www.madridiario.es
Un grupo de manteros se concentra contra el plan del Ayuntamiento bajo el lema 'Sobrevivir no es delito'
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Un grupo de manteros se concentra contra el plan del Ayuntamiento bajo el lema 'Sobrevivir no es delito'

miércoles 28 de septiembre de 2016, 17:09h
Vendedores callejeros y varias asociaciones y redes de trabajo por los derechos de los inmigrantes se han concentrado este miércoles a las puertas del Palacio de Cibeles, durante la celebración del Pleno del Ayuntamiento, para mostrar su rechazo al llamado plan policial 'antimanteros' bajo el lema 'Sobrevivir no es delito'.
"Pedimos que no pongan más municipales en la calle porque no somos delincuentes, solo luchamos por sobrevivir", ha manifestado en declaraciones a los medios Malick, portavoz de los vendedores de Lavapiés. Éste ha recalcado que la venta callejera no es un problema de mafias, sino de personas que luchan por sobrevivir. "Sobrevivir no es un delito", ha apostillado.

Por otro lado, el portavoz ha negado que se haya producido ninguna agresión por parte de 'manteros' a la Policía Municipal y ha señalado que un "forcejeo" no es una agresión. "Llevamos un montón de años trabajando, nunca hemos hecho ninguna agresión a los policías", ha agregado. "No estamos haciendo daño a nadie, solo luchamos por sobrevivir, porque no hay trabajo, no tenemos solución", ha insistido, al tiempo que ha manifestado su deseo de que el Ayuntamiento les ayude a buscar una solución a través de un "plan social".

Topu, vendedor de rosas, ha apostado por buscar un acuerdo entre las "dos partes" y ha indicado que hay muchas cosas que se podrían hacer para "buscar una solución", entre las que ha citado la "tarjeta de ciudadano" o que el Ayuntamiento utilice a los vendedores para trabajos que necesite. Así, ha pedido "más comunicación" para llegar a acuerdos y ha dicho que "puede salir bien" porque "nadie quiere vender en la calle, es doloroso". Por otro lado, ha pedido a las autoridades que si quieren ir contra las mafias tienen que separar las cosas.

Desde las asociaciones ASPM, Interlavapiés, la red de Papeles por Derechos, cooperativa Mbolo Moye Dole y colectivo Migrapiés han manifestado su rechazo a un plan que "criminaliza la pobreza" y a ofrecer "soluciones policiales a problemas que nada tienen que ver con la seguridad", al tiempo que han pedido al Ayuntamiento que cumpla los compromisos de su propio programa.

Aseguran que la venta ambulante es, tanto en la capital madrileña como en muchas ciudades del mundo, "una de las múltiples formas que adopta la economía informal para procurar ingresos a una parte creciente de la población que se está quedando fuera de la posibilidad de acceso a renta por vías formales". En concreto, han exigido al Ayuntamiento que su compromiso de "generar empleo estable, digno y equitativo" o el de "mejorar la calidad de vida, reconociendo la diversidad de la población de Madrid" y "fomentar la sensibilidad hacia las minorías sociales" así como "desarrollar planes específicos contra la xenofobia".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios