www.madridiario.es

Los préstamos 'online' revolucionan la red: millones de españoles acuden al minicrédito

Se definen como empresas dinámicas y emprendedoras que siguen el modelo de las 'start-up' y que han surgido con la idea de ser una alternativa a la banca frente a la caída de los préstamos personales por la crisis económica. Llegaron a España como portadores de microcréditos de forma rápida, pero en pocos años han revolucionado el sistema copando el mercado en materia de préstamos 'online'. Es la revolución del microcrédito en la red, un nuevo modelo que se ha instalado de forma permanente al margen de la banca tradicional.

Este fenómeno mundial ha eclosionado de forma muy significativa en el caso español: los bancos habían cerrado el crédito para el consumo y la financiación de las familias y de las pymes. La necesidad de préstamos era acuciante y llegaron estas compañías que utilizaban la red para conceder en pocos minutos micropréstamos personales que ayudaran al cliente en un momento crítico, o lúdico-festivo, por ejemplo, unas vacaciones: en pocos minutos un microcrédito podía estar en la cuenta del apurado cliente.

Pero, además, llegaron con una importante novedad: sus directivos conocían los beneficios que suponían estos negocios aplicados a la 'web', y a esa amplitud de mercado que supone la revolución 'online' se incorporaron desde el principio estas 'start-up' de préstamos rápidos. Y ahora, apenas cuatro o cinco años después, son ya decenas de empresas de este tipo las que se mueven por internet. En cierta forma, han copado ya el espacio que la banca tradicional había dejado libre por efectos de la crisis.

El crecimiento del modelo se explica, entre otras cosas, por el hecho de que los pasos a dar por el ‘cliente’ son muy simples: las 'web's han sido creadas para que resulten atractivas, muy intuitivas y fáciles de usar; en definitiva, para que sean accesibles y se pueda calcular el importe del préstamo, las condiciones de devolución y la cantidad final a devolver con apenas unos 'clics'. Y todo ello sin necesidad de un experto o de un interlocutor al otro lado de la línea.

Por ejemplo, analizamos la 'web' de una de estas empresas 'online' de microcrédito, la de Moneyman, que podríamos presentar como un tipo medio de lo que se mueve en la 'web'. En realidad, todas esas 'start-up' permiten el acceso al microcrédito a través de tres pestañas a las que simplemente hay que clicar. En el caso de Moneyman -que hemos tomado como ejemplo, pero hay otras muy similares- es posible obtener un microcrédito de 50 a 1.200 euros máximo a través de tres pestañas: 1. la de la solicitud en sí misma, que pide datos que apenas conllevan una pérdida de tiempo de menos de 10 minutos; 2. se procesa la información 'online' y en sólo un minuto ya está la respuesta, y 3. se realiza instantáneamente una transferencia a la cuenta señalada.

Esta sencillez del procedimiento de la que hacen gala todas las empresas de microcrédito 'online' es lo que, sin duda, ha facilitado el rápido crecimiento del sector frente a la banca tradicional. Hablamos siempre, claro está, de un microcrédito que como mucho alcanza los dos mil euros.

En realidad, estas 'start-up' usan un sistema que avanza en el nivel del crédito según se avanza en el nivel de confianza del cliente. Es decir, que el sistema está diseñado para que, inicialmente, se puedan obtener pequeños cantidades en menos de 15 minutos de hasta un máximo de 300 € si es la primera vez que una persona solicita un crédito. Pero si esa misma persona utiliza la referida plataforma de forma continuada y responsable, su nivel de confianza aumentará, por lo que cada vez que solicite un nuevo préstamo le ofrecerán una cantidad mayor de dinero -hasta 1.200 € si ya es cliente de confianza- y mejorando las condiciones. Es lo que llamaríamos un sistema progresivo para fidelizar clientes.

También suele ser sencilla la fórmula para la devolución. Estas empresas disponen de una herramienta que facilita el cálculo del importe prestado, el tiempo de devolución y el importe a devolver. Por ejemplo, para un préstamo en una estas empresas 'online', como la ya citada de Moneyman, de 300 euros a pagar en un mes, el total a devolver sería de 399 euros para un cliente inicial. Pero a partir de 700 euros -el nivel de confianza ha aumentado y las condiciones se han mejorado de forma paralela- el cliente ya tiene la posibilidad de devolverlo en 3 meses.

Antes las posibles dificultades de los clientes, estas empresas ofrecen también la posibilidad de demoras, aunque aplicando una tabla de costes: en caso de retraso o falta de pago, el prestatario deberá pagar una comisión por impago fija de 30 € el segundo día, y un 1 % calculado sobre la cantidad prestada desde el tercer día de impago. Pasados 60 días de mora, el prestamista se reserva el derecho de reportar el caso a bureaus de crédito nacionales. Es decir, que aún se dispone de más de dos meses adicionales para ir haciendo efectivo el pago de la deuda.

En todo caso, y en definitiva, la sencillez de la concesión de estos microcréditos es tal que ha revolucionado el sector, como se apuntaba al principio: según datos oficiales, en 2014 -último año disponible- los préstamos personales superaron los 573 millones de euros, lo que supuso un aumento de un 20,82% más que en 2013. Además, el número de operaciones también aumentó en un 2,05%, con más de siete millones de contratos. Paralelamente, la inversión viva a finales de 2014 superó los 23 millones de euros, de los que 14 correspondieron a préstamos a la automoción y 8,8 millones a la financiación del consumo. Y por si fuera poco, la morosidad bajó en torno a 3 puntos, alcanzando el 7,77% en automoción (11,36% en 2013) y el 8,52% en consumo (11,26% en 2013).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.