más que acercarse hasta este punto para observar los agujeros que el insecto realiza en su corteza. "Ahí es donde anidan", señala Clara Vignolo, indicando que ese tamaño del pequeño agujero es el que han simulado en el hotel para animar a las abejas a que elijan esa habitación y poder estudiar así, su comportamiento y nidificación. "Una manera de comprobar que aún habiendo sido cortado por la enfermedad, este olmo está lleno de vida", añade. En el hotel, otra de las habitaciones consiste en unos tubos de ensayo introducidos en una diminuta cavidad que se pueden extraer para que los estudiantes puedan observar las celdas que forman insectos alojados.

Abejorros, abejas silvestres,avispas, tijeretas, crísopas, incluso algún tipo de mosca, son algunos de los inquilinos de este peculiar alojamiento. De hecho, algunas de las especies que se intentan proteger con los hoteles de insectos son raras y se encuentran incluidas en la Lista Roja de Especies Amenazadas como la abeja silvestre. Y es que debemos recordar la importancia que tienen en el buen equilibrio ecológico. Casi un 90 por ciento de las plantas angiospermas depende de los animales para su polinización y producción de semillas viables, por lo que los insectos polinizadores juegan un papel imprescindible en el funcionamiento de todos los ecosistemas terrestres.

El hotel de insectos persigue un objetivo pedagógico e ilustrativo

En la Península Ibérica existen más de 800 especies de insectos polinizadores, en su gran mayoría, pertenecientes al orden hymenoptera. La responsable de este proyecto lo tiene claro: "No pensamos en su importancia y hay que saber que el tercio de la dieta humana depende directa e indirectamente de la polinización".

Otro de los objetivos del hotel de insecto es pedagógico. Colegios y pequeños exploradores podrán conocer de primera mano cómo son los rincones de este alojamiento que prácticamente seguro agotará sus 'habitaciones disponibles' en unos meses. "Todavía es pronto, llevamos solo un mes, pero seguro que cuando se acerque la primavera se verá mucho mejor", vaticina su responsable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.