www.madridiario.es
    25 de junio de 2022

nuevo apolo

El Ballet Flamenco de Madrid, que dirige Luciano Ruiz, vuelve al teatro Nuevo Apolo con una versión flamenca de ‘Carmina Burana’, la cantata escénica de Carl Orff. El año próximo hará 80 años del estreno de esta partitura, que forma una trilogía con ‘Catulli Carmina’ y ‘El triunfo de Afrodita’. Seguramente es una de las piezas más representativas de la música sinfónico coral del siglo XX. En vida de su compositor (murió en 1982 a los 87 años) la interpretación de Carmina estuvo muy controlada y limitada por los elevados derechos económicos que se pedían. Pero en las últimas décadas su inclusión en todo tipo de creaciones escénicas ha llegado a ser, incluso, abusiva.

El actor Asier Etxeandia puso en marcha hace más de tres años un espectáculo musical que tituló 'El intérprete'. Fue una creación conjunta con el compositor Tao Gutiérrez. Ofrecieron una exitosa temporada en el Teatro de La Latina y fueron reclamados por numerosas ciudades de toda España. Volvieron el mismo año 2013 al Nuevo Apolo y, a la vista de la excelente salud del montaje, ahora regresan, también para una temporada limitada, al Teatro Calderón. Van a estar en este escenario hasta el 15 de mayo con actuaciones de viernes a domingo. Se han incorporado los músicos Enrico Barbaro y Guillermo González.

El teatro Nuevo Apolo reabrirá finalmente el próximo día 22 de septiembre, ocho días más tarde de lo anunciado. No ha sido posible completar todo el trámite burocrático tras el cierre a principio de verano. Este retraso recortará la ya breve temporada del espectáculo ‘Shagri-La’, que presenta el Ballet Chongging. Solamente estará en cartel entre los días 22 y 27, la próxima semana.

  • 1