www.madridiario.es
Acto de homenaje a Lucrecia Pérez
Acto de homenaje a Lucrecia Pérez (Foto: Somos Pozuelo)

Madrid recuerda a la primera víctima de la xenofobia

sábado 10 de diciembre de 2016, 15:57h
El Ayuntamiento de Madrid ha homenajeado este sábado en el Centro Sociocultural de Aravaca junto a la Embajada dominicana a Lucrecia Pérez, la considerada como primera víctima de la xenofobia en España. La Junta de Moncloa-Aravaca acordó por unanimidad dar su nombre a la confluencia de la calle Acamar con la calle Pico Ocejón, ya rebautizada.

La Junta Municipal de Moncloa-Aravaca y la embajada de la República Dominicana en Madrid han rendido un homenaje esta mañanaa Lucrecia Pérez, inmigrante dominicana que fue la primera víctima de xenofobia reconocida en el Estado español, asesinada hace 24 años -el 13 de noviembre de 1992-, por un grupo de ultraderecha, ha informado el Consistorio en una nota.

El acto ha tenido lugar hoy sábado en el Centro Cultural de Aravaca -calle de la Zarza, 20- y en el mismo ha estado presentes la concejala del distrito de Moncloa-Aravaca, Montserrat Galcerán y el cónsul de la embajada dominicana, Rafael Acosta. También ha asistido la fundadora de la asociación VOMADE-VINCIT (Voluntariado Madres Dominicanas. Voluntariado Integración Colectivos Internacionales de Trabajadores), Bernarda Jiménez y el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra.

Acosta, en su intervención inaugural del homenaje, ha agradecido a la Junta Municipal de Moncloa su implicación con el mantenimiento del recuerdo de Lucrecia y ha recordado que "el crimen no fue a la persona, sino a su condición de inmigrante".

El cónsul ha establecido en su discurso que a partir del asesinato de Lucrecia no sólo los dominicanos, sino todos los inmigrantes en España, sintieron miedo. "Hoy, ese pasado es historia, y el presente es una realidad con una sociedad cada vez más participativa, abierta y plural para todos y todas", ha declarado el diplomático.

Papel de la inmigración

Por su parte, Galcerán ha destacado el importante papel de los inmigrantes de cualquier nacionalidad en el Estado español: "Tengamos el valor de ser conscientes de que la gente que viene inmigrante a nuestro país nos aporta riqueza, no nos empobrecen". Además, la concejala ha apelado a la igualdad "sea cual sea el color de piel, la historia personal o la experiencia".

Todos los asistentes al evento han tenido la oportunidad de intervenir y expresarse durante el acto, que ha contado con una docena de intervenciones, entre ellas la de la hija de Lucrecia, Kenia.

Las intervenciones no se han ceñido al recuerdo de Lucrecia, sino que han trascendido a la defensa de los derechos humanos, la lucha "contra la xenofobia" y el deseo de "igualdad entre pueblos", en palabras de Ibarra.

Nombre de calle

El Ayuntamiento de Madrid a través de la Junta de Moncloa-Aravaca había acordado por unanimidad dar el nombre de Lucrecia Pérez a la confluencia de la calle Acamar con la calle Pico Ocejón. Todos los grupos municipales lo apoyaron en el pleno de febrero, y se hizo realidad en julio.

Con todo ello, es desde el distrito de Moncloa-Aravaca que se desea honrar su memoria y condenar los delitos de odio por razones de raza, de procedencia y de clase, en una sociedad que aún hoy está lejos de ser suficientemente respetuosa e inclusiva. De acuerdo con el último informe del Ministerio del Interior de 2015, la xenofobia es el principal motivo de los delitos de odio, habiéndose incrementado además con respecto a 2014. Por esta razón el Ayuntamiento de Madrid considera que no olvidar es absolutamente necesario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.