www.madridiario.es
Cuidarse el cabello de forma sostenible es posible
Ampliar

Cuidarse el cabello de forma sostenible es posible

El ser humano vive desde tiempos remotos preocupado por su aspecto físico, como muestran esas grandes figuras del pasado que llevaban a cabo excéntricos tratamientos de belleza. Pero hoy día quizás incluso más, dado lo mucho que nos exponemos a millones de usuarios a través de la Red. Por otra parte, las renovadas técnicas estéticas, que además de mostrarse efectivas tratan de llegar a públicos al margen de las élites.

No todo el mundo, sin embargo, puede someterse a un costoso tratamiento rejuvenecedor o, entrando en el campo de la cirugía, realizarse un aumento de pecho o una liposucción, las dos operaciones más demandas. Pero lo de usar productos específicos de cuidados del cabello o aplicarse un tinte o mechas es algo generalizado. Damos al pelo un protagonismo innegable a la hora de tratar nuestro aspecto físico.

Sin considerar las actitudes obsesivas, no es cuestión de superficialidad. La autoimagen personal condiciona la autoestima y la seguridad en uno mismo, y desde ese punto de vista, alguien emprende acciones no para estar más guapo, sino para sentirse mejor consigo mismo. Claro que tales prácticas no tienen que ser incoherentes con el estilo de vida o las convicciones de cada cual.

Por lo estudios y datos que llegan y por cómo se presentan éstos, con idea de crear conciencia, parecen ganar cada vez más peso los hábitos sostenibles, los que pretenden ser respetuosos con el medio ambiente. También en lo que respecta al cuidado del cabello

La cosmética natural

No hay nada más natural que emplear remedios caseros en el cabello. Ingredientes como el aceite de argán, el huevo, la miel o el limón, con unos beneficios específicos, pueden ser aprovechados también sobre el pelo. Además, reducen a cero el uso de químicos que pueden ser perjudiciales, especialmente si se tiene alguna alergia e intolerancia, y nocivos con el medio.

De hecho, el impacto ambiental y social de la industria química en la actualidad está en el eterno punto de mira de las asociaciones ecolologistas. Ecologistas en Acción, por ejemplo, señaló en el número 83 de su revista que cada año mueren cinco millones de personas en el mundo por su exposición a las sustancias químicas. “El problema de fondo que enfrentan los gobiernos”, citaba Fernando Bejarano en su artículo, “es definir y valorar los intereses que representan”. La ciudadanía, sin embargo, puede también utilizar su poder como consumidora.

Sabedoras de que la preocupación crece y de que el consumidor cuenta con mucha información y actúa en consecuencia, cada vez son más las marcas que acuden a etiquetas como cosmetica natural, cosmética saludable o cosmética ecológica. Sin embargo, en muchas ocasiones no es más que un gancho, una herramienta de publicidad.

En envase no está todo, hay que atender al contenido, a los ingredientes. Ayuda el identificar sellos de calidad como EcoCert, la Ecolabel de la Unión Europea o el del sistema de control CE de agricultura ecológica.

Los cortes de pelo de este 2017

Menos agresivo será un tratamiento específico (y menos impacto para la salud y para el entorno tendrá) si el cabello se cuida a día de la manera adecuada. Utilizando los mencionados productos ecológicos debidamente certificados, sí, pero también cortándolo como forma de revitalizarlo.

Los cortes de pelo media melena serán los que manden este 2017, según el blog femenino diariodeunachica.com. No hay que olvidar el revulsivo que puede llegar a ser un cambio de look a tiempo, buscando remarcar rasgos y potenciar la belleza natural de alguien para insuflarle autoestima. No todos los cortes de pelo 2017 son aptos para una persona, pero conviene repasarlos con detenimiento.

Los cortes de pelo tipo bob, cortos y rectos, que tan de moda estuvieron en los años 20; los de capas que tan setenteros resultan; o la versátil media melena que tan buenos resultados ofrece tanto liso como con ondas o con un rizado marcado, son los que seguiremos viendo este año.

Tratamientos capilares para prevenir

Los tratamientos capilares siguen un objetivo específico, pero en muchos casos pasa por un proceso intensivo de higiene que frene la caspa o elimine el exceso de grasa, como forma también se evitar la caída en un futuro. Hombres y mujeres, aunque más ellos porque la padecen más, se preocupan mucho por no sufrir los efectos de la calvicie.

En el campo de los tratamientos capilares, están adquiriendo mucha popularidad los productos Kérastase. Se trata de una de las marcas más respetadas en la rama, artículos que se venden asegurando resultados profesionales y que, como tal, llevan asociado un precio alto. Por ejemplo, un champú Kérastase puede superar los 40 euros.

Aunque pueda parecer un precio alto, cuando se persigue un objetivo concreto es mejor contar con un producto que resulte realmente efectivo, en lugar de ir probando más económicos que, al final, demostrarán que lo barato sale caro. Se puede recurrir al círculo más cercano o incluso a un profesional de confianza y, si cuenta con respaldo suficiente, es más que posible que funcione.

También es recomendable seguir los consejos de las organizaciones de consumidores, sobre todo para no caer en la trampa que precio alto es igual a efectividad, porque no siempre es así. En 2011, OCU se propuso averiguar cuál era el mejor producto del mercado. Analizó varios champús, y llegó a la conclusión de que los de marca blanca a 4 euros el litro son tan buenos como los que se pueden encontrar en parafarmacias, que se van a los 50 euros el litro o más. Este tipo de organizaciones se suelen preocupar no solo por el ahorro de los consumidores, sino también por su bienestar, directamente relacionado con las buenas condiciones del entorno.

Cuando el cuero cabelludo clarea: las fibras capilares

Cuando la calvicie va apareciendo, una solución temporal es recurrir a las fibras capilares. Las microfibras capilares actúan como un maquillaje capilar que disimula la pérdida de cabello, adhiriéndose al pelo existente gracias a su electricidad estática. Aplicarlas es muy fácil, pero sólo duran hasta el siguiente lavado, por lo que se trata de una solución temporal.

Habría que evitar el uso continuado de este método transitorio, menos aún si se trata de ser sostenibles. Podría usarse como solución circunstancial mientras se acude al especialista o mientras éste decide cuáles pueden ser las acciones para emprender, pero a la larga, habrá que someterse a un tratamiento o cirugía, con injertos por diversas técnicas.