www.madridiario.es
Arco abre sus puertas. Ifema.
Ampliar
Arco abre sus puertas. Ifema. (Foto: Salva Pons)

ARCO despide una edición menos provocativa pero capaz de reivindicar más

Por Javier López Macías
x
jlopezmadridiarioes/6/6/18
domingo 26 de febrero de 2017, 04:14h
ARCO cambia su registro pero no la finalidad.

En 2012, el artista Eugenio Merino metió al dictador Francisco Franco en una nevera, le puso nombre (Always Franco) y lo llevó a la feria de ARCO. Ha sido la polémica más sonada que ha tenido este evento en los últimos años. Y es que, el arte de provocar siempre ha encontrado su clímax en Arco; hasta ahora, cuando parece que los artistas presentes han decidido clamar por un mundo más justo de una forma más sutil.

En una pared de un stand del pabellón 7 de Ifema cuelgan portadas históricas de periódicos míticos. Anuncian la muerte de Lady Di (“Diana Dead”) y la de John Lenon (“Death of a hero”), la libertad de Nelson Mandela, el accidente nuclear de Fukushima o la captura de Saddam Hussein. También el golpe de Estado fallido llevado a cabo el 23 de febrero de 1981. La portada más antigua que luce esta obra de arte data del 11 de noviembre de 1918, fecha del fin de la I Guerra Mundial. Todas ellas están enmarcadas por Nuno Nunes Ferran, artista que firma debajo.

En otra pared, a menos de cien metros, lucen seis cuadros de mujeres disfrazadas de hombres que rezan que “una mujer artista es una contradicción en sí misma” (A female artist is a contradition in terms).

Mientras, a las afueras del pabellón, Mohamad Karaman, refugiado sirio, camina desnudo a la vez que Iván Sikic, artista peruano, le pega láminas doradas por todo el cuerpo.

Pese a sus diferencias, las tres obras evidencian una verdad irrefutable: Arco 2017 provoca menos pero reivindica más. La feria, abierta desde el pasado miércoles y que este domingo dejará de exponer 200 galerías de más de 27 países, ha sabido transformarse para mandar un mensaje consensuado y contundente. Los refugiados, el machismo, el nacionalismo y el racismo son los objetivos claros de un arte conceptual y moderno que traspasa límites más allá de los filtros de Instagram que miles de personas que pasean por los pasillos más cultos de Madrid estos días puedan llegar a poner. La conciencia no se puede editar.

Arco, lugar para el mecenazgo empresarial

Según el informe realizado por Clare McAndrew hace dos años, el impacto de ARCOmadrid en el mercado artístico de España representa el 60 por ciento del total de las ventas generadas en ferias de arte en el país.

A las adquisiciones que coleccionistas, profesionales, aficionados, instituciones, museos y fundaciones realizan cada año en la Feria, se suman otras iniciativas que fomentan el impulso de las compras y el reconocimiento de la creación artística.

Argentina viene para quedarse

El país de latinoamérica ha desembarcado en Arco para presentar uno de los contextos más activos del continente. Hasta un total de 12 galerías argentinas han sido seleccionadas para participar en el programa Argentina Plataforma/Arco.

La escena artística del país también está reflejada en el Foro que constituye la plataforma de reflexión e intercambio entre los individuados y las galerías.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
4 comentarios