www.madridiario.es

ASESINATO DE MIGUEL ÁNGEL BLANCO

Concentración homenaje a Miguel Angel Blanco convocada por el Ayuntamiento de Madrid.
Ampliar
Concentración homenaje a Miguel Angel Blanco convocada por el Ayuntamiento de Madrid. (Foto: Rebeca Lietor)

La pancarta de la polémica empaña el acto en memoria de Blanco

miércoles 12 de julio de 2017, 15:46h

En el homenaje que ha realizado la corporación municipal no han faltado los abucheos de los ciudadanos, que divididos en dos bandos, han recriminado y defendido a Carmena a partes iguales. Como ya anunció la alcaldesa, la pancarta no ha sido colgada.

Pocos minutos después del homenaje que ha organizado el PP en la Plaza de la Villa, los cuatro grupos municipales –Ahora Madrid, Partido Popular, Psoe y Ciudadanos- se han concentrado a las puertas del Palacio de Cibeles para recordar a Miguel Ángel Blanco, el edil asesinado por ETA en Ermua hace veinte años. Mientras poco a poco los ediles se iban arremolinado a la espera de Manuela Carmena, los asistentes -partidarios y detractores del Gobierno de Ahora Madrid- pasaban del murmullo a la crítica abierta.

No ha habido novedad, la pancarta no ha sido colgada. Tampoco ha sido una sorpresa el mensaje rubricado en la lona blanca sostenida por los responsables municipales y representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) -que han sido los responsables de convocar la concentración- en el que se podía leer "En el 20 aniversario de la muerte de Miguel Ángel Blanco, Madrid con todas las víctimas".

La alcaldesa sabía a lo que venía, por ello tras agradecer la asistencia de “todos” los presentes “los favorables a su persona y los que no” ha recordado la importancia de “ejercer” la democracia: “hay que escuchar al que habla aunque no siempre esté de acuerdo con nuestras ideas”. Carmena ha recordado a Miguel Ángel Blanco y ha reconocido la importancia de su figura en la lucha contra el terrorismo: “Hoy es una fecha importante. En aquel momento todos supimos que cuando la sociedad, en especial la vasca, fue capaz de romper con la actitud de silencio que había vivido hasta entonces, las cosas empezaron a cambiar”.

Rita Maestre, con dificultad por los gritos de algunos de los asistentes ha tratado de expresar el sentimiento de repulsa del Ejecutivo municipal y del resto de corporaciones tras el “asesinato del concejal”. Los pitidos y los insultos han crecido a medida que la portavoz hablaba, sobre todo, tras declarar que “este es el homenaje de todos los madrileños”.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha recordado el sentir de todos los madrileños durante la manifestación que tuvo lugar dos décadas atrás, cuando aún no se había anunciado el trágico desenlace del secuestro de Blanco. Villacís ha pedido que no se “apague” el recuerdo del edil asesinado y que siga presente en las generaciones futuras.

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Purificación Causapié, ha recordado a “Blanco y a todas las víctimas del terrorismo”. Causapié ha querido transmitir “la rabia y la impotencia” que se sintieron durante aquellos días. “Hace veinte años los ciudadanos de Madrid y de toda España dijimos `Basta ya`” ha dicho la portavoz que ha apelado a la unidad: “es importante que este homenaje lo hagamos todos juntos”.

José Luis Martínez-Almeida, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha repetido intervención. La diferencia con la de la Plaza de la Villa ha sido que en este escenario también ha recibido ración de abucheos. Tras reprobar a los exaltados, a los que ha avisado de que “quien abucheé y quien haga comentarios negativos se está equivocando ya que este es el momento de la unidad”, él mismo ha sido objetivo de los insultos de las dos corrientes de ciudadanos agolpados en torno a los ediles. Almeida ha incidido en la importancia de permancer unidos ante el terrorismo y ha transmitido la firme lucha del Ayuntamiento de Madrid contra el terrorismo: "por eso aquí hoy y ahora volvemos a decir lo que se dijo hace 20 años: basta ya"

Ni el sol de justicia, ni el hecho de que todos los políticos hubiesen abandonado la plaza han impedido continuar a votantes y detractores de Manuela Carmena con la batalla dialéctica. Unos cruces de acusaciones que ocurrían bajo la pancarta que reza “Refugees Welcome” y que cuelga desde 2015 de la fachada del Palacio de Cibeles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios