www.madridiario.es
Félix Rego junto a uno de sus últimos trabajos
Ampliar
Félix Rego junto a uno de sus últimos trabajos (Foto: Rebeca Lietor )

Félix Rego y su visión histórica de Madrid

martes 03 de octubre de 2017, 08:57h
Félix Rego es un artista autodidacta en dibujo y pintura desde 1973. Licenciado en Geografía e Historia, sus estudios le han servido para adentrarse todavía más en los trabajos de investigación pictórica sobre Madrid. Ahora, tras un intenso trabajo de documentación, busca espacio para exponer una veintena de cuadros sobre los momentos más representativos de la historia madrileña.

En la avenida de Portugal, Félix Rego (Madrid, 1959) investiga y escudriña la historia de Madrid para ultimar los detalles de sus cuadros y de un proyecto que ya se perfila como una gran exposición. Con una veintena de lienzos y con la paleta de colores siempre preparada, este artista, que desde los 14 años ejerce la afición al dibujo y pintura, nos abre las puertas de su taller. Fotos, bocetos, cuadros y libros acompañan el día a día de Rego, que incluso ha escrito, a lo largo de su trayectoria artística, pequeñas obras de teatro, poemas y ensayos literarios.

Bajando las escaleras que conducen a la sala en la que descansan algunos de sus cuadros históricos que busca exponer en unos meses, Rego recuerda sus inicios. Su hermana Elena le enseñó pintura a partir de lecturas artísticas y biografías de pintores. Tras recibir formación del pintor y profesor Manolo Carrasco y asistir a las clases que impartía Eduardo Marcoida, el artista madrileño despegó con su sello personal en su primera muestra en 1975: 'Homenaje a Larra'. A partir de aquí, las exposiciones se fueron sucediendo de manera periódica así como otros proyectos artísticos de diferente índole.

"Soy un artista polifacético": así se define cuando intenta explicar todo lo que hace. Considerado como "informulista", Rego habla del manifiesto artístico que propone "la salida del arte de todos los clichés y fórmulas que lo apelmazan". Después de tantos años dedicándose a tantas facetas artísticas -también ha escrito varios libros y ha grabado un CD- considera que el arte debe liberarse de todo: "Hoy en día tiene una funcionalidad cultural y de propuestas en muchos terrenos de la sociedad".

En los últimos meses, su día a día se ha centrado en la reconstrucción de la historia de Madrid en una veintena de cuadros sobre los momentos más representativos, con su emplazamiento, paisaje y evolución. Todavía quedan algunos flecos por rematar, pero en breve comenzará la búsqueda de un espacio que se adapte a las características de sus pinturas. "El Museo de los Orígenes de Madrid podría ser un buen lugar", piensa el artista.

El Madrid borbónico, el Renacentista, el Medieval e incluso el momento en el que la Casa de Campo fue el primer emplazamiento más cercano a Madrid. Todos estos momentos toman forma en los lienzos de Rego bajo los influjos de una interesante una paleta cromática. Y es que la ciudad, como cuenta el artista, tiene un pasado con sus campos y paisajes: "Tiene un pasado que recuerda que Madrid fue una comunidad de villa y tierra en la Edad Media muy independiente". Momentos históricos que configuran una ciudad y que recupera el pintor para reflejar la apasionante vida de un sitio como Madrid.

Mientras trabajaba en esta exposición, Félix Rego se dio cuenta que existen tres momentos importantes en la historia madrileña que no podía ignorar y relacionados con los tres artistas más universales: El Greco, Goya y Velázquez. "El Madrid que al Greco no le dio tiempo terminar, dar un poco más de luz al Madrid de Velázquez y el rescate de La Quinta del Sordo de Goya", son algunos de las ideas que merodean por la cabeza del artista en los últimos retoques de estos lienzos con pigmentos y aglutinantes. Una explicación que se une a los argumentos que mueven su trabajo siempre con el telón de fondo histórico, que es en realidad lo que le remueve el interior de Rego, tan acostumbrado a 'husmear' en la esencia histórica de cada acontecimiento.

Con su eclosión de colores y momentos históricos, Rego reconoce que la vida de un artista es complicada: "Es difícil vivir como artistas, hay que combinarlo con otras labores y eso que en España sabemos hacer arte como hemos podido ver a lo largo de la historia". Aún teniendo en cuenta estos incovenientes, lo tiene claro: "El valor artístico reside en el mero hecho artístico. Es más importante el proceso de creación que vender los cuadros", a lo que añade: "Aunque está claro que para vivir hay que venderlos".

Félix Rego y su visión histórica de Madrid
Ampliar
(Foto: Rebeca Lietor )
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.