www.madridiario.es

Consejos para ahorrar en la calefacción de tu hogar

Por MDO
viernes 20 de octubre de 2017, 12:36h

Te contamos los mejores trucos infalibles para usar la calefacción de forma eficiente y ahorrar con ella.

Consejos para ahorrar en la calefacción de tu hogar
Ampliar

La calefacción es un elemento imprescindible para el hogar durante los meses de invierno, para no pasar frío y sentirnos cómodos y protegidos. Sin embargo, mantener la casa caliente y confortable puede suponer un gasto muy elevado y un auténtico lujo para muchas familias, debido a que en estos meses se usa de forma casi intensiva y las facturas llegan a ser muy altas. A continuación, te mostramos una serie de trucos, que te ayudarán a utilizar la calefacción de un modo eficiente y responsable, lo que, sin duda, se verá reflejado en las facturas. En http://climagasenergia.com puedes encontrar la información más completa sobre todo tipo de aspectos relacionados con la calefacción y con el aire acondicionado.

Instalar un termostato

Una de las mejores maneras de usar de un modo responsable la calefacción en el hogar, es poner un termostato, que nos permitirá mantener en todo momento la misma temperatura en la casa, de forma constante. El termostato puede ayudar a controlar el consumo de energía, al mantener siempre la temperatura más adecuada.

Muchas personas ponen la calefacción demasiado alta en los meses de invierno, de forma que en su casa se visten con ropa de verano y los cambios de temperatura al salir pueden llegar a ser demasiado bruscos. Debemos concienciarnos con este tema y utilizarla de forma sensata, sin ponerla a más grados de los necesarios para sentirnos cómodos. Además, por cada grado que subamos, la factura irá aumentando y el gasto será mucho mayor.

Algunos sistemas de calefacción cuentan con un termostato programable incorporado. Sin embargo, otros todavía no lo llevan. Si es tu caso, es muy recomendable colocar un termostato, pues a largo plazo te ayudará a ahorrar mucho.

Mantener una temperatura adecuada en el hogar

Se recomienda que el hogar esté a una temperatura de 21 grados aproximadamente, pues esta temperatura se estima que es suficiente para mantener calor en el hogar y estar cómodo. Durante la noche, la temperatura adecuada es de 16 grados. Si se nota un poco de frío, lo mejor es abrigarse y no subir más los grados, pues luego se notará mucho en la factura.

Instalar una caldera de bajo consumo

Si dispones de un sistema de calefacción antiguo y el gasto que energía que tiene es muy alto, o si ya estás pensando en cambiar tu caldera, lo más conveniente es elegir un sistema de calefacción eficiente, que sea de bajo consumo. Puede ser que el precio sea algo mayor, pero a largo plazo se recupera sin duda la inversión, ya que ayudan a ahorrar todos los meses, al tener un consumo de energía mucho más bajo. En http://climagasenergia.com hay una amplia selección de modelos de calderas de bajo consumo, todas ellas de gran calidad.

No cubrir los radiadores

Una recomendación que debes seguir siempre es la de no cubrir los radiadores, poniendo algunas prendas de ropa encima para que se sequen o teniendo muebles u otros objetos muy cerca del radiador. Quizás pienses que no tiene demasiada importancia, pero esto hace que se consuma bastante más energía, y que luego la factura suba más de la cuenta.

Apagar la calefacción

Existe un mito que aseguraba que era más barato dejar la temperatura constante durante todo el tiempo que apagarla. Apagando la calefacción si vas a salir de casa o durante la noche, se ahorra más que dejándola encendida, aunque sea baja, pues el encendido no se ve reflejado en la factura y dejar la caldera encendida no sale rentable.

Revisar la caldera de vez en cuando

Para que el sistema de calefacción tenga un buen funcionamiento siempre y no se estropee con facilidad, es necesario que tenga un buen mantenimiento y que se revise su estado a menudo, aunque no esté estropeada. De este modo, se conseguirá que la caldera tenga siempre un buen rendimiento y se evitarán futuros problemas. Se recomienda que se haga una revisión de la caldera una vez al año.

Programar el sistema de calefacción

Hoy en día, la mayoría de sistemas de calefacción cuentan con las funciones que permiten programar el encendido y el apagado, además de otras funciones. Esto permitirá que puedas programar el encendido de la caldera media hora antes de llegar a casa, por ejemplo, de forma que la temperatura al llegar sea agradable y no tengas que esperar para que la casa se caliente. Programar el encendido te ayudará a ahorrar en calefacción, pues, como hemos comentado, el gasto es menor al apagar la calefacción que al dejar una temperatura constante, aunque sea baja, si sales de casa. También conviene programar el apagado de la calefacción por la noche, ya que no es necesario mantenerla encendida y el gasto también es considerable.