www.madridiario.es
    27 de enero de 2022

Asociación Madrileña de Restauradores

El debate sobre las bodas en fincas rústicas está más de actualidad que nunca. El PP consiguió la pasada semana paralizar el intento de la izquierda para prohibir la moda de celebrar fiestas en lugares protegidos. Esta semana, la formación quiere sacar adelante su contrapropuesta para, aseguran, clarificar la ambigüedad reinante, todo un problema judicial. La reforma, en realidad, calca unos párrafos del borrador de la Ley del Suelo presentado por el Ejecutivo de Cristina Cifuentes en abril y que está paralizado ante un millar de enmiendas. Este autoplagio es un ejercicio de coherencia para el partido de gobierno y un atajo reprochable para la oposición. Mientras los ecologistas creen que el objetivo último del PP es legalizar la barra libre actual, los hosteleros publican listas negras de fincas "ilegales". El futuro de esta parcela de la vida pública madrileña dependerá, una vez más, de lo que decida Ciudadanos.

La Asamblea de Madrid adelanta a este miércoles su Pleno semanal por la celebración del Día de la Hispanidad. Podemos y PSOE buscan el apoyo de la Cámara para prohibir la celebración de actos sociales y eventos familiares en fincas rústicas. Asumen las críticas de los hosteleros, que ven una competencia desleal, y creen que afectan al medio ambiente madrileño. El portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, comparecerá a petición propia para explicar la crisis de gobierno una semana después de que la oposición reprochara la falta de detalles.

Más de dos tercios de los españoles consideran que las concentraciones, manifestaciones violentas y los actos de vandalismo perjudican gravemente la proyección turística de Madrid, frente a otras ofertas de su entorno, según una encuesta de Sigma 2 para la Asociación Madrileña de Restauradores (AMER).
  • 1