www.madridiario.es

¿Sabes lo que cubre tu seguro de coche?

Por MDO
jueves 04 de agosto de 2022, 08:56h

El seguro de coche es imprescindible a la hora de circular. Sin embargo, lo mínimo que se exige es que se trate de un seguro con cobertura a terceros; es decir, que cubra los daños que tu coche pueda hacer a un tercero en caso de un siniestro en el que hayas resultado culpable.

¿Sabes lo que cubre tu seguro de coche?
(Foto: Pixabay)

En el mercado podemos encontrar todo tipo de seguros de coches, con coberturas más o menos interesantes.

En este artículo vamos a echar un vistazo a algunas de las coberturas esenciales que deberías tener en tu seguro. Sigue leyendo para descubrirlas.

¿Cuáles son las coberturas esenciales de tu seguro de coche que ya debería tener contratadas?

1. Asistencia en carretera

La mayoría de los seguros ya incluyen la asistencia en carretera desde la modalidad de Terceros ampliados, junto con la cobertura de Responsabilidad Civil Obligatoria (que es la única cobertura que tendrás que contratar obligatoriamente).

Ahora bien, pueden existir ciertas diferencias dependiendo de la compañía.

Esta cobertura ofrece un servicio al usuario y otro al vehículo.

  • Al usuario le puede ofrecer un medio de transporte para que pueda llegar a su destino después de que su vehículo se haya estropeado y haya tenido un accidente. Puede que la compañía ofrezca el servicio desde el km 0, o desde el 15 o 25.
  • En cuanto al vehículo se refiere, lo más habitual es que se ofrezca asistencia desde km 0, pero suelen limitarse a remolcar el vehículo. Es decir, que puede que no cubran incidencias como que se haya pinchado una rueda, no tenga gasolina, se haya descargado la batería o se hayan perdido las llaves, por ejemplo.

La opción de asistencia carretera con Allianz Direct es una de las más completas, por lo que deberías echarle un vistazo.

2. Cobertura ante incendios

La cobertura ante incendios también suele estar incluida en la mayoría de los seguros.

El objetivo de la misma es dar protección al conductor por aquellos daños que se hayan producido en el vehículo debido a que se ha provocado un fuego, o por otras causas (podría ser por una combustión o cortocircuito).

La compañía aseguradora ofrecerá una determinada indemnización como concepto de los daños que haya tenido el vehículo. En esta cuantía también pueden agregarse los costes de extinción del incendio o los de extracción del vehículo.

Habrá que mirar en detalle la cobertura para determinar que exclusiones existen.

Ten en cuenta que tan solo podremos hacer valer esta cobertura en el caso de que el incendio se haya producido de forma ajena a la voluntad del usuario, con independencia de que el coche estuviese apartado o circulando.

3. Cobertura ante robos

La cobertura ante robos es muy recomendada en el caso de que se trate de un vehículo nuevo. Te en cuenta que cuánto más nuevo y más caro sea, más tentador será para los ladrones y mayores posibilidades existirán de que se produzca un robo.

Esta cobertura no solo puede proteger de que se lleven el robo, sino también de que puedan acceder al interior para hacerse con ciertos accesorios (como podría ser el equipo de música). También cubrirá los desperfectos que se hayan producido con el robo o con el intento de robo, tanto en el interior como en la tapicería.

Prácticamente todas las compañías ofrecen la cobertura contra robos en sus pólizas, aunque habría que ver las condiciones en caso de siniestro total (es decir, si se ha producido el robo completo del vehículo).

En este supuesto puede que tan solo ofrezcan el valor del vehículo nuevo durante los 2 primeros daños y a partir de ahí baje drásticamente.

4. Cobertura de Lunas

La cobertura de lunas no suele estar presente en la modalidad clásica de un seguro a terceros, pero si lo suele estar en terceros ampliados. Teniendo en cuenta que la diferencia de precio no es muy elevada, vale la pena pagar un poco más.

Mejora la póliza hasta el punto de que la compañía se encargará de abonar los daños que se hayan producido en las ventanillas laterales, parabrisas y en la luna trasera.

En la cobertura de lunas se incluirá la mano de obra, incluso hasta en el techo solar (en el caso de que estemos hablando de un elemento que incluía el vehículo por defecto).

5. Defensa jurídica

Además de las coberturas anteriores, la cobertura de Defensa Jurídica también debería ser imprescindible (y lo es en la mayoría de las pólizas).

Donde encontraremos la mayor diferencia es en el presupuesto que se dedica a dicha cobertura: lo habitual es que se mueva en intervalo que empiece entre los 1500€ y se extienda a un máximo de 3000€.

Es hora de revisar tu seguro de coche, de comprobar si tienes estas coberturas contratadas y, de no ser así, empezar a pedir presupuestos para saber cuánto te costaría integrarlas.