www.madridiario.es

ENTREVISTA

Mario Casas en un fotograma de su último trabajo, 'Contratiempo', de Oriol Paulo
Mario Casas en un fotograma de su último trabajo, 'Contratiempo', de Oriol Paulo (Foto: Warner Bros Pictures)

Mario Casas: "El dinero y el poder pueden comprar la verdad y la mentira”

martes 03 de enero de 2017, 18:58h
Entrevistamos al actor Mario Casas, que este viernes estrena Contratiempo, el segundo largo del cineasta Oriol Paulo tras su excelente debut con El Cuerpo.

Año nuevo, película nueva. Mario Casas entra en 2017 con el buen pie de estrenar trabajo, y lo hace con un título tan esperado como Contratiempo, el segundo largo del cineasta Oriol Paulo tras el éxito de su ópera prima El Cuerpo. Un suma y sigue a la carrera de Casas, que se mete ahora de lleno en la revisita del director al misterio clásico.

Contratiempo arranca con el personaje de Mario Casas, un joven empresario de éxito, inconsciente en una habitación de hotel junto al cadáver de su amante. Todos los indicios apuntan hacia él como responsable de un crimen del que se declara inocente, por lo que su abogado le consigue una cita con la mejor preparadora de testigos del país para buscar las fisuras de un caso que parece cerrado. La película encierra a Mario Casas con Ana Wagener en una habitación y los somete a un duelo dialéctico en medio de una red de mentiras y medias verdades. Un reloj les recuerda que el tiempo para preparar la declaración corre y aplasta al espectador en la butaca mientras trata de descifrar lo que esconde cada uno de los personajes, ellos dos y el resto de implicados en la historia (Bárbara Lennie y José Coronado), que se presentan en la sala en forma de flashbacks que el director maneja a su antojo.

Mario Casas recibe a Madridiario en una cafetería de la madrileña Gran Vía en un estado en las Antípodas de la tensión que traspasaba la pantalla apenas unas horas antes en el pase de prensa. “Feliz”, dice.

¿Qué te sedujo de Adrián Doria, tu personaje en Contratiempo?

Creo que nos pasa mucho a los actores que, cuando empezamos a leer un guión, en la página diez o veinte ya notas que quieres hacer el personaje o la peli. Con Contratiempo me pasó. Adrián es un personaje que no es fácil, tiene muchas aristas y un arco tremendo. Es un tipo frío, que no empatiza, manipulador. Tiene muchos matices y se va descubriendo poco a poco cómo es. Desde luego que este es un papel más adulto, más maduro, con más aristas y más complicado de todos los que he hecho hasta ahora.

"Para mí es muy difícil trabajar la contención, soy de echarlo todo para fuera"

¿El más difícil?

Quizás. Yo, como actor, soy muy hacia fuera. Me gusta mucho, no sobreactuar, pero sí sacar las emociones. Aquí tenía que trabajar en una contención psicológica y física que para mí es muy difícil porque me gusta echar todo fuera. Para mí estarme quieto, sobre todo en ese piso encerrado con Ana Wagener, era muy difícil; me apetecía moverme, levantarme, chillar… Preparé el personaje durante dos meses antes del rodaje; parece que no, pero hay mucho trabajo detrás.

La película se mueve en el suspense puro y ahí están la ventana, el reloj… referencias claras nada menos que al maestro Hitchcock. ¿Está perdiendo el miedo el cine español?

Creo que están perdiendo el miedo sobre todo las nuevas generaciones de directores. Directores jóvenes que empiezan y no tienen miedo a retomar géneros, a tirar para adelante y a jugársela; no tienen miedo a ir a por todas. Por ejemplo, Paulo no ha tenido miedo a contar una historia de suspense al estilo de Hitchckok, unas formas estaban quizás más enterradas y las ha recuperado. En 2016 se ha demostrado que se han quitado muchos miedos: ha habido thriller policiaco, thriller de acción, thriller de suspense, comedia, comedia negra… todo tipo de géneros. Y creo que esto es importante para ir con el público español de la mano. El público español y el cine en general están reencontrándose, y la variedad de películas tiene mucho que ver.

¿Tienes en cuenta, a la hora de elegir trabajos, si la película va a atraer al público a las salas?

No, y creo que hacerlo sería un error. Eso es tarea del productor, que quiere ganar dinero. Yo lo que quiero es hacer mi carrera lo mejor posible y poder encontrarme en mi camino con personajes distintos. El personaje de Contratiempo no tiene nada que ver con el personaje de Toro, ni con el de Palmeras en la nieve o con el próximo que ruedo en febrero. El cine español tiene que funcionar y para eso es necesaria la industria y es necesario el arte. Así que ojalá Contratiempo sea un éxito, porque eso querrá decir que los actores, la industria, el arte y el cine podremos seguir haciendo películas. Y es cierto que Contratiempo tiene todos los ingredientes para que funcione: es una peli que, aparte de tener una calidad espectacular y grandes interpretaciones, tiene un punto comercial que puede llegar al público de una manera muy fácil. Pero ahora en febrero voy a hacer una película muy, muy pequeña, de seis semanas, en la que la pretensión no es que sea un taquillazo.

¿Es la ópera prima en ficción de Samu Fuentes?

Sí, Bajo la piel de lobo. Hago de un tipo que vive en la montaña, lleva 40 años siendo montañero, es cazador de lobos y baja una vez al año a vender las pieles. En una de ellas, uno de los que vive en el pueblo no puede pagarle las pieles y le regala a su hija, que es Laia Costa. Deberán vivir juntos y es un poco una relación entre un ermitaño y una chica de pueblo en los años 20-30. Es un drama romántico, casi como si dijéramos de La Bella y la Bestia; una película muy pequeña, con muy pocos personajes, en una casa. Me apetece mucho.

Contratiempo deja el poso de que, en según qué casos, la verdad sobre la responsabilidad de un delito no es lo que más importa a la hora de condenar o no a alguien.

En altas esferas, el dinero y el poder pueden comprar la verdad o la mentira. Hay grandes preparadores de testigos, grandes coachings, gente que puede comprar pruebas… Con dinero, poder y grandes abogados se puede llegar a muchos sitios o no llegar a ningún lado cuando se trata de la cárcel. Y lo vemos todos los días. Es un poco lo que cuenta al final esta historia.

"La vida no es lo profesional, sino la gente que te rodea, la familia, los amigos"

Ha pasado justo una década de la emisión de la serie televisiva SMS (2006-2007), que fue tu primer trampolín en la profesión. ¿Qué balance haces?

Ha sido una década maravillosa. Ya no sólo por el trabajo, en el que me siento un afortunado porque he conseguido cumplir mi sueño profesional. En lo personal ha sido igual de fantástica. En esta última década, toda mi familia y mis amigos son felices y están sanos, y para mí, al final, la vida es eso. La vida no es lo profesional, sino la gente que te rodea, la familia, los amigos. Eso es lo primero que me viene a la cabeza cuando pienso en estos diez años: la gente que me ha acompañado.

¿Algún deseo, en lo profesional, para la próxima etapa?

Que me vaya como me ha ido hasta ahora. Al final, lo bonito de esta profesión es que te llegan guiones y te sorprenden, como pasó con Contratiempo. Empiezas a leer y es tan increíble que te das cuenta de que siempre has querido hacer ese personaje aunque no lo sabías. Lo bonito es dejarse sorprender. Al final, el destino está ahí, como los directores, los guionistas y los actores. Hay que dejarse llevar.

¿Cómo se promociona una película de la que es mejor que el espectador no sepa antes de ir al cine?

Sí, la verdad es que debería hacerse la promoción después de que el espectador vea la peli. Supongo que, de primeras, uno de los reclamos principales es que El Cuerpo tuvo mucho éxito, gustó mucho al público. A toda esa gente que le gustó El Cuerpo le diría que, no es porque esté yo, pero Contratiempo está todavía mejor. Tiene esa energía, esa fuerza y ese enganche que tenía el cuerpo. Se van a mantener atrapados en la butaca, se van a convertir en detectives constantes, van a estar en tensión y yo creo que les va a atacar por un sitio psicológico que me parece muy interesante y muy atractivo. Pero, sobre todo, diría que no cuenten nada, que no hagan spoilers, que es como si vas a ver El Sexto Sentido y te la cuentan. Hay que dejar disfrutarla y comprobar si caes o no caes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Mario Casas: "El dinero y el poder pueden comprar la verdad y la mentira”

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3631 | E.T. - 08/01/2017 @ 22:06:17 (GMT+1)
    Ganas de ver la película. Buena entrevista!!!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.