www.madridiario.es

A la calle

lunes 02 de octubre de 2017, 19:36h

Hoy es un día gris oscuro casi negro. Es un día triste porque el Gobierno loco e independentista catalán -como pudo- fracturó de este a oeste y de norte a sur a la sociedad catalana, y en consecuencia a todos los españoles.

Referéndum ilegal, e injusto, en el que los datos de participación suban el esperpento del 100,88%, según datos “oficiales” de la Generalidad. El 100,88% a base de votar algunos 3 ó 4 veces, claro. Solo por fracturar a los ciudadanos el gobierno autonómico ya merece la peor de las suertes, Soto del Real incluido.

Tenemos que dar las gracias a la Policía Nacional y a la Guardia Civil ante la llamada de la justicia catalana para evitar que se diera esa farsa. Las imágenes que vimos ayer, incluso las de 2012 que falsearon algunos, no son peores que otras cargas de cualquier policía en la propia Cataluña con respecto a manifestantes del 15-M; no exageremos la pasión, ni compremos esa historia. Los Mossos, tan oprimidos por el ‘Estat Espanyol’ que ganan casi u 50% más que agente nacional, no hicieron su trabajo y el Trapero asestó su puñalada -trapera- a todos los ciudadanos. Recordemos que más del 60% de votantes en Cataluña, se quedó ayer en casa.

Todos, excepto TV3%, hemos visto como, a Policía y Guardia Civil por ser españoles, les llovían piedras y vallas metálicas, la marabunta de exacerbados les expulsaban de los pueblos, les escupían a la cara mientras otros les decían ‘mátalos, mátalos’. Apunten estos hoteles: Hotel Vila de Calella, Hotel Les Palmeres y Hotel Catalonia. Estos han pedido a los más de 350 agentes de Guardia Civil y Policía Nacional que abandonen sus habitaciones. Les recomiendo leer el artículo de la magistrada Olga Bautista Camarero titulado ‘Yo estuve allí y esto es lo que viví’, no les cuento más: fascismo, etnicismo y odio del bueno.

El estado de derecho ha intentado resolver la papeleta con la sinvergonzonería del Mayor de los Mossos. La Generalidad de Cataluña ha sacado solo a 2 millones de personas -incluyendo el voto de menores y de los que han votado entre 2, 3 y hasta 4 veces- en el resto de España quedan otros 45 millones. Han sacado al tablero político la ficha de los ciudadanos. Nos guste, o no, nos ha obligado a mover nuestra gran ficha de la ciudadanía.

Salgamos a la calle, llenemos plazas y hagamos ver a políticos propios y ajenos por dónde van nuestros sentimientos con respecto a nuestros hermanos catalanes. El pasado 30 de septiembre la Fundación DENAES -Fundación para la defensa de la nación española- consiguió sacar a miles de españoles a plazas de los principales Ayuntamientos en España. Se ha conseguido que miles de personas saquen la bandera nacional en nuestros balcones, esa bandera que nos une, que nos debería unir. El día 7 de octubre hay otra manifestación y el 12 de octubre habrá que ir a Barcelona a celebrarlo junto a nuestros compatriotas, UPYD irá.

El lema ‘Es más lo que nos une’ lo estamos utilizando desde Unión Progreso y Democracia en estos días tan agrios. Mostremos el apoyo a nuestros hermanos catalanes que quieren seguir siendo catalanes, españoles y europeos. No es fácil, pero ya hemos dado los primeros pasos de gigante: perder el miedo y romper las resistencias de salir a las calles y plazas, mostrar nuestra bandera nacional. Hablemos de sentimientos, no solo de razones. Resulta irónico que la Señera ya solo se ve en manifestaciones de Sociedad Civil Catalana y de otras organizaciones similares donde mantienen la diversidad y hacen gala de ello.

Ayer el FC Barcelona nos dio una pista interesante, ¿Cómo es posible que un club, que se ha posicionado tan abiertamente por la independencia, quiera seguir jugando en La Liga española? Si no jugaba el partido del domingo perdía hasta 6 puntos por ello, ‘el punto es el punto’; hagamos un paralelismo con la parte independentista de la sociedad.

El Estado de Derecho, son razones; la gente en la calle son pasiones. Ellos solo usan las emociones. Tenemos dos herramientas para convencer y vencer. No podemos asumir que tenemos que ceder en la igualdad de derechos de todos los españoles. Cataluña es como aquel vecino del primero izquierda que no quiere pagar el ascensor porque casi nunca lo usa.

Cuando dentro de unos días, esta locura de Gobierno catalán declare unilateralmente la independencia, contaremos con una oportunidad en la gran crisis. Debemos de utilizar la razón y la emoción. Todo el estado de derecho y ganar la calle; pidamos un cambio constitucional donde asegure efectivamente que todos los españoles somos iguales, devolvamos competencias de sanidad y educación al estado. Una parte independentista goza de un supremacismo asqueroso que quiere tener más derechos porque genera más dinero y odia todo lo español. Estos quieren un chalet, no un piso; que vendan el piso y se vayan al chalet, pero que se lo paguen de su bolsillo.

Dejad a las personas libres que decidan, que no decidan por ellos y que no afecte a los derechos del trabajo y libertad de empresa. Algunos se han acostumbrado a que sea legal que multen por tener un negocio en español. Mucho ‘derecho a decidir’ pero no derecho a decidir en qué idioma quiero hablar o rotular mi negocio.

Hay gente que pide ‘dialogar’ que es el eufemismo de ‘tengamos españoles con más derechos que otros’ no queremos esa España insolidaria y el PSOE, por la ‘S’ de socialista, tampoco debería querer y hasta gracioso que Podemos baile al son de la desigualdad. Madrid aporta mucho más que Cataluña a la caja común y no está todo el día llorando y pidiendo. Ese cambio de Constitución deberá clarificar las competencias municipales, regionales y estatales y como se ha visto, no se puede ceder al chantaje nacionalista y por tanto cambiar la Ley Electoral. Cambiar a los grandes partidos nacionales para que tengan sentido de estado ya parece imposible.

Termino agradeciendo personalmente a Carlos, Pilar, Roberto, Miguel, Josep, María, Ernesto, Daniela, Julia, Mariano, Rafael, Álex, José, Miriam, Dolores, Félix, Teresa y en general a miles de personas que han salido a la calle y que están colocado su bandera como muestra de hastío, la resistencia que trabaja por la libertad y la igualdad de todos los españoles en Cataluña, hablen la lengua que hablen. PP, PSOE, Cs hagan su trabajo, no nos vendan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.