www.madridiario.es
Farmacia
Ampliar
Farmacia (Foto: Juan Luis Jaén)

Farmacias madrileñas informarán sobre el uso de plantas para tratar estrés, insomnio o depresión

viernes 15 de enero de 2016, 15:29h
Varias farmacias madrileñas realizarán sesiones formativas sobre el uso responsable de medicamentos tradicionales a base de plantas (fitoterapia) para alteraciones como el insomnio, el estrés y la depresión leve, han informado los organizadores en un comunicado.

Se trata de la segunda fase de una campaña sanitaria lanzada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que cuenta con la colaboración de Laboratorios Arkopharma.

Los medicamentos tradicionales de plantas medicinales (MTP), dispensados en la farmacia, reúnen las garantías de calidad, seguridad y eficacia. La farmacia como establecimiento sanitario y el farmacéutico como profesional de la salud garantizan el uso responsable de los medicamentos, también de los medicamentos tradicionales de plantas medicinales.

Así, para combatir el insomnio pueden ser útiles plantas como la pasiflora, la amapola californiana, la valeriana, la melisa, la lavanda, el espino blanco y el lúpulo. Durante la campaña los farmacéuticos también recomendarán medidas higiénico-sanitarias que contribuyen a reducir los desórdenes del sueño, como evitar bebidas con cafeína desde seis horas antes de dormir o cenar de forma ligera. Estas plantas medicinales ayudan a conciliar y mantener la calidad del sueño, evitando los despertares nocturnos y sin generar dependencia.

En cuanto al estrés, puede mitigarse con plantas como la raíz de ginseng o la raíz de eleuterococo, por su acción estimulante; o la lavanda, la valeriana, o el lúpulo en los casos en los que está asociado a ansiedad.

Por último, en algunos casos de depresión leve, las plantas medicinales pueden contribuir a mejorar sus síntomas, por su actividad antidepresiva. Es el caso del hipérico o hierba de San Juan que contiene hipericina, un principio activo que actúa provocando un efecto global de la normalización de los neurotransmisores implicados en la modulación del humor, contribuyendo al equilibrio emocional.

Esta acción forma parte una campaña que se desarrolla en tres fases. La primera de ellas (entre septiembre y diciembre de 2015) abordó la fitoterapia en alteraciones digestivas más comunes; la segunda, fitoterapia en alteraciones nerviosas (entre enero y marzo 2016) y la última, fitoterapia en control de peso (entre abril y julio de 2016).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios