www.madridiario.es
Imagen del dispositivo desplegado tras el atentado en Barcelona.
Imagen del dispositivo desplegado tras el atentado en Barcelona. (Foto: MDO)

Horror en Barcelona: "Esto es un auténtico desastre"

jueves 17 de agosto de 2017, 21:02h

Tarde de agosto en Barcelona. Calor, turistas y relax. Y, de repente, los relojes marcan uno de esos segundos que lo cambian absolutamente todo.

La violencia de una furgoneta que "ha invadido la zona peatonal a gran velocidad y haciendo eses" desata el desconcierto, el miedo y la desesperación. Dos preguntas se apoderan de quienes lo han vivido en primera persona: "¿Qué ha pasado?". Y ese atronador "¿por qué?" que siempre se queda sin respuesta.

El vehículo blanco que a muchos no se le borrará de la retina se sube al bordillo y baja en zigzag por la zona central del emblemático enclave barcelonés. Sin miramientos, arrolla a cuantos viandantes encuentra a su paso. "He visto salir volando a varias personas", explica un taxista a TV3. Ensangrentados, muchos quedan tendidos en el suelo. Presos de la angustia, los que pueden salen corriendo. También los hay que, en una suerte de refugio, se encierran en locales comerciales de la zona, que bajan inmediatamente las persianas.

Las imágenes son espeluznantes. Atropello masivo. Aunque la prudencia manda, la amenaza terrorista que se cierne sobre Europa aflora; en una escala de cinco niveles de alerta, España tiene activo el 4. El modus operandi lleva la memoria directamente hasta Niza. O a Berlín. O a Estocolmo. O a Londres.

Ante el caos, la Policía y los Mossos piden que nadie salga a la calle. "Evitar la zona del centro de Barcelona. Amplio dispositivo de seguridad y emergencias. Si estáis por la zona, seguid las instrucciones", escriben los agentes catalanes en Twitter. Con el paso de las horas la advertencia será aún mayor: "Debido a controles policiales en la ciudad de Barcelona, eviten los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios", recomienda Emergencias de Cataluña en la red social.

"Muchos gritos" y "nervios"

Los relatos desde la Ciudad Condal son estremecedores. Las Ramblas estaban "llenas de gente". Quienes pueden contarlo hablan con los medios de comunicación. El conductor de la furgoneta era un hombre "joven, de pelo castaño y delgado", narra un afectado en TVE. "Tenía algo en la mano", añade, aunque desconoce el qué. El atacante ha logrado huir. Las fuerzas de seguridad piden colaboración ciudadana, para lo que dan un dato: el sujeto que buscan mediría 1,70 metros.

A las 18:19 llega la peor de las confirmaciones: "Hay víctimas mortales", anuncia la policía catalana en las redes, donde aprovecha para desmentir las informaciones que hablaban de un tiroteo en un centro de El Corte Inglés. Porque esa es, precisamente, otra de las consecuencias directas del caos: los rumores proliferan y se suceden sin control.

"Esto es un auténtico desastre", es la frase más repetida. "Muchos gritos" y "nervios", coinciden quienes logran articular palabra. Algunos estiman que el maldito vehículo blanco ha recorrido varios cientos de metros: "Unos 300 o 350", calculan. "Nos han tenido tres horas encerrados", relata una joven en Antena 3; en la misma cadena, una mujer describe que ha visto "muchos vehículos de emergencias". Tantos que el tráfico se ha cortado para facilitar la circulación de los mismos.

"Son unos asesinos"

A las 18:23, casi todo se resume ya en una palabra, la penúltima de este tuit de los Mossos: "No podemos confirmar el móvil de lo hechos ocurridos en BCN pero tenemos activado el dispositivo previsto para casos de atentado consumado". A las 18:50 son ellos quienes eliminan cualquier duda... si es que entonces quedaba alguna: "Se confirma atentado terrorista. Se ha activado el protocolo para estos casos".

Llamadas, lágrimas, heridos y fallecidos. Barcelona se suma a la lista de ciudades golpeadas por la barbarie y la sinrazón terroristas. España y el mundo lloran por una ciudad que desde el primer minuto, cuando casi nada se sabía todavía, ha recibido el cariño de todos. La Casa Real es tajante: "Son unos asesinos, simplemente unos criminales que no nos van a aterrorizar. Toda España es Barcelona. Las Ramblas volverán a ser de todos", escribe la Jefatura del Estado en Twitter.

Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Carles Puigdemont y Ada Colau se reconocen "muy preocupados" por la situación. Idéntico sentimiento entre la clase política madrileña, que muestra su consternación y ofrece su apoyo. No obstante, el desconcierto aumenta por momentos; por ejemplo, cuando se sabe que dos mossos han sido atropellados en un control policial dispuesto, precisamente, a raíz de lo sucedido. Poco antes ha habido que desactivar otro rumor, que para entonces llevaba ya demasiado tiempo circulando: "No hay nadie atrincherado en ningún bar del centro de Barcelona".

Solidaridad frente a la barbarie

Entre tanto dolor, la solidaridad actúa como calmante: "Contamos con reservas para atender a los heridos por el atropello en Barcelona en caso de necesidad de transfusión", anuncia el Banco de Sangre de Cataluña.

La empatía se traduce en hoteles que abren las puertas de sus habitaciones a quienes no tienen dónde dormir, los taxistas trasladan gratis a quienes han de desplazarse en una ciudad que desde poco después de las cinco de la tarde late a otro ritmo y muchas tiendas facilitan comida y bebida: aunque ha golpeado a todos, nadie olvida que muchos de los afectados son turistas que no conocen Barcelona.

Al caer una noche que será larga, Daesh reivindica un ataque que ha provocado al menos 13 muertos y más de cien heridos. Trece años después del 11-M, España sufre un segundo atentado yihadista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios